EL COVID-19 EN URUGUAY

Proyecto de descuento salarial a públicos hoy entra al Parlamento; su votación será exprés

Por otro lado, y según un relevamiento de la consultora Factum, dos tercios de los uruguayos están de acuerdo con las medidas del gobierno para enfrentar la crisis del coronavirus.

La ministra Arbeleche en conferencia de prensa explicando las nuevas medidas económicas. Foto: Darwin Borrelli
La ministra Arbeleche será recibida en la comisión de Hacienda. Foto: Darwin Borrelli

El proyecto de ley para aplicar el descuento salarial por dos meses a los funcionarios públicos que ganen más de $ 80.000 líquidos será aprobado de manera express en el Parlamento. Con la medida, el gobierno estima recaudar US$ 12 millones en dos meses para la lucha contra el coronavirus.

Mañana a las 10:30 el proyecto de ley ingresará al Senado, se votará un cuarto intermedio y se considerará a las 11:00 en comisión de Hacienda que recibirá a la ministra de Economía Azucena Arbeleche para que informe sobre la iniciativa.

A la tarde se vota en Senado y el jueves en la Cámara de Diputados.

Los uruguayos y las medidas del gobierno.

Un relevamiento de la consultora de opinión pública Factum indica que la mayoría de los uruguayos adultos y con acceso a internet, apoya las medidas adoptadas por el gobierno.

Nueve de cada diez encuestados coinciden con la mayor parte de la batería de medidas: suspensión de clases, del fútbol y de los espectáculos públicos; la disuasión de las aglomeraciones; la prohibición de visitar residenciales de ancianos; la rebaja salarial de los políticos y el fomento del teletrabajo.

Eso se traduce en que, a juzgar por los resultados del sondeo, dos tercios de los uruguayos entiende que la gestión de la pandemia que está haciendo el gobierno es “buena” o “muy buena”.

Incluso entre aquellos que en noviembre votaron a Daniel Martínez hay una mirada de cierto optimismo respecto a la actuación gubernamental: el 36% ve como buena o muy buena la gestión y hay un 33% que la considera irregular, pero no mala.

Una de las medidas más recientes, y que a priori podría pensarse como “polémica”, también recibe un amplio respaldo: la rebaja salarial a los funcionarios públicos que ganan por encima de $ 80.000 líquidos.

Entre el global de la población, la adhesión a esa medida es del 74%. Entre los funcionaras públicos es 61%. Lo curioso es que son “un poco menos” los profesionales independientes que apoyan esta política que los propios públicos.

Solo hay una medida que recibe resistencia de la población: el aumento de tarifas. Menos de un quinto de los encuestados aprueba esa idea y entre quienes votaron a Martínez ni siquiera alcanza al 5%.

El relevamiento fue efectuado a lo largo del pasado fin de semana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados