CARTA PERSONAL A STURLA

Prosecretario de Presidencia criticó informe de la Iglesia sobre la fragmentación social

A título personal y en su calidad de militante católico, Juan Andrés Roballo, alertó que la denuncia de los obispos tiene “un relato muy parecido al de los (productores) autoconvocados”.

Prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo. Foto: Presidencia de la República
Juan Andrés Roballo, prosecretario de Presidencia. Foto: Presidencia.

El prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, envió una carta a título personal en su calidad de militante católico al cardenal Daniel Sturla, en la que expresa fuerte molestia por el informe que ayer presentaron los obispos sobre la fragmentación social.

En la misiva, que publicó Subrayado, Roballo dice que existe una especie de sospecha de operación política coordinada con organizaciones políticas en lugar de señalamiento legítimo de las preocupaciones de la Iglesia Católica. La molestia, según el jerarca de gobierno, proviene desde diversos sectores cristianos.

La principal crítica que hace Roballo, que integra el Partido Demócrata Cristiano, es que “se denuncia fractura social, división del campo y la ciudad, infantilización de la pobreza, etc”, para luego argumentar que es “un relato muy parecido al de los (productores) autoconvocados, a una semana del informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) que da cuenta, una vez más, de la baja de la pobreza”.

En la carta a Sturla señala además que “se llegó a una baja histórica de la mortalidad infantil y se implementó un Sistema de Cuidados para los más desprotegidos, entre tantas otras cosas”. Según Roballo, hasta el nombre del documento de los obispos coincide con la consigna del sector Todos del Partido Nacional.

“A esta Iglesia se le está pasando por alto que al 2005 la pobreza era del 39,9% y más del 50% eran niños y adolescentes y ahora es de 7,9%. La indigencia al 2005 era del 7,9% y ahora es de 0,1%”, agrega Roballo.

“Duelen esos pobres e indigentes”, asegura el prosecretario, “pero son cientos de miles que salieron de esa situación y siguen saliendo”. Y también menciona los datos del desempleo, el cual “al 2005 era del 14% y hoy es del 8,2%. Vaya si hay que trabajar aún, pero el mismísimo (sic) Banco Interamericano de Desarrollo (BID) informó recientemente que Uruguay ostenta el primer lugar en calidad de empleo en Latinoamérica y el Caribe”.

Según Roballo, el documento de los obispos en su introducción al contexto al que hacen referencia parece más ubicado en el año 2004 que en el 2018.

En la carta también destaca que desde el punto de vista institucional, seguridad jurídica y financiera, así como en materia de transparencia, “nuestro país también ostenta el primer lugar en América Latina y el Caribe. Más aún, Uruguay también está primero en crecimiento continuo con inclusión social y reducción continua de la brecha social, según el Índice de Gini”.

Por último menciona que “el ingreso per cápita también es el más alto de América Latina” y destaca que Uruguay es “un país que está entre los 20 del mundo que califican como democracia plena”.

La carta está firmada no solo por Roballo, sino también por su familia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)