PASIVOS

Proponen pagar renta de $ 15.000 a jubilados

Sector de Raúl Sendic plantea reformar la seguridad social.

El aumento de la edad para jubilarse es uno de los temas de debate de la campaña. Foto: Darwin Borrelli
El aumento de la edad para jubilarse es uno de los temas de debate de la campaña. Foto: Darwin Borrelli

Al decir de José Mujica, el próximo gobierno “le va a tener que decir a miles de personas que deberán trabajar cinco años más para jubilarse”. Pero no todos dentro del Frente Amplio opinan igual. La Lista 711 de Raúl Sendic presentó una propuesta para que en lugar de aumentar la edad mínima para jubilarse se pague una renta básica a todos los mayores de 60 años.

La propuesta elaborada por el diputado Felipe Carballo (Lista 711), y adelantada este lunes al Secretariado del Frente Amplio, supone que toda persona de 60 años o más tenga derecho al cobro de un ingreso mensual de $15.000 sin ninguna contraprestación. La partida extra se sumaría a la jubilación que le corresponda a la persona y tendría un costo anual de US$ 3.480 millones.

Según los cálculos efectuados por el sector, esta cifra es menor a las transferencias realizadas por la sociedad uruguaya sea como impuestos específicos (IASS) o impuestos afectados (IVA) o asistencia directa al sistema de seguridad social en el año 2017, que ascendió a US$ 3.949 millones.

Esta política pública se financiaría a través de Rentas Generales, no estando sujeta a ninguna condición, salvo la edad y un mínimo de años de residencia en el país.

La partida recibida deberá de computarse para el pago del Impuesto a la Asistencia de la Seguridad Social (IASS), con igual sistema de franjas para definir el porcentaje de aporte.

Carballo dijo a El País que con esa propuesta se pretende cambiar “el eje de la discusión”, porque entiende que la solución al problema de la seguridad social “no pasa por aumentar los años de aporte”. “No compartimos lo que han dicho algunos dirigentes políticos, lo que dijo Mujica o lo que dijo la senadora Verónica Alonso”, señaló en defensa del pago de una renta básica universal para los mayores de 60 años.

El diputado del sector de Sendic dijo que lo presentado es una propuesta, no un proyecto de ley cerrado. La intención de colocar este tema sobre la mesa apunta a generar un debate nacional donde se busquen acuerdos entre los diferentes partidos políticos.

La solución planteada por Carballo implica la creación de una “caja única” que administre todas las cajas públicas como la Militar, Policial y del Banco de Previsión Social (BPS). “Con este planteo nos estaríamos evitando el déficit de la Caja Militar, porque le estaríamos asegurando a todas las personas que tendrán una jubilación y una renta básica”, afirmó.

Esto implica que se elimine todo el sistema mixto de las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAP). “Estamos planteando un único sistema administrado por el Banco de Previsión Social, las AFAP desaparecen. Si hay una persona que quiere hacer un ahorro por su cuenta lo podría hacer”, precisó el diputado. Consideró que por este nuevo sistema, las jubilaciones superarían las actuales en materia de montos.

Carballo aclaró que la política que propone “no se aplica de un día para el otro”, sino que requiere de lo que se llama un “régimen de transición”. No descartó que para ponerlo en práctica se requiera algún tipo de asistencia financiera internacional dependiendo de los límites que se establezcan al nuevo sistema de seguridad social propuesto.

En el sector de Sendic sostienen que esta reforma de la seguridad social supone dar certezas a todos los mayores de 60 años sobre los ingresos que cobrarán cada mes. “No estamos planteando nada descabellado, planteamos esto porque buscamos darle seguridad a la gente en la etapa final de su vida”, concluyó el legislador de la 711.

Aseguran que subir edad para jubilarse no es una solución

La discusión sobre la reforma de la seguridad social está encima de la mesa, dada las crecientes transferencias de Rentas Generales al sistema. En 2017 fueron US$ 582 millones y la previsión para el 2018 es que sean US$ 691 millones los que se terminen por volcar solo al Banco de Previsión Social (BPS). Si a eso se suman los impuestos que tienen como destino ese organismo, más la asistencia a otras cajas, el aporte del gobierno central para el pago de jubilaciones y pensiones llega a 4,9% del PIB.

La reducción de la relación de activos y pasivos afecta las fuentes de financiamiento del sistema y su sostenibilidad a largo plazo. El ministro de Economía Danilo Astori viene reiterando desde hace meses que el próximo gobierno, sea cual sea su signo, deberá encarar una profunda reforma de los fundamentos del sistema. Algunos precandidatos como el senador Luis Lacalle Pou (Partido Nacional), el expresidente del Banco Central Mario Bergara (Frente Amplio) y el empresario Juan Sartori (Partido Nacional) han coincidido en la necesidad de abordar esta problemática.

Está demostrado que los uruguayos se jubilan en promedio a los 64 años, lo cual según la Lista 711 destierra la idea de que subiendo la edad jubilatoria se puede mejorar el financiamiento del sistema. También consideran que “bajar las prestaciones mediante la baja en la tasa de reemplazo, implicará que las jubilaciones -que hoy son magras- sean aun peores”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)