PROYECTO DE LEY SOBRE TEMAS SENSIBLES

Proponen crear una comisión para dirimir dilemas bioéticos

La iniciativa del diputado Rodrigo Goñi apunta a que muchos de estos planteos, antes de discutirse como leyes en el Parlamento, sean abordados en la Comisión Nacional de Bioética.

Diputados comenzará a discutir el proyecto de comisión de bioética presentado por Rodrigo Goñi. Foto: Estefanía Leal
Diputados comenzará a discutir el proyecto de comisión de bioética presentado por Rodrigo Goñi. Foto: Estefanía Leal

Proyectos como el de la maternidad subrogada o la internación compulsiva de adictos deberán ser discutidos en una comisión de bioética, si se aprueba un proyecto de ley que presentó el diputado y coordinador de bancada del Partido Nacional, Rodrigo Goñi.

La iniciativa apunta a tratar “temas actuales” y muchos de ellos polémicos, como los mencionados y otros, entre los que podrían estar el trato hacia los animales, el acceso a los datos genéticos de las personas y el derecho de privacidad. Goñi pretende que muchos de estos planteos, antes de discutirse como leyes en el Parlamento, sean abordados en la Comisión Nacional de Bioética que daría su visión sin una resolución vinculante.

En el caso de la eutanasia, el legislador dijo a El País que si bien hubiera correspondido tratar el proyecto del diputado Ope Pasquet, para que no se entienda que hay intencionalidad en la creación de la Comisión Nacional de Bioética (porque él está en contra), está dispuesto a dejar el tema afuera.

Según establece el proyecto, la comisión tendrá carácter independiente y pluridisciplinario, y podrá elaborar estudios y dictámenes acerca de conflictos éticos existentes en el campo de la salud o que tengan importancia para la preservación de la vida humana.

Diputado Rodrigo Goñi.
Diputado Rodrigo Goñi. Foto: Archivo El País.

De aprobarse, el ámbito contará con un total de 15 miembros titulares honorarios que serán designados por una comisión con representantes del Legislativo, el Ejecutivo, el Poder Judicial y el Sistema de Educación.

Delia Sánchez, profesora de la Unidad Académica de Bioética de la Facultad de Medicina, dijo a El País que en Uruguay funcionan dos comisiones: una de ética de la investigación en salud y otra de calidad asistencial. Pero ninguna de ellas tiene el cometido que se le quiere dar al ámbito propuesto por Goñi.

Sánchez señaló que temas como la eutanasia, el impacto de las modificaciones al genoma humano en las siguientes generaciones o el uso de transgénicos en la agricultura son asuntos a abordar. “En general, son temas que trascienden lo inmediato y necesitan una prospectiva ética acerca de hacia dónde va la ciencia”, dijo.

Como ejemplo citó el tema de las “quimeras”, donde a un animal se le implantan células humanas para obtener órganos que en el futuro sean más compatibles para trasplantes, pero el punto está en el límite de estas investigaciones. “Hay una cantidad de dilemas de cosas que ya no son ciencia ficción, que se están estudiando actualmente en laboratorios. Por ejemplo, el útero artificial”, añadió la especialista. Por su parte, la profesora de Bioética en la Udelar Mariana Blengio dijo a El País que “la creación de una comisión en la materia constituye una asignatura pendiente”, aunque el tema está en agenda desde 1990, cuando se crearon los primeros espacios de este tipo en el ámbito del Sindicato Médico y de los centros hospitalarios.

“En lo que refiere a la ética de investigación con seres humanos, no se registra a la fecha una ley específica que regule el tema y todas sus aristas”, explicó Blengio. En el pasado, se intentaron aprobar proyectos para la creación de comisiones bioéticas, pero fracasaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados