CONTROLES

Presumen que problemas políticos traban patrullaje militar en la frontera

En octubre de 2018 los partidos aprobaron por unanimidad la ley 19.677 para implementar el control fronterizo con las Fuerzas Armadas. Pero hace diez meses que el gobierno no la reglamenta.

Control militar en la frontera uruguaya. Foto: Archivo El País
Los efectivos ya están listos para la vigilancia de la frontera. Foto: Archivo El País.

Que la frontera es porosa, especialmente al narcotráfico, lo dicen todos, el gobierno y la oposición. Por eso en octubre de 2018 los partidos aprobaron por unanimidad la ley 19.677 para implementar el control fronterizo con las Fuerzas Armadas. Pero hace diez meses que el gobierno no la reglamenta y por eso no se aplica.

La ley encomienda a las Fuerzas Armadas tareas de vigilancia y apoyo en la frontera y hasta 20 kilómetros hacia adentro, sin incluir los centros poblados. Eso supone una gran superficie, de unos 34.000 kilómetros cuadrados, es decir casi un 20% de todo el territorio nacional.

Ya en el mes de febrero, el presidente de la comisión de Defensa del Senado, el nacionalista Javier García, se reunió con el entonces jefe del Ejército Guido Manini Ríos quien le informó que hay alistados 500 efectivos para enviarlos a la zona de frontera, y tiene a otro contingente similar en reserva.

Para García, se trata de una demora con olor a elecciones. Dijo a El País que hay “un evidente problema interno del Frente Amplio, donde hay sectores que no quieren aplicar la ley porque 500 soldados estarán en la frontera”.

Proponen el apoyo de drones

El ministro Bayardi recalcó que "no hay frontera en el mundo que no sea porosa al narcotráfico" y anunció que se estudian los protocolos de actuación. “Bayardi dijo que pensaban hacer el control con drones. Las fronteras son un colador, tenemos un problema serio de narcotráfico. Nada suple el control pie a tierra. Lo tecnológico es complementario”, dijo el senador García.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error