Un arma de doble filo

Políticos buscan medidas para evitar noticias falsas en redes

El MPP analiza convocar a jefes de campaña para hablar de posible autorregulación.

Lucia Topolansky tomando fotos con celular en el acto político. Foto: Marcelo Bonjour
Lucia Topolansky tomando fotos con celular en el acto político. Foto: Marcelo Bonjour

En tres días, la senadora y precandidata nacionalista Verónica Alonso recibió 570 mensajes de WhatsApp después de promocionar un número telefónico para que se comunicaran con ella. Las redes sociales van ganando espacio en la contienda electoral, pero en la sombras aparecen las noticias falsas que amenazan con hacer de la campaña una especie de "guerra sucia".

¿Qué lugar le dan los diferentes candidatos y sectores políticos a las redes sociales? La respuesta es siempre la misma, jugarán un papel central en el 2019, pero no sustituyen el contacto cara a cara. Facebook, Twitter, Instagram y WhatsApp son elementos infaltables a tener en cuenta por cualquier político que aspire a ser electo.

Alonso entendió que el WhatsApp "permite llegar directamente a la gente", sin necesidad de intermediarios co-mo lo son los dirigentes políticos. Por eso, ella misma se ocupa de grabar los audios que envía por esa red social a los seguidores. La idea de utilizar esta vía es del grupo Compromiso con el Cambio, que apoya la candidatura de la senadora.

Las llamadas "fake news" o noticias falsas pueden ser usadas también para alcanzar un rédito electoral. Para prevenir su utilización, Alonso es partidaria de legislar cuanto antes (si es posible antes de las elecciones). "Hay que hacer que sea un delito penal el uso de todos estos trolls (NdeR: divulgadores de noticias maliciosas) en Twitter y la divulgación de las noticias falsas", dijo a El País. Para eso tomará como base información que maneja el Ministerio del Interior y un proyecto de ley del senador colorado Pedro Bordaberry.

El Movimiento de Participación Popular (MPP), sector del expresidente José Mujica y mayoritario dentro del Frente Amplio piensa comunicarse en marzo de 2019 con los responsables de las campañas electorales de todos los partidos políticos para conversar acerca de una autorregulación en materia de redes sociales. "La idea es convocar a una especie de acuerdo. Un espacio en común donde se desmienta lo falso. Puede ser juntarnos cada 15 días y que sea todo el aparato político que legitime la calidad democrática. No le sirve al Uruguay una campaña de trompadas", dijo a El País el responsable de comunicación del MPP, Camilo Cejas.

El sector empezó hace un tiempo con la iniciativa de enviar una vez por semana por WhatsApp las "noticias verificadas" para evitar justamente las "fake news". Actualmente hay más de 2.700 personas que reciben estos mensajes.

Más allá de estas iniciativas, el sector que cuenta con 78.000 seguidores en Facebook y 16.500 en Twitter sigue apostando como principal estrategia al contacto cara a cara, por medio de las llamadas "mateadas". "Las redes generan tendencias y desactivan otras, pero ahí no está la búsqueda del voto, el voto se gana en la calle", advirtió Cejas.

Para el sector Todos, del precandidato nacionalista Luis Lacalle Pou, lo digital es "una buena herramienta", pero no puede ser la estrategia central de una campaña. "No es un proyecto en sí mismo con vida propia donde se ganen adeptos por sí solos", dijo a El País Roberto Lafluf, director de Avisa y responsable del área de comunicación del sector de Lacalle Pou. Según explicó un eje central debe pasar por el análisis de los datos de las redes sociales.

Instagram

A medida de que se acercan las elecciones de 2019, los candidatos y dirigentes aumentan su presencia en las redes sociales como Twitter, Facebook y WhatsApp. En esta campaña, el uso de la red social Instagram, aplicación que permite subir fotos y videos a la red, será mucho más fuerte que en la anterior del año 2014.

El sector de Lacalle Pou ya tiene identificada una cantidad de bots (perfiles falsos de Twitter manejados a través de programas informáticos) que permanentemente están generando "fake news" o información maliciosa.

"Los tenemos identificados y no hacemos absolutamente nada porque no generan efecto", añadió Lafluf. Por lo que reivindicó el rol que juegan los medios a la hora de chequear la información.

En el comando del senador nacionalista Jorge Larrañaga le otorgan importancia a las redes sociales y tan así es que él anunció su decisión de ser candidato, en junio de 2017, en un video difundido en Facebook. Larrañaga interactúa en esa red, Twitter e Instagram y también emplea el WhatsApp para llegar directamente a su electorado. Mientras no haya una regulación clara de las "fake news", para su comando de campaña la receta a aplicar "es actuar rápido y desde la verdad".

El precandidato colorado Ernesto Talvi, quien desembarcó en la política recientemente, le dará importancia a las redes sociales como elemento clave para llegar "a grandes cantidades de gente". Sin embargo, desde el área de comunicación del sector Ciudadanos se advirtió a El País que estas herramientas solo son útiles "en la medida en que el mensaje sea auténtico, inspirador y genere confianza". En términos concretos, consideran que la única forma de revertir las noticias falsas es "con la verdad".

Por su parte el senador y candidato por el Partido Independiente Pablo Mieres tiene claro que "hay que tener cuidado con marearse y creer que el mundo son las redes, pero el peor peligro también es subestimarlas". Por eso, lo que más le preocupa son las noticias falsas y "la guerra sucia" que se pueda generar en las redes sociales.

El uso de Twitter y WhatsApp

Verónica alonso - precandidata esperanza nacional
Verónica alonso - Precandidata Esperanza Nacional. Foto: Darwin Borrelli
"Mucha bronca"

"Además de darme mucha bronca lo de las noticias falsas, me genera preocupación todo el tema de los perfiles falsos en Twitter, más que nada por los que piensan que con campañas negativas se pueden generar réditos políticos".

Pablo Mieres - Candidato del Partido Independiente
Pablo Mieres - Candidato del Partido Independiente. Foto: Francisco Flores
"No marearse"

"Hay que tener cuidado con no marearse con las redes sociales (...) A eso de enviar WhatsApp le tengo un poco de miedo, es como cuando te llaman para ofrecerte una tarjeta de crédito, te embola (sic) y podes recibir un efecto negativo".

Sanguinetti, el "veterano" con método más moderno
Expresidente Julio María Sanguinetti. Foto: archivo El País.

Para el expresidente Julio María Sanguinetti esta campaña tiene algo muy diferente a todas las que anteriormente protagonizó. Ayer por la tarde hizo su segundo Facebook Live desde el lugar donde trabaja habitualmente, rodeado de sus libros. De camisa celeste, corbata y chaleco rojo, el expresidente se enfrenta a todo tipo de preguntas y todo es transmitido por el Facebook de Batllistas.

Según dijo Sanguinetti a El País, el primer Facebook Live tuvo unas 50.000 visitas y generó muchos comentarios. "Lo más comentado no son las apreciaciones políticas, sino las personales, por ejemplo cuando me preguntaban acerca de las mascotas y yo decía que son amigos y miembros de la familia. Es entretenido, muy espontáneo y lo curioso que aparecen mucho las preguntas de carácter personal", señaló.
En una especie de evaluación en línea de su primer Facebook Live Sanguinetti dijo ayer: "Muchos comentan el veterano sale con el método más moderno, me arrastraron los muchachos y en buena hora, porque se ha generado un diálogo interesante". Consultado por Lilián de Paysandú acerca de cómo se arregla la seguridad, Sanguinetti opinó que se debe terminar con la demagogia "de que se arregla en diez minutos". Para él, el gobierno debe motivar a la Policía: "Un ejército desmoralizado no gana una guerra. Hay que establecer la autoridad y el compromiso".

LAS REDES EN LA CAMPAÑA

Mujica es tendenciasin Twitter

El expresidente José Mujica es uno de los pocos políticos que en Uruguay no tiene una cuenta de Twitter. En más de una oportunidad él mismo ha señalado que pertenece a la generación del "lápiz y papel" y recientemente pidió no caer "en la ofensa gratuita" en redes sociales en esta campaña.

Pero no tener una cuenta en Twitter, no es un impedimento para que haya sido en más de una oportunidad tendencia en esa red social.

"Pepe no tiene redes, pero nos reunimos con una empresa especializada y nos mencionó que en una medición realizada él aparecía como el principal político que aparece en las tendencias y con menciones positivas", dijo Camilo Cejas, de comunicación del MPP.

El empleo, seguridad y jubilación

La precandidata Verónica Alonso (Esperanza Nacional) está recibiendo mensajes de apoyo y consulta sobre los más diversos temas a través de la red de mensajería WhatsApp. Muchos de los comentarios se repiten y están vinculados a políticas de empleo, qué pasará con la seguridad, el costo del Estado y su propuesta para aumentar la edad mínima de jubilación, lo que según ella permitiría un aumento de $ 5.000 en las pasividades mínimas. Por WhatsApp recibió este mensaje: "Escuché una propuesta tuya para tratar de solucionar el tema del BPS. Evalúe la idea de aumentar la edad a 65 años... No sé si es la solución ideal. ¿No deberíamos tratar por el lado de aumentar la tasa de natalidad? Gracias por el intercambio".

"No hay que alimentar a los bots"

"No alimentar a los botas es la consigna. El bota es una especie de virus que se alimenta en el ámbito real", señaló a El País Roberto Lafluf, director de Avisa y responsable del área de comunicación del sector Todos del senador y precandidato nacionalista Luis Lacalle Pou.

Un bot es un tipo de programa informático capaz de imitar el comportamiento humano en una red social como Twitter. El problema que tienen quienes utilizan este tipo de programas, que están cada vez más disponibles en el mercado, es que tiene una capacidad alta de desprestigiar y es muy fácil que descubran al responsable de tal campaña por medio de las redes sociales, explicó Lafluf.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º