REPERCUSIONES 

Polémica por el retiro de Uruguay del TIAR

Referentes de Lacalle Pou y Talvi exigen ser escuchados en decisiones de largo alcance.

Uruguay fue el único país de la OEA que votó en contra de la resolución del TIAR que afecta a los funcionarios de Maduro. Foto: EFE
Uruguay fue el único país de la OEA que votó en contra de la resolución del TIAR que afecta a los funcionarios de Maduro. Foto: EFE

El gobierno resolvió retirar a Uruguay del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) tras la aprobación de una resolución que persigue a funcionarios del régimen venezolano con vínculos con el narcotráfico o relacionados con violaciones de los derechos humanos.

Para el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, la resolución del TIAR “sienta un gravísimo precedente en materia de derecho internacional, particularmente en lo relativo al principio de la resolución pacífica de las controversias y al principio de la no intervención, incluyendo la posibilidad de una intervención armada”.

En conferencia de prensa, Nin se mostró contrario a la sanción de funcionarios del régimen. “Uruguay no puede acompañar ni permitir una medida de esta naturaleza que permite ingresar extranjeros a un país a capturar, extraditar y sancionar sin el consentimiento del país”, remarcó.

La oposición cuestionó la actitud de la cancillería. Diego Escuder, principal asesor del candidato Luis Lacalle Pou en relaciones exteriores, lamentó la forma en que se decidió. “Más allá de las críticas o no que se le puedan hacer al propio instrumento jurídico TIAR, el hecho de abandonar el tratado en este preciso momento no hace más que continuar la línea que viene implementando el Uruguay de dejar de participar en estrados internacionales en virtud de nuestra dificultad de condenar el régimen de Maduro y sus violaciones a los Derechos Humanos”, afirmó. En tal sentido, recordó que semanas atrás Uruguay se retiró de la Asamblea General de la OEA. “Esto no hace más que apartarnos del escenario multilateral y de nuestra rica tradición en defensa de los derechos humanos. Si Uruguay puede votar, en contra como lo hizo, sobre la aplicación de ciertas medidas, ¿por qué irse al no compartir la aplicación de las mismas?”, preguntó Escuder.

El asesor recordó que la decisión fue asumida por “un gobierno que está dejando el poder” en meses. “Después dicen que quieren una política exterior de Estado. Esto merece un proceso de discusión de todas las fuerzas políticas que no puede ser tomado en forma unilateral por un gobierno de la noche a la mañana”, dijo. En tanto, el embajador Agustín Espinoza, referente en materia de relaciones exteriores de Ernesto Talvi, recordó que el debate sobre la presencia de Uruguay en el TIAR no es nuevo y que “no es un mecanismo simpático para muchos países que lo integraban”. “Surgió después de la Segunda Guerra impulsado por Estados Unidos porque temía por el avance del comunismo en América Latina”, señaló.

Para Espinoza, la resolución aprobada por el TIAR incluye medidas “más suaves” de las que puede llegar a tomar. “No se adopta ninguna de las medidas que aparecían como una amenaza importante, se hablaba de intervención militar, bloqueos económicos y rupturas de relaciones diplomáticas. Lo que Uruguay no aprueba es una comisión de investigación sobre funcionarios vinculados al narcotráfico”, explicó. Los líderes de la oposición no fueron consultados sobre esta decisión que se concretará dentro de dos años. Para el profesional, Uruguay podría haber salido en el marco de un acuerdo de los partidos políticos.

“Yo hubiera preferido que la denuncia del TIAR se hiciera en el marco de una política exterior de Estado. Hoy en día esas políticas las resuelve el partido de gobierno”, dijo Espinoza.

Para el diplomático, la salida del TIAR no tendrá consecuencias para Uruguay.

Contra los miembros del régimen.

La resolución del TIAR implica “identificar o designar personas y entidades asociadas al régimen de Nicolás Maduro involucradas en actividades ilícitas de lavado de activos, tráfico ilegal de drogas, terrorismo y su financiación y vinculadas a redes de delincuencia organizada transnacional”. Ordena a los países miembros aplicar las medidas “disponibles para investigar, perseguir, capturar, extraditar y sancionar a los responsables y disponer el congelamiento de sus activos ubicados en los territorios de los Estados partes del TIAR, de acuerdo con los ordenamientos jurídicos”.

Por otro lado, se resolvió identificar y castigar a personas que ejercen o han ejercido como altos funcionarios del régimen de Maduro que “hayan participado en hechos de corrupción o violaciones graves a los derechos humanos”. Además, encarga a las unidades de inteligencia financiera de los estados a elaborar un listado de personas vinculadas al régimen y crea una red operacional para investigar hechos de lavado de activos, tráfico de drogas, terrorismo y su financiación por “personas vinculadas al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro”.

Nin viaja a Nueva York

El canciller Rodolfo Nin Novoa llamó a conferencia de prensa para hacer el anuncio. En la oportunidad aclaró que “Uruguay tomó la decisión de votar en contra de esta resolución, no a favor del gobierno de Venezuela sino a favor del derecho internacional y de la paz”, declaró. Nin Novoa viajará a Nueva York para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados