La interna frenteamplista

Plantean un plebiscito para frenar a Sendic

El sector del exvicepresidente organizó una campaña en su defensa en las redes sociales.

El vicepresidente se reunió con sus militantes en la sede de la 711. Foto: M. Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

Inspirada en la campaña ¡Eu sou Lula! en Brasil, la Lista 711 lanzó ayer en Twitter la consigna "Soy Sendic" para responder a ministros, precandidatos y dirigentes que reclaman al exvicepresidente dar un paso al costado y evitar su candidatura al Senado. Desde la otra vereda, militantes no descartan convocar a un plebiscito interno del Frente Amplio para impedir su postulación.

El despliegue en la red social es solo el inicio de la batalla que piensa dar el sector en defensa de su líder. Ministros, precandidatos y hasta la vicepresidenta Lucía Topolansky (MPP) opinaron que Sendic debe desistir de su intención de ser candidato al Senado como una especie de "gesto político" y eso irritó a los militantes de la Lista 711.

"La reacción fue inmediata y la gente se sintió muy mal. Muy tocada por eso de que no podríamos elegir a quien queremos como representante de nuestro sector. Es un tema de democracia interna", explicó a El País la secretaria de organización de la Lista 711, Mercedes Romero. Sostuvo que no es que haya sido el grupo político el que inició la campaña, sino la militancia. "Canalizamos las expectativas que tenía la gente. Es un pedido de la militancia de tomar diferentes acciones y se pusieron de acuerdo", dijo.

El "Soy Sendic" pretende colocarse en lugar del exvicepresidente y ponerse la camiseta ante los cuestionamientos que se multiplican día a día. Romero dijo que la respuesta es a ministros y precandidatos que hicieron declaraciones "totalmente fuera de lugar". Una de las más duras fue la ministra de Educación María Julia Muñoz, que ayer dijo no creer que haya gente "afín a ser representada por Sendic", consignó Montevideo Portal. Una semana antes, había afirmado que el exvice "debería dedicarse cinco años" a recibirse de médico.

María Julia Muñoz: seguirá usando el “ellas y ellos” en los actos públicos. Foto: Darwin Borrelli.
María Julia Muñoz. Foto: Darwin Borrelli.

Sendic no está en el país, ya que viajó a participar de un encuentro sobre primera infancia en Monterrey (México) y tiene pensado regresar un día antes del Plenario previsto para el 10 de noviembre. A su regreso, su grupo piensa continuar con la política de recorrer comités de base. Esto abarca tanto a Sendic como a los dirigentes más reconocidos del sector.

"Pensamos seguir en el camino del diálogo directo con la gente y la idea nuestra es acercarnos a la militancia del comité de base", señaló Romero. También son partidarios de visitar ferias "para disipar dudas" y "charlar con la gente".

Firmas.

Hasta ayer 3.800 personas habían firmado una carta en la plataforma change.org pidiendo al Plenario del Frente que se inhabilite a Sendic.

Inés Vidal, exintegrante del Colegio Médico, que inició el petitorio, celebró que la recolección de firmas colocara "el tema de la necesaria ética de nuestros candidatos en el centro de la discusión política nacional".

"A medida que las firmas aumentan, crece nuestra contribución a fortalecer la postura en el Plenario de quienes sí quieren ser consecuentes con el dictamen del Tribunal de Conducta Política. Esto no quita que estemos pensando nuevas formas de lograr nuestro objetivo y no descartamos apelar al instrumento del plebiscito, si fuéramos desoídos", señala Vidal en una nota publicada en change.org. En su artículo 11°, el estatuto del Frente prevé la posibilidad de que los frenteamplistas, mediante determinado número de firmas, tengan la potestad de someter a plebiscito cualquier asunto, salvo cambios en bases programáticas o estatutarios.

Dicha instancia podrá solicitarse a pedido de un número equivalente al 25% de los adherentes que votaron en la última elección interna nacional del Frente Amplio, y que cuenten con una antigüedad de adherente no menor a 30 días. Desde la Lista 711 se cuestionó la validez de las firmas entregadas al presidente del Frente Javier Miranda para impedir la candidatura de Sendic.

"Es muy fácil entrar desde tu casa en una de esas peticiones sin dar la cara. No lo consideramos una firma y no lo consideramos muy responsable porque cuando uno tiene responsabilidad con lo que opina, uno da la cara", señaló la secretaria de Organización de la Lista 711.

En la misma línea, el diputado Saúl Aristimuño acusó a Miranda de instrumentar una campaña contra Sendic. En la última Mesa Política, realizada el viernes pasado, Miranda aclaró que no participa en campañas para perjudicar a ninguna persona ni a ningún sector dentro del Frente. Luego de plantear que estaba dispuesto a dar un paso al costado si no contaba con el respaldo necesario para la conducción, Miranda recibió el apoyo de la mayoría de los sectores incluido el Partido Socialista, la Vertiente Artiguista y el astorismo.

Miranda no quiso hacer declaraciones públicas sobre enfrentamiento con Aristimuño. Foto: F. Flores
Javier Miranda. Foto: F. Flores

Miranda ha sido el principal impulsor de la convocatoria de un Plenario Nacional para tratar los dictámenes del Tribunal de Conducta incluido el de Sendic, que condena el uso de las tarjetas corporativas que hizo mientras dirigió Ancap. Por esto también fue procesado por el delito de abuso de funciones y peculado. Ahora su caso fue apelado y se encuentra a estudio de la Justicia que aún no se expidió de forma definitiva.

Mientras tanto, en la orgánica del Frente hay un acuerdo para convocar a un Plenario después del Congreso que se citará para el primer fin de semana de diciembre. Allí se tratará el informe del Tribunal de Ética sobre Sendic y se analizará su inhabilitación. Para tomar esta medida se requiere una mayoría de cuatro quintos del total de integrantes del máximo órgano de la coalición, la cual es muy difícil de lograr en los hechos como quedó demostrado en varias oportunidades.

Se puede perder el grado inversor en el año electoral
Foto. Fernando Ponzetto

En su oratoria durante el último Plenario de la Lista 711 realizado a principios de este mes en La Huella de Seregni, Raúl Sendic desvinculó su gestión al frente de Ancap con el déficit fiscal.

"Tenemos un déficit (fiscal) de US$ 2.000 millones acumulado por año, el cual es un déficit estructural. Al principio le echaron la culpa a Ancap, dijeron que era culpa de las empresas públicas. Pero resultó que en el transcurso de este gobierno el déficit siguió siendo de 2.000 millones", afirmó el exvicepresidente. En tanto, insistió en que la causa "es estructural" y se genera a partir del crecimiento de pensiones y transferencias que se deben volcar desde Rentas Generales al Fonasa. A eso sumó los pagos de intereses de la deuda externa a la que el gobierno debe hacer frente.

Sendic alertó que el déficit creciente "genera un nivel de endeudamiento mayor" porque se cubre con deuda. "Puede ocurrir que justo en el año electoral lo terminemos perdiendo al investment grade, que fue la meta prácticamente más importante que se puso el equipo económico", insistió.

El exvicepresidente concluyó que el modelo económico "da señales de agotamiento". Por lo que entiende que se puede terminar agotando "si el equipo económico y el próximo gobierno no muestran flexibilidad para resolver las dificultades".

"Soy Sendic"

La campaña iniciada por la Lista 711 en defensa del exvicepresidente Raúl Sendic utiliza tres argumentos. Estos son: "Cuando dicen lo que harían si fueran Sendic están vulnerando nuestras libertades, nuestro derecho a decidir. Quieren imponer una visión hegemónica. Nos quieren proscribir". Así respondieron a las presiones internas para que su líder tenga un "gesto político" y opte por no presentarse como candidato al Senado.

Campaña #SoySendic. Foto: Twitter @Lista711_FA
Campaña #SoySendic. Foto: Twitter @Lista711_FA
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)