CAMPAÑA ELECTORAL

Plan de seguridad de Daniel Martínez: control de identidad y policías encubiertos

Criticó a los que proponen “gatillo fácil y represión”, como “palabras vacías”. “Eso es un simplismo y no entender las causas verdaderas de los problemas”, subrayó.

Daniel Martínez presenta sus 12 medidas para mejorar la seguridad en el ciclo "Adelante Uruguay". Foto: Marcelo Bonjour
Daniel Martínez presenta sus 12 medidas para mejorar la seguridad en el ciclo "Adelante Uruguay". Foto: Marcelo Bonjour

Con críticas a la oposición, el candidato Daniel Martínez presentó ayer 12 medidas para mejorar la seguridad en caso de acceder a la Presidencia. Se plantea el control de identidad como parte de operativos policiales “sistemáticos” y la utilización de policías encubiertos para sorprender a la delincuencia.

El plan de seguridad de Martínez fue presentado anoche en el hotel Cervantes como parte del ciclo “Adelante Uruguay”. Participaron el asesor en seguridad Gustavo Leal, Mercedes Clara, Gabriela Fachola, Lucía Etcheverri y Gabriel Quirici, integrantes de los equipos técnicos del candidato.

Martínez aprovechó la oportunidad para decir que propone un “encare integral” en seguridad que no busca solo el aplauso. “Algunos me hacen acordar a Macri cuando decía que bajar la inflación era una pavada”, señaló. Criticó a los que proponen “gatillo fácil y represión”, como “palabras vacías”. “Eso es un simplismo y no entender las causas verdaderas de los problemas”, subrayó.

Una de las medidas presentadas pasa por el control de identidad, que ya se realiza en algunos operativos actuales (Aruera). La diferencia es que ahora se hará de forma “sistemática” y en coordinación con el programa de Alta Dedicación Operativa (PADO). El control de identidad se puede usar para personas que tienen un perfil similar al de una persona requerida. La ley de procedimiento policial habilita el pedido de cédula en el marco de un operativo policial o in fraganti delito. “La diferencia es que ahora vamos a hacer esto en el marco de operativos policiales sistemáticos de solicitud de cédula o identidad como parte de los sistemas de patrullaje”, señaló Leal a El País.

El coordinador en seguridad de Martínez aclaró que no necesariamente hay que presentar la cédula, ya que se puede corroborar los datos que proporcione la persona por medio de la información contenida en las tablets. “El lema es actuación policial en base a la inteligencia”, señaló Leal.

Además se ampliará a 10.000 las cámaras de videovigilancia incluyendo en cada circuito un equipo de policías encubiertos y rotación sistemática de los lugares que se patrullan. Se profundizarán los operativos Mirador y se aumentará a 1.500 la cantidad de tobilleras para la atención a las víctimas de violencia de género.

El plan de Martínez implica cambios, actualizaciones y giros a la política actual. Por ejemplo se apela al fortalecimiento del funcionamiento de las 267 comisarías “dotándolas de “más personal y vehículos”, pero esto no implica desarmar el sistema de “cuatro zonas”, aseguró Leal. “No queremos volver al modelo antiguo de la Policía, el diseño es adecuado”, aclaró.

En tanto, otro de los compromisos pasa por el cierre sistemático de bocas de venta de drogas y la desarticulación de grupos vinculados al crimen organizado y al narcotráfico. Para combatir la corrupción policial se plantea una auditoría real del patrimonio y bienes de los niveles jerárquicos del personal policial.

Más barrio.

Así se llama el programa que será eje central de la política de seguridad que pretende instrumentar en 25 zonas en todo el país, en la que viven 80.000 personas. Tendrá un costo de US$ 250 millones.

El programa está “destinado a retejer la fractura social” y “romper la dinámica de grupos criminales organizados” por medio de un abordaje integral.

Elecciones 2019, Frente Amplio, Daniel Martínez, Gustavo Leal, Policía, Ministerio del Interior, Inseguridad

Apuntan a que el 70% de los presos trabajen

En política carcelaria, el candidato oficialista Daniel Martínez se propone como objetivo que el 70% de las 11.000 personas privadas de libertad estudien o trabajen. Como parte del plan, se reservarán 6.000 cupos por año para capacitación por medio del Inefop.

El objetivo es disminuir la reincidencia a través de un sistema de seguimiento para facilitar la reinserción laboral y social del excarcelado. También se propone la creación de un programa dirigido a las familias de las personas privadas de libertad “tendiente a interrumpir el círculo del delito en las familias”, el cual sería coordinado por el Mides.

A su vez, Martínez reafirmó el compromiso de que las cárceles salgan de la órbita del Ministerio del Interior y pasen a ser dirigidas por un servicio descentralizado donde se integren los partidos políticos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)