SINDICATOS RECHAZAN ANTEPROYECTO

El Pit-Cnt está en “alerta” por “nocividad” de ley de urgente consideración

Más de 250 sindicalistas de todo el país cuestionaron ayer en el Pit-Cnt el contenido del anteproyecto de la ley de urgente consideración que Lacalle Pou enviará al Parlamento.

Plenario del Pit-Cnt. Foto: Leo Mainé.
Plenario del Pit-Cnt. Foto: Leo Mainé.

Los sindicatos estatales plantearon su preocupación por las nuevas disposiciones propuestas para la Administración Central, en el anteproyecto de ley de urgencia, el sindicato de Ancap manifestó su resistencia con respecto a la desmonopolización de los combustibles, y el de Antel dejó claro su rechazo a los cambios que se proponen a la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Ayer, más de 250 sindicalistas de todo el país se reunieron en la sede del Pit-Cnt para comenzar el análisis del anteproyecto de ley de urgente consideración que el presidente electo Luis Lacalle Pou pretende enviar al Parlamento en sus primeros días de gobierno.

El descontento de los sindicalistas por el contenido del borrador quedó más que demostrado cuando tras pedir la palabra -uno tras otro- fue demostrando su malestar con algunos de los artículos presentados. La síntesis de todo lo actuado se concretará en un documento que la central obrera elaborará junto a sus abogados y será presentado el 20 de febrero a la Mesa Representativa Nacional ampliada.

Dirigentes sindicales consultados entienden que es momento de que el Pit se mantenga en “alerta” dada la “nocividad” de las propuestas de Lacalle para los trabajadores. El secretario general del Pit, Marcelo Abdala, dijo al término del encuentro que “aparecieron distintas preocupaciones de las filiales que tienen que ver con el propio contenido de la ley”.

En este sentido, la cúpula del Pit-Cnt no descarta solicitar una reunión “urgente” con el futuro gobierno para considerar “aquello que se piense que son las aristas más perjudiciales de la ley”. Tampoco descartan iniciar una serie de reuniones con las organizaciones sociales que “coincidan” en una “posición crítica” del borrador, convocar movilizaciones e incluso promover la declaración de inconstitucionalidad o un referéndum, explicó Abdala.

Él y el presidente del la central, Fernando Pereira, fueron los encargados de conducir el encuentro que tuvo lugar tras la primera reunión del Secretariado Ejecutivo de 2020. Allí, cada uno de los integrantes manifestó su posición en relación al documento de Lacalle y hubo consenso en promover un cronograma de actuación para delinear cómo dar una devolución del texto al presidente electo y a su equipo de gobierno. La semana próxima representantes de la central obrera participarán de un encuentro con el designado ministro de Trabajo, Pablo Mieres y su subsecretario Mario Arizti.

¿Qué molesta?

En la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), hay malestar por las normas sobre reclutamiento y traslados de funcionarios públicos, así como con la adecuación de la Administración Central que se propone en algunos artículos. La cúpula de la confederación que nuclea a los sindicatos de la Administración Central tiene temor y preocupación por cinco artículos -del 297 al 301- y entiende que permiten los traslados de funcionarios sin controles entre los entes y la Administración Central.

El consejo directivo de COFE se reunió ayer durante unas cinco horas con sus asesores. Foto: @COFE_PITCNT
El consejo directivo de COFE se reunió durante unas cinco horas con sus asesores. Foto: @COFE_PITCNT

En el caso del sindicato de Antel (Sutel), su presidente, Gabriel Molina, explicó a El País que hay discrepancias con “la neutralidad de la red” de telefonía, así como con los cambios que se proponen en la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec) y en las modificaciones a la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. En este sentido, Molina considera que en el texto, hay un “debilitamiento de Antel dejándola en la mínima expresión”. En el borrador, se plantean disposiciones de “adecuación de regularidad constitucional” de la ley de medios, aprobada en 2014 y reglamentada en 2017. Entre otras cosas, se deroga el artículo que limitaba la cantidad de suscriptores de los cables y el que impedía que los canales de televisión tengan licencias para dar servicios de Internet.

Por otro lado, los sindicatos de la educación también manifestaron sus reparos con respecto a las nuevas disposiciones que se planten en la enseñanza como por ejemplo que se propongan eliminar los “colegiados” de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) que pasarían a ser direcciones unipersonales.

En otro orden, los sindicatos también cuestionaron los cambios que se impulsan en materia del Código del Proceso Penal (CPP) y con respecto a la prohibición de realizar ocupaciones de los lugares de trabajo. El documento presentado por Lacalle a sus socios de la coalición busca declarar “ilegítimos” los piquetes realizados en espacios públicos o privados “que afecten la libre circulación de personas, bienes o servicios”.

El presidente electo Luis Lacalle Pou y sus cuatro socios de la coalición se reunieron ayer en la sede de la transición. Foto: Leonardo Mainé
El presidente electo Luis Lacalle Pou y sus cuatro socios de la coalición reunidos en la sede de la transición. Foto: Leonardo Mainé

El dirigente de la Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y Servicios (Fuecys) y representante del Pit-Cnt en el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), Ismael Fuentes, manifestó a El País que “hay un amplio consenso en que este es un proyecto que tiene aspectos muy regresivos tanto del derecho de huelga como en materia de empresas públicas donde se abren las puertas a la privatización, y desde la seguridad planteamos que son un amplio retroceso”.

Por su parte, el histórico dirigente de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS), Jorge Bermúdez, señaló que la reunión solo fue para generar “un ensayo de trabajo” y coincidió con muchos otros dirigentes consultados en que el contenido del borrador “es nocivo para los intereses populares de las grandes mayorías”.

Para la integrante del Secretariado Ejecutivo de la central obrera, Tamara García, el Pit observa el documento con “muchísima alarma, por varias razones, una es que hay capítulos que ya fueron puestos en consideración y el voto popular se manifestó en contra”. En todos los casos, la cúpula del Pit-Cnt trasladará todas las inquietudes al gobierno electo, pero aún prefiere la cautela dado que el mismo sufrirá modificaciones.

Fancap “dará lucha” si aplican desmonopolización de Ancap

El sindicato de Ancap, Fancap, se manifestó en contra de varios de los puntos contenidos en el anteproyecto de ley de urgente consideración, entre ellos, la desmonopolización de la petrolera. Sus integrantes consideran que era “esperable” que se incluyera en el proyecto, ya que aparece en el programa de gobierno del Partido Nacional y además porque “se trata de un objetivo histórico del herrerismo”, expresaron. Fancap adelantó que ante esta medida el sindicato “dará lucha” en conjunto con el movimiento sindical y las organizaciones sociales. “Para enfrentar a la derecha y frenar al neoliberalismo debemos enmarcar la lucha en una batalla social, unitaria, organizada, clasista y estratégica”, indicaron los funcionarios sindicalizados de la petrolera estatal. “Si bien es cierto que en el documento de la coalición neoliberal la desmonopolización de los combustibles no fue incluida, era muy ingenuo pensar que si el Partido Nacional no tuvo en cuenta la decisión del pueblo uruguayo expresada en el plebiscito del 7 de diciembre de 2003 de mantener la Ancap estatal y pública y el monopolio de los combustibles, cambiara de opinión por no tener el consenso de sus socios minoritarios en la coalición”. El presidente de Fancap, Gerardo Rodríguez participó ayer de la reunión de sindicatos en la sede del Pit-Cnt. Allí manifestó la posición del sindicato sobre la propuesta del presidente electo con respecto al futuro de Ancap.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados