La columna de Pepepreguntón

Pim, pum, pam

El dice que está viejo. Que forma parte del pasado y no del tiempo por venir. Que Lucía no lo deja. Que la barra se lo pide, pero que su salud no soportaría una campaña. Que hay que buscar a un candidato de consenso.

Que si gana asumiría con 85 años y se iría con 90. Que esto y que aquello. Que pim, pum, pam.

Pero mientras tanto, José Mujica mueve sus fichas. Y lo hace como nadie. Cuanto más insiste en que no correrá la carrera, más incertidumbre genera en sus adversarios que ya no saben qué creerle. Después de todo, también dijo que no estaba para asumir como senador. Y asumió. Y después dijo que no se iba a quedar cinco años en su banca. A lo sumo, un par de años y se iba para su casa. Pero pasaron dos años. Y tres. Y cuatro. Y sigue sentado en el Senado. Y ahora parece que sí se irá.

Hace ya un tiempo, el ministro Danilo Astori, que fue su leal vicepresidente durante cinco años, dijo en una entrevista radial que antes de definir si pujaría por la precandidatura presidencial del Frente Amplio hablaría con Mujica. Y hace algunas semanas lo hizo. Fue a verlo a su chacra de Rincón del Cerro y le pidió su apoyo para correr la carrera presidencial.

La reunión debía ser reservada, pero rápidamente se filtró. Astori, que había tendido la mano, quedó expuesto. Manejando magistralmente las piezas, Mujica salió a hablar del encuentro, confirmó el pedido de Astori y dijo que lo pensaría. Después, cuentos conocidos. Que Astori es un gran hombre. Que se merece todo el apoyo y reconocimiento. Que pim, pum, pam. Que esto y que aquello. Pero que consultó con la barra. Y que la barra no se la llevó. Y que él no puede ir contra la barra. Y para cuando Astori se dio cuenta, ya estaba fuera de carrera.

Con mano maestra, Mujica se ha ido encargando de postular a unos cuantos. Y a todos ellos los ha tirado, con esa misma postulación, a los leones dentro y fuera del Frente Amplio. Que Ernesto Murro sería un buen candidato, porque lo conocen los jubilados. Y la oposición le saltó en la yugular a Murro porque su candidatura sería inconstitucional. Que Yamandú Orsi es un tipo al que hay que prestarle atención. Y a Orsi le empezó a llegar el fuego amigo y optó por anunciar que irá por la reelección en Canelones. Que Carolina Cosse es una mujer muy inteligente. Y las miras telescópicas apuntaron de inmediato a la ministra. Que a Daniel Martínez en el interior no lo conocen. Y los socialistas salieron al ruedo a defender a su candidato.

Mientras desgasta a los demás, Mujica sigue jugando el juego que mejor juega y que más le gusta. Confunde. Dice una cosa hoy y otra mañana. Pone los reflectores sobre los que querían avanzar sin ser vistos. Desgasta. Y de paso, como zonceando, habla todo el tiempo de candidaturas.

Cuando llegue diciembre y el Congreso del Frente Amplio deba definir, ¿qué hará Mujica? ¿Dirá que este no es su tiempo y se conformará con elegir ganador, o se verá "obligao" por la barra y las circunstancias a hacer "un mandao" y agarrar "la changa"?

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)