INDUSTRIA LÁCTEA EN CRISIS

Piden a Murro solución rápida para Conaprole o que renuncie

El diputado Goñi dice que fue complaciente ante los desbordes sindicales.

Conaprole. Los tamberos piden mejorar sus ingresos y una posición firme frente al sindicato. Foto: Fernando Ponzetto.
Tamberos piden mejorar ingresos y posición firme ante sindicato. Foto: F. Ponzetto.

"El conflicto en Conaprole no puede esperar. O el ministro trae hoy lunes una solución o tendrá que renunciar”, advirtió el diputado nacionalista Rodrigo Goñi en referencia al titular de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, quien es esperado esta tarde en la comisión de Cooperativismo de la Cámara de Representantes para hablar sobre la situación en el conjunto de la industria láctea, y en particular en la cooperativa.

Luego de haber recibido a la directiva de Conaprole y al sindicato de trabajadores de la empresa, la comisión legislativa buscará hoy con Murro una solución a ese conflicto.

El legislador nacionalista del sector Todos señaló este fin de semana que el ministerio de Trabajo “es el principal responsable de que la situación haya llegado a esta gravedad y tiene el deber de resolver el conflicto a la brevedad”. “El conflicto en Conaprole no puede esperar. O el ministro encuentra una solución o tendrá que renunciar”, insistió Goñi.

El diputado entiende que el ministro es responsable de la situación de Conaprole porque “la inacción en un conflicto que empezó hace un año y la excesiva complacencia ante los desbordes sindicales, resultó un incentivo perverso para el sindicato y el agravamiento del conflicto”.

Finalmente el diputado Goñi exige que el ministro “se ponga las pilas y viabilice la solución para el conflicto que ofreció Conaprole y que está sobre la mesa. La misma consiste en “una cláusula de paz auténtica y por tres años”. “Está más que justificada por las circunstancias, los antecedentes y la situación compleja que atraviesa la industria láctea”, sostuvo.

Conaprole y el conjunto de la industria láctea negocian la renovación del convenio salarial del sector. La Federación de Trabajadores de la Industria Láctea rechazó la semana pasada la propuesta de la cláusula que pedía la cooperativa (que procesa el 75% de la leche de Uruguay y que exporta idéntico porcentaje de su producción) pero gestiones que realizó el viernes el gobierno permitieron que desconvocara el llamado a trabajar “a reglamento” que había hecho el sindicato de la rama.

La situación es complicada en todo el sector. El gobierno busca, contrarreloj, que Conaprole acceda a pasarle a la empresa sanducera Pili, que está en una grave situación, hasta 100.000 litros diarios de leche para su procesamiento. De esta forma, Pili podría retomar un ritmo de producción mejor ya que hoy solamente procesa materia prima cuatro días por semana. Según supo El País, Conaprole podría acceder al pedido que le hizo formalmente el Instituto Nacional de la Leche en ese sentido, pero pretende tener garantías de que se le pagará la materia prima y de que el gobierno lo ayudará a encauzar el conflicto laboral con su sindicato que lleva semanas y que llevó a un pico de tensión. La cooperativa quiere una tregua de tres años que le permita concentrarse en consolidarse en los mercados externos que hoy tiene y obtener otros. En los momentos de mayor remisión, como es el invierno, Conaprole procesa hasta 4 millones de litros diarios y los 100.000 litros que el gobierno quiere que destine a Pili equivalen a la producción sumada de sus dos plantas. Conaprole entiende que la solución paliativa que se maneja afecta la productividad de sus trabajadores. Las gremiales de tamberos piden firmeza a la conducción de la cooperativa y están molestas con el Ministerio de Trabajo que actuó para evitar la sanción a un trabajador que insultó a los productores llamándolos “canarios comebosta”.

La semana pasada el gobierno pidió 10 días para encontrar una solución para Pili que le debe más de US$1 millón a sus remitentes y unos US$400.000 a sus trabajadores. A esas deudas se suman más de US$40 millones en deudas bancarias.

El presidente Tabaré Vázquez marcó como prioridad encontrar una solución. Murro insistió el lunes en conferencia de prensa que la búsqueda de una salida para Pili es una prioridad para el gobierno pero se enfrentó en el Consejo de Ministros con su colega de Economía, Danilo Astori, quien advirtió que no hay recursos para facilitar una solución. Se manejaba la venta de la antigua planta de Pili en el centro de Paysandú para destinarla a la ANEP o al Ministerio de Vivienda para con ello obtener fondos para que Pili pueda enfrentar sus obligaciones más urgentes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)