FIRMA BRASILERA ALERTA "CRECIENTE HOSTILIDAD"

Petrobras y gobierno chocan por la salida de la empresa

La firma dice que ya había anunciado su decisión; autoridades lo niegan.

El sindicato del gas ocupó la empresa el jueves y asumió la gestión. Tras una negociación, la medida fue levantada. Foto: Marcelo Bonjour
El sindicato del gas ocupó la empresa el jueves y asumió la gestión. Tras una negociación, la medida fue levantada. Foto: Marcelo Bonjour

La decisión de la empresa Petrobras no tiene marcha atrás: se van del país. La firma brasilera decidió vender sus negocios en Uruguay. Su postura es firme. Incluso aseguran que ya le habían advertido al gobierno sus intenciones, aunque las autoridades del Poder Ejecutivo declararon a los medios una cierta sorpresa por la forma en que enteraron de la resolución empresarial definitiva.

Esta decisión se da en el marco del conflicto que Petrobras ha mantenido con el sindicato de MontevideoGas, que fue ocupada por sus empleados el jueves pasado. La Justicia ordenó el desalojo de la firma.

Ayer el presidente de la República, Tabaré Vázquez, se reunió con sus ministros para trabajar en el gabinete, pero el tema no fue tratado. Al menos así lo confirmó al mediodía el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, en una conferencia de prensa al término de la reunión en Torre Ejecutiva.

“No fue analizado. Había una resolución judicial y el juez fue el que tuvo que actuar. La justicia tuvo que actuar, y en función de eso se resolvió en horas. Funcionó como tiene que funcionar en un Estado de derecho”, dijo Ferreri.

El jerarca de gobierno dijo que el ministro de Industria, Guillermo Moncecchi, comentó de la decisión de Petrobras en la reunión de trabajo con el jefe de Estado e informó que se solicitaría a la empresa una reunión para tener mayores elementos.

“Hasta ahora lo que tenemos de la empresa es un comunicado, por lo tanto el Ministerio de Industria se estará reuniendo”, dijo y aclaró que el suministro de combustible no se verá afectado, ante la decisión de vender las estaciones de servicio.

En lo concreto lo que ocurre es que Petrobras decidió no tener más negocios en Uruguay. Se quiere ir. Pero para eso antes deberá negociar a dos niveles. Por un lado en el ámbito público, con el gobierno, para salir de sus negocios en MontevideoGas y Conecta. Por otro lado, en lo privado, tendrá que vender sus negocios en las estaciones de combustible.

Petrobras divulgó un comunicado oficial ayer de tarde donde al final dice que su salida se debe a los problemas sindicales que ha tenido, y a una “creciente hostilidad” hacia la empresa. Incluso deja por escrito que la firma empresarial ya le había adelantado esta salida al gobierno de Vázquez.

“Esta decisión empresarial, tomada en un contexto de creciente hostilidad contra de la empresa en el país, que culminó con un control obrero por el sindicato del gas a pesar de una prohibición judicial expresa, no es novedosa para el gobierno uruguayo. Petrobras la ha reiterado en las reuniones con las autoridades”, dice el texto contradiciendo las declaraciones que realizó Moncecchi a la salida de la reunión en el gabinete.

“Nosotros hasta el viernes hablamos con la empresa que nos decía que no estaba planteando irse de la concesión. Si lo plantean, habrá que ver la negociación", dijo a la prensa.

Preocupación

El asunto salió del Poder Ejecutivo y fue tratado en la bancada del partido de gobierno. La vicepresidenta, Lucía Topolansky, informó en la tarde a los demás senadores oficialistas que se analizó con preocupación las comunicaciones públicas de la empresa, y que no hubo información directa al gobierno.

Se pidió una entrevista con la empresa, desde el gobierno. Topolansky manifestó, incluso, cierto desconcierto de parte del Poder Ejecutivo, en la tajante decisión empresarial. Así se lo comentaron a El País fuentes del partido oficialista.

En esa reunión participó el senador comunista Juan Castillo. “Manifesté en la bancada preocupación de cómo analizar el tema, el anuncio de retiro de parte de la empresa y el análisis de continuidad o no y la decisión del sindicato de profundizar medidas huelga de hambre. Quedamos en seguir monitoreando la respuesta que le dé la empresa al gobierno”, dijo Castillo a El País.

En el comunicado, la empresa asegura que durante el proceso de venta seguirá desarrollando sus negocios “como lo viene haciendo, y cumpliendo con las obligaciones asumidas con colaboradores, clientes y proveedores”. Esta salida de una empresa de Uruguay se da en el marco previo al Día Internacional de los Trabajadores y el tema estará en la proclama del Pit-Cnt.

Mientras tanto, el sindicato del gas se mantiene firme y hoy tres de sus integrantes iniciarán una huelga de hambre en el marco de un paro de actividades de 24 horas.

La situación ocurre en medio de una crisis por la pérdida de puestos laborales en MontevideoGas que se agudizó la semana pasada luego del control obrero de la empresa. El hecho molestó en la multinacional brasileña que ahora negocia con el gobierno definitivamente su salida del país.

Salida de la empresa agita previa al 1° de mayo

La salida de Petrobras de Uruguay calentó la previa al acto del 1° de Mayo por el Día Internacional de los Trabajadores. El tema estará presente en la proclama que realizará el presidente del Pit-Cnt Fernando Pereira, confirmó a El País un integrante del Secretariado Ejecutivo de la central obrera. El sindicato del gas, afectado por la medida de la multinacional brasileña, inicia hoy una huelga con tres trabajadores. Y se movilizará al acto en Plaza 1° de Mayo y, sin lugar a dudas, captarán gran parte de la atención.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados