Proceso interminable

Pesimismo de Vázquez por acuerdo con Europa

Autoridades y analistas de la Unión Europea dudan de las posturas de Bolsonaro sobre la integración.

Vázquez recibiendo el premio de la Fundación Ciencias Médicas de Rosario ayer. Foto: Manuel V. Tort / Presidencia
Vázquez recibiendo el premio de la Fundación Ciencias Médicas de Rosario ayer. Foto: Manuel V. Tort / Presidencia

Mientras el presidente Tabaré Vázquez admitió ayer que "está muy difícil lograr un tratado de libre comercio (del Mercosur) con la Unión Europea", las señales contradictorias del presidente electo brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, generan dudas sobre el acuerdo comercial entre ambos bloques, que tras casi 20 años se encuentra en la recta final, señalan analistas.

En una visita a la ciudad de Rosario, donde fue galardonado por la Fundación de Ciencias Médicas de esa ciudad, Vázquez dijo ser "biológicamente optimista, pero me parece que está muy difícil lograr un tratado de libre comercio con la Unión Europea, pero el Mercosur ahora presentó un proyecto unificado de todos los países".

Vázquez destacó que hasta ahora había sido complejo presentar una posición común del Mercosur a la UE "porque hasta ese momento Argentina iba con su propuesta, Uruguay con la suya, Brasil con la de él, Paraguay también; así es muy difícil negociar", indicó.

El mandatario contó que el punto de inflexión para alcanzar una postura común se produjo durante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), en setiembre pasado. Este evento reunió a los cuatro presidentes del Mercosur en Nueva York. Los jefes de Estado se juntaron para definir cómo seguir las negociaciones con el bloque europeo.

"El presidente (argentino Mauricio) Macri pidió la palabra y dijo a mí me parece que antes de ir a una etapa final en la negociación con la Unión Europea los países del Mercosur tendríamos que sentarnos a tener un proyecto común", recordó Vázquez en Rosario. "La verdad que todos los presidentes dijimos chapeau, presidente, tiene razón", añadió, y fue esto lo que motivó que el Mercosur pusiera manos a la obra para diseñar una propuesta conjunta para entregar a la Unión Europea.

Dudas.

Mientras tanto, analistas europeos dudan acerca de la posición que adoptará el gobierno de Bolsonaro en torno al acuerdo con la UE.

Tras las declaraciones del domingo del futuro ministro de Hacienda de Brasil, Paulo Guedes, sobre que el Mercosur no será prioritario para el gobierno electo, Carlos Malamud del Real Instituto Elcano de Madrid sostuvo que esto envía "señales contradictorias", ya que "por un lado, busca la apertura al mundo y el acuerdo de asociación con la UE implica eso precisamente", pero por el otro no quiere convertir al Mercosur "en el eje de su política exterior y comercial".

Para Christophe Ventura, del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS) de París, con sus declaraciones, Guedes "pone la pelota en el campo de los socios del Mercosur para que estos últimos, especialmente Argentina, cortejen a Bolsonaro para quedarse".

Por su parte, un portavoz de la Comisión Europea indicó que "Brasil es un socio importante en nuestras negociaciones con Mercosur (...) La UE está dispuesta a seguir reforzando esta colaboración con el nuevo gobierno". Sin embargo, la incertidumbre planea en la capital europea.

Sede del MercoSur. foto: Fernando Ponzetto-
Foto: Fernando Ponzetto.

Una fuente del ejecutivo comunitario reconoció que la UE se encuentra "a la espera" de conocer las intenciones de Bolsonaro.

Los ministros europeos de Comercio Exterior deben abordar el estado de las negociaciones entre la UE y el Mercosur, cuya próxima ronda todavía no tiene fecha, durante un encuentro en Bruselas este mes. Esta semana estuvo en Montevideo una delegación del Parlamento Europeo.

La última ronda de negociación en setiembre se estancó en temas como la protección de las indicaciones geográficas o el ritmo de liberalización del sector de autopartes sudamericano. Meses atrás, las críticas sobre la falta de avance apuntaban a Brasil.

Más allá del comercio, las declaraciones misóginas, homófobas y racistas de Bolsonaro —un exmilitar de 63 años— chocan con una UE adalid de los derechos humanos y la lucha contra el cambio climático en sus relaciones diplomáticas.

"Es obviamente un populista de extrema derecha. Detrás de él, vemos la sombra de los militares que estuvieron mucho tiempo en el poder en Brasil, constituyendo una terrible dictadura", advirtió el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Las cabezas visibles de la ultraderecha en la UE, el italiano Matteo Salvini y la francesa Marine Le Pen, no dudaron en felicitar a Bolsonaro, mientras que el jefe del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, evitó hacerlo.

El presidente francés, Emmanuel Macron, urgió al brasileño al "respeto" a los "principios democráticos" y al "Acuerdo de París sobre clima", un tratado del que Bolsonaro anunció su intención de salirse antes de dar marcha atrás. (Con información de AFP).

Galardón médico

El presidente Tabaré Vázquez fue homenajeado con el premio que anualmente otorga la Fundación Ciencias Médicas de Rosario Profesor Doctor Rafael M. Pineda, en un acto ayer al que asistieron el gobernador de la provincia argentina de Santa Fe, Miguel Lifschitz, la intendenta de la ciudad de Rosario, Mónica Fein, académicos y figuras públicas. La fundación rosarina que preside Alberto Muniagurria otorgó el galardón por la dedicación del mandatario uruguayo al beneficio de la comunidad y por su influencia en el mejoramiento social. Asimismo, destacó su actitud ética, asistencial y docente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)