Una historia que se repite

Pérez volvió a amargar al FA y cayó la ley de partidos

Se llevó el voto 50 para Maldonado y en el Frente lo trataron de traidor.

Pérez marcó otra vez en sala sus diferencias con el resto del FA. Foto. D. Borrelli
Minoría: así quedó la bancada del FA  a causa de la negativa de Darío Pérez.. Foto. D. Borrelli

Darío Pérez lo hizo otra vez: dejó al Frente Amplio en minoría, con 49 votos, y por eso el diputado de la Liga Federal fue acusado de haber "traicionado" a su bancada por su colega Felipe Carballo (Lista 711). Pocos minutos antes del comienzo de la sesión de Diputados, donde el oficialismo pretendía aprobar la ley de financiación de los partidos, Pérez partió raudo en su camioneta hacia Maldonado, dejando a todos con la incógnita de saber —como sugieren algunos del oficialismo— si esta actitud tuvo algo de respuesta por haber sido sancionado el último fin de semana por el Plenario del FA.

En consecuencia el proyecto se cayó porque tampoco la oposición lo iba a acompañar. Los partidos no quieren que esta ley rija para la actual campaña electoral, sino a partir de las elecciones departamentales de 2020, dado que sostienen que de otra forma se estarían cambiando las reglas del juego. Además, la oposición recordó que está vigente una ley de 2009 que rige todo lo relativo con la financiación de los partidos y las campañas.

Según Carballo, una campaña cuesta US$ 70 millones, el 70% de los cuales es aportado por privados, mientras que el 30% restante es de contribución estatal. Y por eso en el proyecto el Frente Amplio quiere limitar las donaciones y bancarizar colectas y demás, a fin de poder conocer el origen y des-tino de los fondos, explicó el diputado del MPP Alejandro Sánchez.

La ausencia del voto de Pérez puso nerviosos a los integrantes del Frente Amplio, algunos de cuyos legisladores contaron a El País que su ida del Palacio Legislativo fue alentada por blancos y colorados. El resultado de la votación para discutir el proyecto de financiamiento de los partidos fue 49 (del FA) en 87, es decir negativo.

Al conocer el resultado, Sánchez, muy molesto, comenzó a argumentar a voz en cuello. "Esta es una actitud vergonzante. No se quiere controlar la procedencia de los dineros para la campaña. No se animan a levantar la mano algunos legisladores de la oposición", gritó.

"Hay legisladores que no quieren que se controle la plata de la campaña, no quieren que la gente sepa y que sea transparente el financiamiento de los partidos. Es eso lo que no quieren y no se animan a levantar la mano", acusó Sánchez a la oposición.

El Frente se propone seguir tras el voto 50

El Frente Amplio no se dará por vencido. El diputado Jorge Pozzi afirmó que "hoy no hubo los votos para aprobar un proyecto que transparentaba el sistema político y determinaba cómo recibe sus finanzas y las gasta. Pero quiero dejar en claro que no cejaremos hasta conseguir los votos. Ese es el desafío", remarcó. El jueves 27 habrá otra sesión en la Cámara pero Darío Pérez ya pidió licencia. Si ingresara un suplente y votara a favor, podría considerarse el proyecto de ley. Pero eso hoy no es seguro.

"No me grite".

El presidente de la Cámara Jorge Gandini le exigió a Sánchez bajar el tono y no hacer alusiones políticas. "No me grite, diputado", le advirtió. Como Sánchez no paraba, Gandini le cortó el micrófono antes de finalizar su tiempo. Sánchez y otros del FA se molestaron más. Como seguían las protestas, Gandini suspendió la sesión en dos ocasiones.

Y los problemas se multiplicaron. El FA cuestionó el proceder de Gandini pero la moción volvió a darse contra la pared: solo tuvo 49 votos a favor, siendo de nuevo negativa. Se votó tres veces con el mismo resultado. "La mesa ha resultado respaldada", se ufanó Gandini.

Sánchez se quejó de que el presidente "se equivocó profundamente" porque se le impidió seguir con el fundamento de voto. En realidad cuando fue cortado el legislador había hablado un minuto y poco de los tres que le correspondían y por eso su reclamo airado.

También se dio un fuerte cruce en el momento que Daniel Caggiani, diputado frenteamplista, dijo "es un día triste hoy" y Gandini respondió: "para usted lo será señor porque perdió".

Gandini y Caggiani comenzaron un fuerte intercambio. "No discuta conmigo señor diputado, ni me aluda ni me vuelva a aludir y menos del modo del que lo hace" le dijo Gandini a Caggiani y agregó: "no me haga discutir con usted, lo hacemos después si usted quiere afuera". Luego del cruce entre ambos el diputado frenteamplista retomó la palabra.

El Frente Amplio trató denodadamente de conseguir que la oposición aportara el voto 50 para poder abrir el debate sobre la ley de financiación de los partidos políticos. Apeló, incluso, a poner en tela de juicio la voluntad de los partidos de transparentar sus ingresos por la campaña.

Gárgaras.

En el debate, el nacionalista Gustavo Penadés sostuvo que su partido "quiere la más absoluta transparencia, lo que pasa es que no se le han dado los recursos que pidió la Corte Electoral para realizar cualquier tipo de control sobre las finanzas de los partidos".

"Rechazamos el gatopardismo, de los que quieren que todo cambie para que nada cambie", afirmó. La alusión de Penadés fue a la película de 1963 El Gatopardo, de Lucchino Visconti.

Luego, el diputado del MPP Alfredo Fratti sostuvo que "hay gente en el Parlamento que ha hecho gárgaras con la transparencia. No importa si faltaron votos del Frente. Esto es un fracaso del sistema político que no se anima a decir de dónde viene la plata y cómo se gasta".

El debate fue cerrado por Carballo (lista 711) que dijo que "la bancada del Frente hoy fue traicionada por un legislador llamado Darío Pérez. Nosotros, queríamos dar la discusión".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)