Situación polémica

Partido Nacional se despega del incidente en Santa Clara

Rechazó comparecer como colectividad en una comisión parlamentaria.

Tendiendo puentes: ayer el sindicato metalúrgico (Untmra) estuvo en Santa Clara y aparentemente hay distensión. Foto: Untmra
Ayer el sindicato metalúrgico (Untmra) estuvo en Santa Clara y aparentemente hay distensión. Foto: Untmra

El Partido Nacional rechazó una invitación de la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Representantes para que compareciese como colectividad a la reunión en la que este cuerpo analizó el incidente ocurrido el 9 de junio en la estación de servicio de la localidad de Santa Clara de Olimar. Ese día vecinos de la localidad de Treinta y Tres se reunieron en torno a la estación de servicio, en la que se desarrollaba una asamblea sindical y obligaron a que se reanudase el expendio de combustible. El Pit-Cnt y en particular su secretario general, el metalúrgico Marcelo Abdala, acusaron a dirigentes blancos y al movimiento "Un solo Uruguay" de estar detrás de esta acción, a la que consideraron un ataque a los derechos sindicales. Según la central sindical, no estaba en curso una ocupación sino una asamblea para analizar la situación de un trabajador que, según el gremio, había sido despedido injustamente.

El directorio del Partido Nacional le envió una carta ayer al presidente de la comisión, el colorado Fernando Amado, aclarándole que la colectividad ya estaría representada en la reunión por sus representantes Gerardo Amarilla, Ruben Bacigalupe y Pablo Abdala.

En la reunión de la comisión Amado señaló que le había parecido "importante" que compareciese el Partido Nacional porque había sido "directamente involucrado" por el sindicato metalúrgico.

Pero el diputado Abdala le respondió que "el Directorio del Partido Nacional, una vez que recibió la convocatoria, la analizó y no entendió muy bien su sentido y su alcance". "Nos llamó la atención la convocatoria en tanto y en cuanto nosotros no tenemos un conflicto con nadie, no somos parte en este conflicto ni en ningún otro", agregó. "Así como la opinión de un ciudadano común, que no sabemos ni quién es, no compromete ni refleja la posición del Partido Nacional, la opinión de una figura representativa del Partido, como puede ser un intendente, electo por la ciudadanía, o un legislador, tampoco compromete necesariamente la opinión partidaria. Y si hay preocupación con relación a la opinión de ese intendente (se refería al de Cerro Largo, Sergio Botana) o de otro dirigente de otro rango en la representación partidaria, creo que alcanza con convocarlo, no al Partido Nacional" explicó.

El diputado comunista Gerardo Núñez dijo que no quería acusar genéricamente a la colectividad blanca pero lamentó que "hubo episodios que sí involucran a integrantes y agrupaciones del Partido Nacional que, lamentablemente, festejaron esta situación". Se refirió al senador suplente Sebastián da Silva, a la agrupación "Sturla" y a la lista 400 de Salto.

Abdala se molestó. "Yo podría señalar un montón de discrepancias con expresiones y manifestaciones muy dudosas, desde distintos puntos de vista, de integrantes del Frente Amplio y no por eso responsabilizo al partido Frente Amplio ni se me ocurre citar al señor Javier Miranda a una comisión, repito, sobre todo en el ámbito del Parlamento donde, reitero, el Partido Nacional y los demás partidos hablan a través de sus representantes", advirtió.

Núñez le quitó voltaje a la discusión y aclaró que "ya que tenemos la oportunidad para conversar, quiero decir que yo no asumí una posición de carácter acusatoria sobre el Partido Nacional —de ninguna manera—, sino que lo vi como una situación en la que el Partido Nacional, como institución, como partido, se podía desmarcar de esas acciones".

Luego Núñez le preguntó al jefe de Policía, de Treinta y Tres, Víctor Sánchez, si se había comprobado que las personas que rodearon la estación de servicio portaban armas como había señalado la sindicalista Ana Silva y el jerarca lo negó. Sánchez dijo que los agentes que concurrieron a la estación realizaron una mediación.

Núñez le dijo que Silva había contado que los policías dijeron a los sindicalistas "que no tenían idea de dónde estaban y que estaban corriendo riesgo" y le preguntó a Sánchez si él estaba al tanto de eso. "La actuación fue la de dialogar, mediar y evitar que la situación fuera a más. La situación era tensa y se trató de evitar un mal mayor. Por eso se dialogó con los que estaban allí, haciendo la asamblea, y se les preguntó si no tenían inconveniente de que el propietario de Ancap despachara combustible. El propietario despachó combustible y, después, la gente se retiró", explicó el jefe

La estación de servicio es la única de Santa Clara. Las más cercanas están a 22 kilómetros en Tupambaé y a 32 en Cerro Chato, dijo a El País el alcalde de la localidad Óscar Viera, que ayer recibió a dirigentes sindicales metalúrgicos (ver nota aparte). Viera dijo que el encuentro fue "útil para que ellos entendieran la situación" y reconoció que la reacción de algunas personas ante la medida sindical "capaz fue un poco desmedida" Pero consideró que los autos atravesados por los trabajadores en la pista de la estación durante la asamblea impedían que se cargase combustible. En la estación ya había habido paros, dijo. Viera propuso "borrón y cuenta nueva"

El Ministerio de Trabajo insiste en que se debe restituir al despedido

La sindicalista metalúrgica Ana Silva dijo que pese a que esta semana el Ministerio de Trabajo aconsejó reintegrar al trabajador despedido en Santa Clara de la estación de servicio "La Cataluña", esto no ha ocurrido. Y señaló a El País que la estación de servicio continúa teniendo instalaciones precarias ya que no hay techo sobre la zona en la que se expende combustible.

El principal referente del sindicato metalúrgico, Marcelo Abdala, estuvo ayer en Santa Clara. Antes se había reunido con el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, para "garantizar el éxito" de la jornada, según escribió en Twitter. El sindicato luego emitió un comunicado en el que expresó "su satisfacción por la recepción que nos brindaron los vecinos y las autoridades de esta ciudad, confirmando que, aun teniendo visiones ideológicas o filosóficas diferentes, es posible intercambiar opiniones de manera afable y civilizada, como corresponde entre orientales honestos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)