UNA NUEVA OPCIÓN ELECTORAL

Partido Animalista va por un escaño

Rechaza lucrar con animales, la instalación de UPM y defiende la tenencia de armas

Activista: Leonel García recibió a El País en el living de su casa. Foto: F. Flores
Activista: Leonel García recibió a El País en el living de su casa. Foto: F. Flores

Escindido del Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI) por diferencias con su líder, César Vega, el Partido Verde Animalista que obtuvo días atrás la habilitación de la Corte Electoral para participar en las próximas elecciones nacionales y buscar una banca en la Cámara de Diputados ya calienta motores para la contienda de 2019.

Entre sus objetivos se encuentran las ya clásicas y conocidas reivindicaciones de los partidos ecologistas que buscan el cuidado del medio ambiente y de los animales pero también las hay de las otras, algunas de ellas muy polémicas, por ejemplo, la que promueve la tenencia de armas de los ciudadanos para defender sus bienes.

La cara visible del partido es hoy, Leonel García, un maestro técnico en carpintería que trabaja con adolescentes en la UTU de Flor de Maroñas. García vive en Malvín Norte, tiene ocho perros, recicla botellas de plástico y cultiva maíz, morrón, lechuga, zapallito y orégano en una huerta orgánica que tiene en el jardín de su casa. El también guitarrista de música clásica y vegetariano flexible que vivió 10 años en Atlanta, Estados Unidos, y luego otros tres en Barcelona, España, refugia hoy en su hogar a un joven cubano de 24 años quien aún no ha logrado encontrar un empleo.

El Partido Verde Animalista no es ni de derecha ni de izquierda, “es de centro”, admitió García a El País sentado en el living de su casa: “Somos demócratas y republicanos, porque hoy en día, si te ponés a mirar, lo que es la izquierda y lo que prometió, ¿es tan izquierda?”, se preguntó.

Seguridad.

Su partido objeta las carreras de perros galgos o las riñas de gallos. Cree que la disminución de ellas se podría solucionar muy fácil a partir de la instrumentación de una serie de controles. “Pero tampoco podemos pretender que se controle eso, cuando ni siquiera se controla la delincuencia. Entonces, no somos tan utópicos de pensar, de elaborar las leyes para defender a los perros cuando ni siquiera el ciudadano es defendido por el mismo Estado”, apuntó el activista. La educación y seguridad serán dos grandes prioridades del partido, la primera porque es tranversal a todas las políticas y se puede modificar a través de ella las conductas culturales y sociales, la segunda porque es necesario dotar de más recursos y profesionalizar a la Policía. “No puede ser que la Policía no pueda disparar, no pueda combatir a la delincuencia cuando en otras partes del mundo la Policía puede actuar, muy probablemente haya que profesionalizar a la Policía. No para que “gatillo fácil”, sino porque se debe profesionalizar y que la persona pueda actuar, no se puede permitir que un tipo o delincuente ande armado por la calle”, sentenció.

Para García, la ciudadanía se tiene que poder defender. “No puede ser que dentro de la casa de cada uno, no podamos defender los bienes que cada uno tiene, o nuestra vida”, señaló García. Se preguntó: “¿Qué tiene que hacer esa persona, sentarse a ver cómo le roban la casa y luego ver cómo lo matan?. Soy partidario de la tenencia de armas, y que se pueda defender el hogar, lo digo a título personal”, puntualizó.

Al ser consultado sobre si la idea es respaldada por todo su partido, el activista respondió: “Sí, es algo que lo venimos hablando. Creo que es lógico, no puede ser que te roben en el interior de tu hogar”, argumentó. García está fuertemente enfrentado con el PERI.

RAZONES DE UNA ESCISIÓN

Denuncia contra el líder del PERI

El Partido Verde Animalista está enfrentado al Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI). Si bien sus fundadores fueron integrantes del PERI, partido que participó en las pasadas elecciones, esta vez decidieron desvincularse y buscar por su lado obtener una banca en la Cámara de Diputados, el “sillón” que les permitiría tener representación y con ello voz y voto en el Poder Legislativo. García explicó a El País que trabajó en la redacción de los principios de acuerdo del PERI pero que decidió desvincularse cuando notó que su líder, César Vega, “era autoritario y antidemocrático”. Agregó que “él dijo que le aplicaba rifle sanitario a los perros del vecino y la ecología habla de la interacción entre los seres vivos, con un ecologista así me parece que nosotros los que tenemos un poco de compasión por los animales, no tenemos lugar en ese partido”. Esta semana, El País intentó comunicarse con Vega, quien prefirió no dar detalles sobre las diferencias entre ambos partidos.

Desde que comenzaron a buscarla hace cuatro décadas los distintos movimientos ecologistas de Uruguay no han logrado nunca conquistar un escaño.

Rechazan nueva planta de UPM

El Partido Verde Animalista rechaza la instalación de la segunda planta de UPM en el centro del país así como la búsqueda de hidrocarburos que podría perjudicar, a las plantaciones y al Acuífero Guaraní.

Por otro lado, es partidario de elaborar leyes de protección y defensa de los animales y para el cuidado y preservación del ambiente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º