PABLO MIERES

"Parte de la oposición es el pasado"

El presidente y futuro candidato presidencial del Partido Independiente Pablo Mieres se tiene confianza para estar definiendo la elección en una segunda vuelta, en noviembre de 2019.

Pablo Mieres. Foto: Fernando Ponzetto
Pablo Mieres. Foto: Fernando Ponzetto

“Vamos a plantarnos en la cancha como alternativa de gobierno. En la segunda vuelta ojalá estemos. Queremos terciar en la disputa”, dijo en entrevista con El País. Es muy crítico con el canal de diálogo abierto entre el expresidente Julio María Sanguinetti y los blancos Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga, por entender que significan “el pasado”. La propuesta de Mieres es conformar una alianza socialdemócrata con la que encarar un gobierno para el Siglo XXI, señaló.

—A siete meses de aplicación del CPP que aprobaron todos los partidos ¿qué balance hace?

—Hay cosas para corregir, para ajustar. Me parece injusto que se le eche la culpa al Código del aumento de la delincuencia. En realidad la razón es el fracaso de la política de seguridad del gobierno y del famoso PADO. El PADO esparce el delito por todo el país. Vengo de una recorrida por el interior y lo que me impactó más es el aumento de la percepción de inseguridad de la gente en todo el interior. El PADO hace migrar el delito. El gobierno llevó adelante una estrategia que significó el desmantelamiento de las seccionales policiales y los barrios han quedado descubiertos.

—¿Se necesitarían por ejemplo más fiscales y funcionarios?

—Más fiscales sin dudas. Vamos a ver qué pasa en la Rendición de Cuentas. Hubo un error de cálculo de la Fiscalía al evaluar los recursos humanos requeridos y a eso hay que corregirlo. Hay que ajustar las negociaciones entre fiscales y defensores, estableciendo límites.

—¿Apoya el proyecto de Jorge Larrañaga para reformar la Constitución y la recolección de firmas?

—No. No creo que sea el camino. Con eso no se busca mejorar la seguridad. La Constitución ya cuenta con una parte sustancial de lo que se pretende reformar. Hacer uso de las Fuerzas Armadas para combatir la delincuencia es una posibilidad que tiene el Poder Ejecutivo en la Constitución. Se podrá hacer uso o no pero ya está.

—¿Qué opina de magistrados fiscales como es el caso de Gustavo Zubía con aspiraciones de ser legislador?

—Zubía tiene todo el derecho de hacer política, es legítimo. Y también tiene el derecho de dónde hacer política. No es la opción que preferimos.

—¿Habló con usted? ¿Le hubiera gustado sumar a Zubía al Partido Independiente?

—Habló conmigo, hemos tenido un buen diálogo, tengo coincidencias y discrepancias con él. No estuvo arriba de la mesa la posibilidad de que se incorporara al partido.

—¿En qué quedó el espacio socialdemócrata que Ud. promovía?

—El partido sigue pensando, justamente a raíz de la reunión de Sanguinetti con los líderes blancos, en que hay dos oposiciones. En 2019 habrá dos grandes debates. Uno sobre continuidad y cambio. El Frente sigue o se va. Nosotros pensamos que está agotado y tiene que haber cambio de gobierno. ¿Qué viene en su lugar no es algo irrelevante? No creo que la unidad opositora sea una buena estrategia porque tenemos diferencias.

—Usted es contrario a la negociación de Sanguinetti con los líderes blancos. ¿Por qué tiene una reacción tan dura?

—Porque quienes quieran el cambio van a tener dos opciones: una es la coalición de los partidos tradicionales. La reedición del acuerdo blanqui—colorado se deduce de sus palabras, la forma de gobierno de los 90, pero no debe ser la forma de gobierno del Siglo XXI. Y la otra opción somos nosotros, un cambio hacia adelante, reconociendo logros en los gobiernos del Frente pero al mismo tiempo diciendo que este gobierno está agotado. Una opción de centroizquierda, pero de cambio hacia adelante. El debate va a ser entre continuidad y cambio y dentro del cambio, un cambio hacia adelante o un cambio restaurador. Representamos el cambio hacia adelante y ojalá acompañados por ejemplo con una columna de gente que fue frenteamplista.

—¿Cuál es entonces su propuesta de ser la otra oposición?

—El alma del cambio propuesto por nosotros es la transparencia. Es decir no al acomodo, al clientelismo, a la corrupción. Y que se han dado también en estos gobiernos del Frente. Una de las grandes razones por las que el Frente Amplio ha decaído es la incapacidad de evitar hechos de corrupción, como tampoco la capacidad de sancionarlos internamente. Cuando uno mira hacia el pasado ve que también hubo vicios del mismo tipo, de corrupción y acomodo. Por eso no alcanza con coincidir en los cambios educativos, lo que hay que construir es un alma nueva. Un nuevo gobierno no puede ser sustituir una mitad por la otra mitad. Esto queremos impulsar desde un espacio más amplio. La idea del espacio socialdemócrata sigue vigente.

—Algunos tienen la lectura de que con una eventual alianza de ese tipo de Sanguinetti con los blancos y una eventual coalición futura, el Partido Independiente pierde posibilidades de ser el articulador de acuerdos en un futuro gobierno sin mayorías parlamentarias. ¿Usted lo ve así?

—Ví a Edgardo Novick preocupado porque no lo incluyeron en la reunión. A mí no me interesa formar parte. Somos la otra oposición. En la segunda vuelta electoral, donde trataremos de estar, debemos entender que se terminó el tiempo de un gobierno con mayorías propias. Viene un tiempo de coaliciones. Nos toque donde nos toque, estaremos tratando de construir una coalición.

—¿Tiene decidido el Partido Independiente a quién apoyaría en un balotaje en noviembre de 2019 si usted no pasara a la segunda vuelta?

—Eso no lo puedo aceptar ahora. Tenemos que trabajar para estar. Hasta que no se juegue la primera vuelta tengo que decir con convicción es que queremos estar. En elecciones anteriores fuimos una opción parlamentaria para evitar la mayoría absoluta. Pero ahora queremos ser opción de gobierno. Vamos a plantarnos en la cancha como alternativa de gobierno.

—¿Cómo es su relación personal en el Senado con el senador De León con quien tuvo un enfrentamiento público donde él lo insultó?

—No tengo relación personal con él. No existe obviamente después de los insultos. Hay un distanciamiento que me tiene sin cuidado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º