ENTREDICHOS EN EL LEGISLATIVO

Parlamento: choques entre ministros y legisladores del FA por la Rendición de Cuentas

Los cruces entre el gobierno y la oposición vienen en aumento y han llegado incluso al punto de tener que suspender momentáneamente las reuniones para bajar la tensión.

El gobierno entregó en el Parlamento el proyecto de ley de Rendición de Cuentas. Foto: Estefanía Leal
El gobierno entregó en el Parlamento el proyecto de ley de Rendición de Cuentas. Foto: Estefanía Leal

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Un ministro reclamó no caer en el “maniqueísmo” y se lo acusó de querer “dar clases” a los diputados. Otro le recordó al Frente Amplio que no estaba en una interpelación, luego de que varios legisladores se quejaran de que no les había respondido las preguntas. En tanto, un diputado se molestó porque una autoridad le sugirió que no debía “estar tan preocupado” por un tema. Los cruces entre el gobierno y la oposición durante el tratamiento de la Rendición de Cuentas vienen en aumento y han llegado incluso al punto de tener que suspender momentáneamente las reuniones para bajar la tensión.

El primer caso tuvo lugar en la comparecencia del ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira, el lunes 26 de julio. El entredicho empezó cuando la diputada Verónica Mato citó una columna de opinión de La Diaria, referida a las consecuencias que tuvo la pandemia para la cultura. Bajo el título “Política de la tristeza”, la nota sostenía que “el gesto de la política es cancelar el encuentro como vía de acceso a la cultura”. Luego criticó la “poca respuesta” del gobierno.

“¿Vamos a seguir describiendo así nuestras diferencias?”, preguntó Da Silveira. “¿Vamos a caer en el simplismo y en el maniqueísmo de decir que de un lado están los que defienden la alegría y del otro lado los que defienden la tristeza?”, insistió el ministro, de acuerdo a la versión taquigráfica de la reunión a la que accedió El País.

Da Silveira preguntó si alguien cree que una determinada fuerza política tiene el monopolio de defensa de la alegría o la sensibilidad. En la misma línea indicó que con este tipo de razonamientos “deberían defender la dictadura de partido único, si hay solo uno que defiende esos valores tan esenciales”.

Su intervención motivó una réplica del Frente Amplio. El diputado del MPP Sebastián Valdomir rechazó los “calificativos” del ministro por querer “dar clase” a los legisladores. “No hemos tenido ningún inconveniente como el que acabamos de tener”, subrayó y pidió un cuarto intermedio de 10 minutos. Luego, Mato opinó que “la soberbia no es buena consejera”.

“Es triste tener que escuchar en la casa de la democracia comentarios hacia las mujeres de determinado tipo, porque si uno los analiza, siempre son hacia las mujeres”, afirmó Mato sobre Da Silveira.

El segundo cruce se produjo un día después, cuando asistió a la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda el titular de Interior, Luis Alberto Heber, quien mantuvo un entredicho con la diputada Cecilia Cairo, del MPP.

La legisladora cuestionó el “famoso plan” de utilizar un fideicomiso para financiar a largo plazo la creación de tres centros carcelarios en el Penal de Libertad. “No sé si hay una decisión política del Ejecutivo de que todo pase por los fideicomisos, pero les puedo asegurar que en esta Rendición, los fideicomisos van y vienen con una facilidad impresionante; cada ministerio plantea uno”, advirtió Cairo.

“Sobre el tema del fideicomiso, se nos preguntó por qué esa manía del fideicomiso. Bueno… sobre manías… Es como el fideicomiso capital de Montevideo, o como el fideicomiso de Canelones, que lamentablemente no se pudo acordar, o como los fideicomisos que hay en todas las intendencias”, respondió el ministro del Interior sobre las administraciones del FA.

En una segunda intervención, Cairo criticó el “tono jocoso” del ministro para responderle. En tanto, la diputada frentista Alicia Porrini señaló a Heber que le realizó preguntas y no contestó. Ante esto Heber respondió que quizás “no gusten” sus respuestas, pero eso no quiere decir que no se responda. “¿No están de acuerdo? Está bien; es parte de la discusión parlamentaria. No es una interpelación, son preguntas”, aclaró.

Un tercer desencuentro entre el gobierno y la oposición involucró al presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, y al diputado del MPP por Colonia Nicolás Viera, el miércoles 28. Viera manifestó su preocupación por el personal para atender las camas de CTI en el departamento. “Yo no sé si teníamos todo el personal suficiente y capacitado para estar adentro de un CTI cuando empezaron a surgir las camas de emergencia. En algunos casos hubo carencias”, apuntó. Además, preguntó si se trasladaría el CTI al tercer nivel del edificio nuevo como se habían comprometido.

“En cuanto al lugar del CTI, creo que el señor diputado no se tendría que estar preocupando tanto, porque lo importante es que estén los recursos humanos, que haya ojos avezados que sepan atender al paciente y que lo atiendan en un lugar muy seguro”, afirmó Cipriani.

Esto no le cayó nada bien al diputado. “No puedo aceptar, bajo ningún concepto, que el doctor Cipriani me venga a decir lo que me tiene que preocupar a mí o lo que tiene que dejar de preocuparme”, señaló Viera. Agregó que hasta puede “aguantar” que lo traten de “mentiroso” y los “laderos” de Cipriani le “den algún palo que otro por las redes sociales”; pero no que se le diga qué debe preocuparle y qué no. A esto respondió Cipriani: “Lamentamos la susceptibilidad del señor diputado Viera”. Luego se pidió un cuarto intermedio para bajar los ánimos.

Un llamado a “encauzar” el debate

“Creo que ya lo hemos conversado muchas veces en la comisión. Pueden gustar o no las respuestas; pueden ser de la conformidad del legislador o no, pero eso no implica que haya un debate”, planteó en la Comisión de Presupuesto y Hacienda el diputado nacionalista Sebastián Andújar. Tras un cruce entre el presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, y el frenteamplista Nicolás Viera, Andújar pidió el miércoles “encauzar” el trabajo parlamentario sobre la Rendición de Cuentas “sin entrar en debate”. En ese marco, indicó que el mensaje es tanto para los diputados como para las delegaciones del Ejecutivo que concurren a informar. Opinó que su propuesta tiene como fin mantener el buen clima de trabajo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados