ENTREVISTA

Pablo Mieres: “Este gobierno ha sido el más falto de energía en años”

Faltan cinco domingos para las elecciones. Ni uno más ni uno menos. Pablo Mieres lo sabe de memoria porque esa distancia que lo separa de las urnas es el trecho que le queda a su partido para crecer. Y se tiene fe que votará “mejor que en 2014”. 

Pablo Mieres, candidato por el Partido Independiente. Foto: Darwin Borrelli.
Pablo Mieres, candidato por el Partido Independiente. Foto: Darwin Borrelli.

El líder del Partido Independiente, ese que se siente “más cerca de Astori que de Manini”, se presenta como la “garantía del cambio”. Una alternancia que, promete, tendrá que cambiar el diseño de la educación.

-Al partido de la “transparencia”, como usted ha llamado a su colectividad, se lo cuestionó esta semana por el pase en comisión del comunicador Jaime Clara. ¿Lo afectó?

-No hay razón para convertir este caso en un tema. Es un pase en comisión que está dentro de las reglas y, además, la persona que está en pase en comisión cumple con las tareas que se le encomendó. Lo que hay, en todo caso, es un manejo intencionado de afectar la credibilidad de una persona en un asunto que, para el Partido Independiente es central: la transparencia y el manejo de los recursos públicos.

-¿Se ha puesto demasiado alta la vara de la ética?

-No, al contrario. Hay que reducir los cargos de confianza, hay que darle más presupuesto a la Junta Anticorrupción y hay que darle al Tribunal de Cuentas la posibilidad de veto cuando hay gastos de alta relevancia patrimonial.

-¿Los legisladores legislan en base a lo que les conviene personalmente: se arman sus presupuestos, sus viajes, sus viáticos?

-Hay algo que rompe los ojos: el presupuesto entero del Poder Legislativo es menor que el de la Presidencia de la República sola. Eso da una idea de cómo el peso presupuestal del Legislativo no es relevante. Eso no significa que se gaste bien. Pero donde hay que tocar fuerte, es en el excesivo gasto de Presidencia. Allí ha habido una inflación presupuestal. Es como un arbolito de Navidad, cada año se le cuelgan más chirimbolos. Y encima con un agravante: todos esos chirimbolos están fuera del control parlamentario. Ahí sí hay que agarrar la lupa y estudiar oficina por oficina.

-¿Debe leerse como “dar marcha atrás” a las secretarías que introdujo el presidente Tabaré Vázquez?

-Tienen que estar bajo control parlamentario. Queremos crear un Ministerio de Medio Ambiente, por tanto la Secretaría de Cambio Climático iría a esa cartera junto a la Dinama. Eso no implica incremento de gasto, solo una redistribución de recursos. La Secretaría de Deportes no puede estar fuera del control parlamentario.

-¿Dónde quedaría situada la Secretaría de Deporte?

-Hay un proyecto de este gobierno de separar el Ministerio de Cultura del de Educación. Bien podría ir con Cultura.

-¿Cultura iría con Deporte y también las cárceles?

-Eso fue algo posterior que planteó el Ministerio del Interior. En el diálogo interpartidario sobre seguridad, con el presidente (Tabaré) Vázquez, habíamos acordado que el INR sea un descentralizado.

- “Habíamos acordado”, pareciera que en los diagnósticos los partidos suelen coincidir y luego viene la traba a la hora de ejecutar los cambios. ¿Es cuestión de ritmo?

- Hay que hacer un cambio de ritmo en el funcionamiento gubernamental, sin dudas. Este último gobierno ha sido el más cansino y falto de energía de los últimos años. Es más: es un gobierno que se mostró sin capacidad de dar respuesta a cualquiera de los problemas. Está agotado.

-Sin embargo, el ministro Víctor Rossi dijo esta semana que “el gobierno está trabajando de forma intensa”…

-Vamos a ser justos: en infraestructura, en la red vial, en las carreteras se hizo más que en el período anterior. Pero la necesidad de una reforma educativa te la debo. En seguridad pública hemos empeorado. Las promesas en materia económica fueron incumplidas: hubo aumento de impuestos y no se bajó el déficit fiscal. Estamos ante el final de una época, una época que viene acompañada de un descaecimiento ético. Este gobierno mostró co-rrup-ción (lo dice silabeado).

-¿Es ético ser candidato y senador a la vez?

-Estaba haciendo mi trabajo. A mí no me pueden decir “renunciá Mieres” cuando yo estoy yendo a las sesiones y participo activamente en las comisiones. Actué hasta el último día como legislador que fue para lo que me eligieron. Esto (#RenunciaMieres) y el pase en comisión son jugadas de enchastre.

-¿Por qué?

-Porque molesta un partido que demuestra que las cosas se pueden hacer de otra manera, con ética y transparencia.

-Al Partido Independiente algunas encuestas le dan 1% y otras 2%. ¿Cuál es el sentido de “ensañarse” con esta colectividad?

-La pregunta habría que hacérsela a los que ensucian. Claramente hubo un interés de afectar la confiabilidad. El Partido va a crecer nuevamente, de eso estoy seguro. La gente quiere un cambio y, al mismo tiempo, quiere la sensibilidad social que no siempre han demostrado tener los partidos tradicionales.

-El proyecto del diputado Iván Posada fue la raíz de la ley de despenalización del aborto. Su Partido acompañó la ley de matrimonio igualitario, trans y de regulación de la marihuana. ¿Se la acabaron las banderas?

-Al contrario. Hay una agenda pendiente: primera infancia es un ejemplo. El gran impulso del próximo gobierno tiene que estar centrado en los niños de cero a tres años.

Pablo Mieres, candidato por el Partido Independiente. Foto: Darwin Borrelli.
Pablo Mieres, candidato por el Partido Independiente. Foto: Darwin Borrelli.

-Este es uno de esos temas en que parecería haber consenso entre los partidos, ¿cabría pensar en parte de la negociación de un acuerdo macro?

-Para nosotros es un requisito básico para entrar a una coalición.

-¿Apoyaría a un programa o proyecto del Frente Amplio?

-Ya adelantamos que no vamos a votar al candidato del oficialismo en segunda vuelta. De todas maneras, si el Frente ganara, lo que veo improbable, será sin mayorías parlamentarias. Sea como sea, nosotros apoyaremos la idea de hacer un cambio profundo en educación como es el modelo de Eduy21. Haremos énfasis en recuperar los empleos en los pequeños y medianos negocios. Hay que cambiar la tarifa eléctrica comercial para que sea, en los pequeños comerciantes, similar a la de los hogares.

-Una reforma estilo Eduy21 implica una inversión de 1,4% del PIB en el período. Primera infancia implica inversión. ¿De dónde obtendrán los recursos cuando dice que hay que cuidar el gasto?

-Hay que operar fuerte sobre el gasto. La capacidad contributiva está en el límite. Hay que analizar oficina por oficina cómo se puede reducir el gasto en el Estado, además de aprobar una ley en marzo mismo de tope presupuestal para 2020.

-¿El Partido Independiente pasó de ser el partido de los tecnócratas a los comunicadores?

-Me da mucho orgullo nuestros técnicos. Esa base la seguimos teniendo. Ahora tenemos a Mónica Bottero, a Gerardo Sotelo que nos suman todavía más. Quedan cinco semanas para las elecciones, es un montón en esta especie de montaña rusa que es la campaña.

-¿Dónde quedará ubicado el Partido Independiente el día después de las elecciones de octubre?

-Habrá superado su votación de 2014. El voto al Partido Independiente es la garantía del cambio, es asegurarse que sea un cambio sin perder los derechos conquistados.

-¿Qué sería perder los derechos?

-Perder la agenda de derechos, el matrimonio igualitario…

-¿Eso es lo que lo distancia de Guido Manini Ríos?

-Es una distancia muy grande. Cabildo Abierto es el partido de la derecha, nunca había habido algo así en Uruguay. Siempre hubo derecha, pero adentro de los partidos tradicionales.

-¿Está más cerca del Frente Amplio que de Cabildo Abierto?

-De Astori claramente me siento mucho más cerca. También con el seregnismo. Luego hay otra izquierda, la no democrática, de la que estoy muy distanciado. Estoy muy lejos de esa izquierda que apoya las dictaduras de Maduro o de Cuba, esa izquierda que me hizo irme del Frente Amplio y que es la que termina marcándole la agenda al gobierno.

-¿Dónde se ve usted el 2 de marzo?

-En el Senado.

-¿No se han negociado cargos con blancos y colorados?

-No.

-Se decía que usted sería el acompañante de Pablo da Silveira en el Ministerio de Educación, ¿es así?

-Me entero por ustedes (risas).

-¿El Partido Independiente ha quedado “Pablo Mieres dependiente”?

-No. Somos un colectivo. El liderazgo se mantuvo porque elección a elección fuimos mejorando el resultado. Ahora hemos hecho una gran ampliación. En política no se sabe cómo será el futuro. Nosotros tenemos claro que los jóvenes se merecen cada vez más lugar. Aunque las encuestas no lo reflejen hoy, estoy seguro que vamos a seguir creciendo y renovando.

-¿Quiénes son esos electores que hoy no figuran como votantes del Partido Independiente?

-Personas de centro o centro izquierda. Personas que se desencantaron del Frente Amplio. Personas que alguna vez votaron al Frente pero que sienten que ya no los representa.

-El discurso combativo anti Frente Amplio, ese querer sacar al Frente a toda costa, ¿no le juega en contra para captar a ese electorado dudoso?

-No es nuestro estilo. El Partido Independiente tiene claro que en Uruguay, durante los últimos años, hubo cosas que se hicieron bien. No hay que generar esa lógica de tierra arrasada. Hay muchas cosas que no se hicieron o se hicieron muy mal. Pero también hay que reconocer cosas que se hicieron muy bien.

-Entonces, ¿cabe el término “la década ganada” o “la década perdida” al estilo argentina?

-No cabe. Tampoco cabe el término argentino “grieta”. Lo que va a recibir el próximo gobierno está muy lejos de la herencia kirchnerista que le dejaron a Mauricio Macri.

Más

Candidato en tiempos de campaña

-¿De qué se arrepiente?

-No haberle dedicado suficiente tiempo a la familia, sobre todo cuando mis hijos eran chicos. Empecé a militar en política con 17 o 18 años y siempre fui un militante enervado.

-¿De La Alernativa se arrepiente?

-Arrepentirme no, pero fue un error.

-¿Tuvo un costo demasiado alto esa Alternativa?

-No sé cuán alto fue el costo, pero seguro tuvo un costo. Teníamos una idea muy clara ante la ciudadanía y este acuerdo nos generó una especie de desperfilamiento.

-¿Por qué el Partido Independiente anuncia en agosto cómo actuará en noviembre?

-Era una decisión del partido de decirle a la ciudadanía que no se iba a apoyar el candidato del continuismo.

-¿Qué se vota en octubre?

-Hoy más que nunca importa el Parlamento. No habrá mayorías parlamentarias y ahí la gente tiene que entender que es el primero de la lista del Partido Independiente contra el quinto o sexto de otros partidos.

-¿Cuánto piensa gastar para octubre?

-Va a haber presencia.

-¿En dinero?

-No sabría decirte.

-¿Qué no dejó de hacer en campaña?

Estar un ratito con la familia.

-¿Cuántas horas duerme por día?

-Seis y media.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)