El símbolo de todos

El pabellón que entró en la campaña

El movimiento “Un solo Uruguay” asegura que no tiene intereses político-electorales.

Reivindicación: integrantes del oficialismo y de la central sindical pretenden que Un Solo Uruguay no se apropie de la bandera. Foto: Darwin Borrelli.
Reivindicación: integrantes del oficialismo y de la central sindical pretenden que Un Solo Uruguay no se apropie de la bandera. Foto: Darwin Borrelli.

Las manos vencidas de Fernando Muslera, y la pelota Telstar entrando lentamente al arco celeste será una imagen difícil de borrar. Allí se terminó el mundial para Uruguay. Para la mayoría de los uruguayos es el fin de un sueño, para otros también marca el inicio de la campaña electoral.

La locura por la selección uruguaya se vio en todos los departamentos. Balcones, autos y comercios fueron embanderados con el pabellón nacional. Con Uruguay eliminado de Rusia, ¿qué pasa con las miles de banderas colgadas por todo el país? El símbolo fue tomado por el grupo de autoconvocados Un Solo Uruguay como forma de identificarse y manifestarse ante el gobierno del Frente Amplio.

Sus dirigentes pretenden seguir con la presión hacia el presidente Tabaré Vázquez para intentar conseguir más medidas. Mantendrán la bandera como símbolo para identificar sus acciones. Por el otro lado, desde el oficialismo, y la central de trabajadores, Pit-Cnt pretenden reivindicar la bandera uruguaya como un símbolo de todo el país y no solo de un movimiento al que ven con inclinaciones político electorales.

"Ahora sí. Bienvenidos a la campaña electoral. Donde hombres y mujeres libres enfrentaremos al más poderoso aparato político económico y sindical, y por ello enfrentaremos la más dura campaña de la historia. Hagámoslo con alegría, coraje y fe. Uruguay necesita al Partido Nacional", escribió en su cuenta de Twitter Sebastián Da Silva el viernes 6 después que Uruguay quedó eliminado del Mundial. El dirigente blanco también participa activamente del movimiento.

Algunos dirigentes frenteamplistas debatieron en las redes sobre qué hacer con las banderas que habían colgado por el Mundial. El diputado astorista Alfredo Asti respondió a uno de ellos: "La bandera nacional es de TODOS y ningún grupo puede apropiarse de ella. Estos días han sido claro ejemplo de ello", escribió.

El legislador remarcó que no es correcto el eslogan que han optado los autoconvocados, y que sería más correcto hablar de "los muchos Uruguay" que integran los ciudadanos.

Allí tuvo un cruce con Da Silva quien acusó al legislador frenteamplista de no tener humor. "Su nivel de humor es inversamente proporcional al déficit de su líder Astori", escribió.

En ese sentido, el dirigente de "Un Solo Uruguay", Miguel Nogué, dijo a El País que el movimiento no pretende, ni pretendió en ningún momento "apoderarse de la bandera uruguaya".

"Acá lo importante es que cada ciudadano se manifieste y se exprese libremente. El uso de la bandera surgió como algo espontáneo, pero que de alguna manera agrupó a un montón de gente bajo un mismo símbolo", explicó Nogué. Para los autoconvocados la decisión de embanderarse con el pabellón nacional fue la forma de evitar quedar asociados a los partidos políticos. Sin embargo, desde el Frente Amplio entienden que varios de los integrantes también tienen lazos con el Partido Nacional. La dirección de "Un Solo Uruguay" insistió —incluso mediante comunicados— que persiguen intereses diferentes y no hay conexión.

En el episodio con el presidente Vázquez, donde participaron algunos autoconvocados y colonos en la puerta del Ministerio de Ganadería, uno de los manifestantes le dijo al mandatario: "nos vemos en las urnas". La frase fue tomada por el presidente, quien declaró que el movimiento tiene intereses político-electorales.

Combustible es uno de los temas

Uno de los puntos que más preocupa a Un Solo Uruguay es el precio de los combustibles. "Es un nuevo golpe para el uruguayo que todos los días se levanta sin chistar, es un aumento de costos importante para trabajadores y Pymes en general, poniendo una vez más la carga de pagar las ineficiencias del estado sobre los que mayor esfuerzo realizan", expresaron.

VUELVEN A MOVILIZARSE.

Reunión nacional en Durazno

El Mundial de Rusia fue una especie de impasse para el grupo de Un Solo Uruguay. El movimiento que se inició a principios de enero de este año ha perdido apoyo popular según una encuesta de Equipos Consultores.

Sin embargo, sus dirigentes sostienen que están activos y redefinirán la estrategia para lo que resta del año el próximo 21, en Durazno. Allí se reunirá la mesa nacional de Un Solo Uruguay explicó uno de sus dirigentes, Marcelo Nogué a El País.

"El Mundial fue un planchazo en general. Nosotros nos manifestamos cuando se conoció el aumento de los combustibles, pero es verdad que la actividad ha bajado. Ahora la idea es rediseñar y volver a reclamar porque la situación sigue siendo preocupante", opinó el dirigente.

Nogué explicó que a pesar de haberse mantenido poco activo el grupo ha continuado con el análisis de la coyuntura y con los informes realizados definirán el camino a seguir la semana próxima en la reunión en Durazno.

El dirigente aclaró que todos los trabajos serán con la misma impronta que han tenido hasta ahora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)