INSTALACIÓN DE PLANTA DE RESIDUOS

Orsi sobre "megabasurero": reclamo de los vecinos es “legítimo”, pero hay “oportunismos”

El proyecto para instalar una planta de disposición final de residuos en la Costa de Oro trajo protestas de vecinos y además, los ediles del Partido Nacional llaman al intendente Yamandú Orsi a la Junta Departamental para que informe. El jefe comunal asegura que hay "oportunismos" en las críticas.

Vecinos de la Costa de oro rechazan que la Intendencia instale un megabasurero a orillas del Solís Chico. Foto: Fernando Ponzetto
Vecinos de la Costa de oro rechazan que instalen un megabasurero. Foto: Fernando Ponzetto

"Siempre dijimos que íbamos a hacer lo que Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) nos dijera, y estamos haciendo lo que Dinama nos sugiere", dijo esta mañana a la prensa el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, al hablar del proyecto para instalar una planta de disposición final de residuos, denominado por algunos como "megabasurero", en las orillas del arroyo Solís Chico en la Costa de Oro.

Las declaraciones del jefe comunal llegan entre quejas de los vecinos de la zona en donde se estima que van a instalar la planta, y entre el llamado que hicieron los ediles del Partido Nacional para que vaya a la Junta Departamental a brindar información sobre el proyecto.

Ya la semana pasada Orsi había dicho a El País que la Dinama había objetado el sitio propuesto para el proyecto dado que en ese mismo lugar está previsto un embalse de agua potable de OSE. Y ahora el edil del Partido Nacional, Fabián Colombo, señaló que lo llamarán a la Junta para saber qué pasos dará ahora la comuna tras las objeciones realizadas, y luego de que vecinos denunciaran el eventual impacto ambiental.

Orsi dijo esta mañana que la intendencia está haciendo lo que la Dinama les sugiere, que es buscar otro predio dentro del mismo lugar, pero que "en un proceso licitatorio no podemos salir a decir cosas que primero se tiene que enterar la empresa" que trabaja en el proyecto.

"Estoy viendo que hay actores que se atribuyen el habernos torcido el brazo, cosa que es un disparate. En realidad los vecinos tenían razón por el tema del uso del agua por parte de OSE" y "vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que (la planta) se pueda hacer en el lugares apropiados. Nada de hacerlo apurados", señaló el intendente.

De todas maneras, opinó que más allá de la "legitimidad" que ve en el reclamo de los vecinos de la zona, "oportunismos hay".

Orsi explicó que el lugar en cuestión, donde se estudia instalar la planta, "es un espacio gigantesco" y que "en ese espacio la empresa tendrá que buscar un predio. No es ni siquiera un plan B, es el mismo plan, no cambiamos ningún criterio".

Sobre los reclamos de la gente que vive en la zona, el jefe comunal dijo que "vecinos hay en todo el territorio o sea que algún vecino va a decir que no, porque nadie quiere un sito de disposición final cerca de su casa. El vecino siempre se va a quejar, con razón, en este caso había una razón extraordinaria que era la posible contaminación del curso de agua del Solís". Pero aclaró que "cuando se hizo el planteo y el llamado licitación se cuidó que de acuerdo a las normas establecidas no se afectara el curso de agua. Ante la aparición de un posible embalse, cambian las reglas del juego, por lo tanto la empresa adjudicataria tendrá que buscar un predio que no esté en esos padrones que pudiera afectar un embalse".

De todas maneras, los vecinos esperan que la intendencia desista de su proyecto ya que estiman tendrá un alto impacto ambiental, sanitario y social.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados