PODER LEGISLATIVO

La oposición tilda de "irresponsable" al ministro Astori

Sancionan la última Rendición de Cuentas del gobierno y cuestionan errores de cálculo en Economía.

Cámara de Senadores. Foto: Francisco Flores
Cámara de Senadores. Foto: Francisco Flores

La última Rendición de Cuentas de la administración del presidente Tabaré Vázquez fue sancionada ayer en el Senado solamente con el apoyo de la bancada del Frente Amplio, luego de un debate donde el ministro de Economía Danilo Astori, el déficit fiscal y la herencia que se dejará al próximo gobierno fueron los ejes.

La defensa de la gestión del oficialismo la hizo principalmente el senador Charles Carrera, quien destacó que el gobierno actuó con “previsibilidad” y que eso ha probado que “no siempre los factores externos son determinantes”. “Más allá de las dificultades hay estabilidad”, subrayó.

“Llegar a 2018 con un crecimiento del 1,6% del Producto Interno Bruto es muy alentador; aunque menor a lo esperado, la economía uruguaya no ha parado de crecer. Lo debemos reconocer todos. Una crisis en Argentina no nos afecta como antes. Con las políticas del Frente nos desacoplamos de la región”, explicó el senador del MPP.

Carrera manifestó como un gran logro la inversión de UPM, porque dijo que eso demuestra “gran confianza en el país”.

Cuando el Frente Amplio destacó la inversión de UPM, el senador blanco Carlos Camy le salió al cruce. “UPM llega por tener condiciones ventajosas. Si no, no vendría. Recibe garantías de un subsidio por la generación de energía. Esto pone al descubierto el problema de Uruguay: por eso otras inversiones se van o no vienen”.

Y agregó que “el sector lácteo está en etapa de extinción. Reclamamos con urgencia que los beneficios de UPM se apliquen para todo el sector productivo nacional en especial para la lechería”.

Herencia.

La oposición le apuntó directo a Astori. El nacionalista Álvaro Delgado lo fustigó por “haber prometido no aumentar impuestos ni crear nuevos y presentar a los seis meses la primera Rendición de Cuentas con la consolidación fiscal”.

“No se mejoró la gestión pública. En esta Rendición no se reconocen desvíos ni errores”, remarcó.

Para Delgado “hubo una conducción económica irresponsable donde no se supo usar la bonanza económica de años. El ministro presenta un relato mágico, pero la realidad es más dura. Debió haber humildad y prudencia a la hora de vender ilusiones económicas. Dieciséis años seguidos de expansión del gasto por encima del crecimiento económico”.

Danilo Astori, ministro de Economía y Finanzas. Foto: Fernando Ponzetto
Danilo Astori, ministro de Economía y Finanzas. Foto: Fernando Ponzetto

“Con algunas medidas se podía corregir los desvíos, pero por qué se le deja esa herencia al próximo gobierno? Se puede no prever tanto y equivocarse? Bajó la inversión y cayó el consumo y el empleo. La tasa de actividad cayó también desde 2014. Estos indicadores los heredará el próximo gobierno y son bastante graves para dejarlos pasar. Y atrás de estos números hay personas”, reflexionó el senador.

Para el senador colorado José Amorín, “el gobierno gastó con absoluta irresponsabilidad. Todas las previsiones fueron mal calculadas. El desacople no era tal. ¿Nos creímos el verso del desacople?”, preguntó.

“Hoy tenemos casi el 5% de déficit fiscal, y eso trae endeudamiento. El próximo gobierno no va a poder seguir con un déficit fiscal así”, sostuvo el senador colorado.

Mientras, para el senador Iván Posada, del Partido Independiente, “las proyecciones del gobierno estaban equivocadas. Hay un déficit fiscal sostenido, pérdida de empleo y de competitividad”.

El Uruguay en 1990 y ahora

Una parte de los argumentos del frenteamplista Charles Carrera apuntaron a comparar al país de 1990, cuando comenzó el gobierno de Luis Lacalle Herrera, con la gestión del FA a partir de 2005. Los nacionalistas le respondieron que, si bien el PIB se había quintuplicado, el desempleo ahora está por encima de aquella época, lo mismo que el endeudamiento.

No le llevan el apunte al ministro.

En el año 2016, ante el crecimiento de los empleados públicos y personas vinculadas al Estado como contratadas, el ministro de Economía Danilo Astori propuso que en el futuro no se proveyera una de cada tres vacantes. El senador nacionalista Luis Alberto Heber exhibió en la sesión un documento de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) donde, según dijo, se confirma que no se ha cumplido con el pedido de Astori de cada tres vacantes proveer solo dos.

“Los recursos del Estado se gastan en clientelismo político, en vez de reactivar el aparato productivo”, dijo Heber. Puso ejemplos de varios organismos en 2018. “En Ancap hubo 191 bajas, nombraron a 56. Pero en el caso de los contratados de 38 bajas repusieron a 43 personas. En UTE los contratados, de 163 llenaron 152 lugares. En Antel los contratados, de 86 pasaron a ser 108. Clientelismo político. En OSE de 189 vacantes llenaron 185. No saben gestionar. La orden del ministro no se respetó en las empresas públicas. Total, esta farra la paga el pueblo. En 2017 en total había 310.000 funcionarios y vínculos, y ahora en 2018 eran 312.000”, indicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)