Mejorar la gestión pública

La oposición pide controlar ingresos de los legisladores

Una ley regulará el uso de recursos públicos por parte de los funcionarios.

Se votó otro proyecto que apunta a extender la ética y la transparencia a la órbita estatal. Foto: Fernando Ponzetto
Se votó otro proyecto que apunta a extender la ética y la transparencia a la órbita estatal. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Una de las últimas leyes en ser aprobadas en el Parlamento fue la que señala normas para la regulación de los viáticos que se perciben en la administración central. Básicamente, esa iniciativa señala la necesidad de rendir cuenta de los dineros públicos ya sea percibidos por viajes al exterior como por recorridas a nivel nacional.

En Diputados el proyecto de ley se aprobó casi por unanimidad. No lo acompañó el representante nacionalista Rodrigo Goñi, quien argumentó que "no hay razones para no incorporar a esta ley las partidas económicas que reciben los gobernantes. En concreto hablo de la partida de prensa".

El legislador recordó que tiempo atrás el movimiento Un solo Uruguay le planteó a los diputados la necesidad de devolver la parte de ese ingreso que no se utilice. "Este proyecto no puede ser a medias porque puede ser percibido como un proyecto que oculta todas las partidas económicas que reciben los gobernantes".

Este tema dio pie a que el diputado del Partido de la Gente Guillermo Facello insistiera en reclamar un pronunciamiento de la comisión de Asuntos Internos sobre su planteamiento para que los legisladores renuncien a la partida de prensa que perciben, de $ 26.000 mensuales, para contribuir a la transparencia de la gestión pública, ya que no hay constancia de que ese dinero se destine efectivamente a la compra de diarios, semanarios y revistas.

Guillermo Facello. Foto: Archivo El País
Guillermo Facello. Foto: Archivo El País.

La partida estipulada para la compra de material de prensa (diarios, revistas y semanarios) es de $ 26.000 por mes por legislador. En Diputados hay 99 integrantes por lo cual esa suma es de $ 2.574.000 al mes. En el curso de un año la cantidad trepa a $ 30.888.000. Traducido a dólares americanos estamos hablando de US$ 936.000.

En el Senado, los 31 integrantes reciben por mes para compras material de prensa $ 806.000, lo que multiplicado por doce meses suma al año $ 9.672.000. Esto convertido a dólares estadounidenses suma US$ 293.000.

Sumadas ambas Cámaras el dinero que el Poder Legislativo destina a la compra de material periodístico es de US$ 1.229.000.

Viáticos.

El proyecto de ley que se aprobara en estos días en la Cámara de Representantes consta de siete artículos: en el artículo 1º se establece el derecho los funcionarios del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, del Tribunal de Cuentas, de la Corte Electoral, a percibir desde la Administración dineros para cubrir los gastos que se originen en el cumplimiento de su función pública en el exterior del país.

El artículo 2º define el concepto y naturaleza de los viáticos, lo que se entenderán como los gastos del alojamiento, alimentación y transporte derivados del ejercicio de sus funciones.

El artículo 3º establece la forma de determinación de los montos, de acuerdo a la escala básica fijada por el ministerio de Relaciones Exteriores en base a criterios de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En el artículo 4º se fija el adelanto de fondos que se realizará por los días que comprende la misión.

Por el artículo 5º se determina la forma y plazo, de 10 días, para la rendición de los viáticos así como su consideración como materia gravada según lo dispone la ley Nº 16.713, en caso de no devolver el excedente no gastado ni rendido. El artículo 6º establece los criterios de reglamentación de la ley.

Finalmente, el artículo 7º establece una disposición especial para los entes autónomos y gobiernos departamentales, los que deberán tener en cuenta los principios de transparencia y rendición de cuentas, al regular el régimen de viáticos de sus funcionarios.

El proyecto fue votado prácticamente por unanimidad. Solamente Goñi lo rechazó por las razones señaladas.

"Hubiera sido un saludo a la bandera"
Pablo Mieres. Foto: Leonardo Mainé

El senador y candidato presidencial del Partido Independiente Pablo Mieres sostuvo que la aprobación de la ley de financiamiento de los partidos políticos, como proponía el Frente Amplio, "tan tardíamente con respecto a la actual campaña electoral, generaba enormes dificultades e incumplimientos que la hubieran convertido en un saludo a la bandera y el sistema político habría incurrido en una mayor decepción al dejar en evidencia que buena parte de lo votado no se estaría aplicando".

"Pero el problema principal es que desde que pasó a la Cámara de Diputados, el Frente Amplio postergó el debate sobre el articulado, rechazó todas las propuestas de los partidos de oposición, se negó a dialogar y lo votó en comisión sin ningún cambio. Luego lo demoró un par de meses sin incluirlo en el orden del día, apostando a contar con sus cincuenta votos y pretendió votarlo con cambios que ni siquiera fueron comunicados formalmente a los demás partidos", dijo, en una columna publicada en Montevideo portal.

Mieres escribió que la norma proyectada "establecía que el período de campaña electoral debía establecerse a partir del 1 de enero del año electoral. Es decir que, aprobada el 27 de diciembre, como se proyectaba por el Frente Amplio, debía regir para todos los partidos inmediatamente y, por ejemplo, cada partido y agrupación debía abrir cuentas corporativas en un banco y realizar todas sus operaciones por vía bancaria".

Pero el senador del PI recordó que el sistema financiero no admite cuentas a nombre de los partidos, por lo que debería establecerse una normativa por el BCU que lo permitiera, lo que seguramente llevaría varios meses".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)