Desencuentros

Oposición da respiro al FA y crea líos propios

Novick a Sanguinetti: “Primero el país y después la chacrita”.

"Yo respeto a los políticos, pero mucho más a los trabajadores", dijo Novick. Foto: Gerardo Pérez
"Yo respeto a los políticos, pero mucho más a los trabajadores", dijo Novick. Foto: G. Pérez

El gaucho Martín Fierro fue un personaje creado por José Hernández y tenía una ley: "Los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera", dice el poema. "Tengan unión verdadera, en cualquier tiempo que sea. Porque, si entre ellos pelean, los devoran los de ajuera (afuera)", remataba.

Entre los partidos de oposición no hay tal hermandad. Pero sí hay un objetivo casi común: triunfar en las próximas elecciones para desalojar al Frente Amplio del gobierno. Por eso blancos, colorados, independientes y el flamante Partido de la Gente hablan ya de la idea de una coalición.

Sin embargo, en las últimas semanas dejaron a un costado su arsenal de críticas hacia la coalición de izquierda y se dedicaron a lanzarse reproches generando un clima de minienfrentamientos.

Los últimos cruces fueron en la interna del Partido Nacional con la entrada en escena del joven empresario Juan Sartori que pretende competir en la interna de los blancos. Al conocerse sus intenciones dirigentes del ala wilsonista salieron a su cruce. Ayer llegó a Uruguay y dijo que le había llamado la atención la cantidad de críticas y ataques de varios dirigentes. "No creo que la política tenga dueño en Uruguay", declaró a la prensa.

Juan Sartori. Foto: Leonardo Mainé
Juan Sartori. Foto: Leonardo Mainé

Sus dichos no demoraron en ser respondidos. El diputado de Alianza Nacional, Jorge Gandini, salió nuevamente a enfrentarlo. "La política no tiene dueño en Uruguay, es verdad. Cualquiera puede juntar 1300 firmas, fundar un partido y ser su candidato. Es muy sencillo. Sin embargo, alguien con mucho dinero puede aterrizar aquí, comprarse una empresa o una propiedad, pero por suerte, no un partido", escribió el legislador en su cuenta de la red social Twitter.

Pero no fue el único cruce en la interna blanca. Larrañaga se molestó con el senador Luis Lacalle Pou cuando dijo que la ciudadanía había sido sabia en votar al frente Amplio en 2004. En esa elección Larrañaga fue derrotado por Tabaré Vázquez. Allí entró la otra precandidata, la senadora Verónica Alonso. Dijo que le preocupaban las diferencias que afectan la unidad del partido y los rezongó. "Es un consejo, pero también un pedido de que se dejen de chiquilinadas que no colaboran y que asuman con responsabilidad y madurez los problemas que tenemos que resolver", dijo la semana pasada a Telemundo de canal 12.

Las peleas no son ajenas a los colorados. Y en las últimas horas involucraron a quien quizás sea su máxima figura, el expresidente Julio María Sanguinetti.

El dos veces presidente de la República le exigió respeto al debutante en la elección nacional Edgardo Novick, líder del Partido de la Gente. El fin de semana este dijo que "Sanguinetti y Lacalle Pou están confundiendo a la gente" sobre la idea de coalición.

Empuje: el expresidente planea anunciar que competirá en la interna en febrero o marzo. Foto: Fernando Ponzetto
Julio María Sanguinetti. Foto: Fernando Ponzetto

El colorado arremetió y opinó que Novick es una persona que "no está acostumbrado a respetar" y le reprochó haber aprobado en la Junta Departamental de Montevideo el Fondo Capital que impulsaba la intendencia.

Ahora Novick insistió con su idea. Y dijo que "con respeto" sostiene que la oposición debe juntarse antes de las elecciones de octubre de 2019.

"Primero está el país y después la chacrita. Yo respeto a los políticos pero mucho más a los trabajadores y a los pasivos que están castigados por la inseguridad y a los miles que se quedan sin trabajo", dijo ayer a El País.

El anhelo de la coalición y la insistencia por la Concertación
Luis Lacalle Pou, precandidato por el Partido Nacional. Foto: Leonardo Mainé

El precandidato Luis Lacalle Pou es quien hoy lidera la intención de voto en el Partido Nacional según todas las encuestas. En el actual escenario es quien tiene más chances de ganarle al Frente Amplio. En una entrevista con El País, semanas atrás, dijo que es consciente que para triunfar va a necesitar del apoyo de los otros partidos. Por eso imagina un gran acuerdo con la intención de construir un gobierno de coalición con cuatro colectividades.

"Por necesidad para conformar una mayoría parlamentaria vamos a tener que conformar un gobierno de coalición. Le hace bien a un gobierno nacional, porque algunas medidas que vamos a tener que tomar requieren de mucho coraje, y cuanto más amplia sea la base política y por ende la base popular, mejor para un gobierno", declaró el líder del sector "Todos".

Incluso declaró que será una coalición inédita de cuatro partidos: Partido Nacional, Partido Colorado, Partido Independiente y Partido de la Gente.

Pero para Novick el camino debe ser otro y puso sobre la mesa la idea de la Concertación a nivel nacional. Esa herramienta solo se usó para la elección departamental de Montevideo.

"Todos los esfuerzos valen. Que cada partido siga existiendo pero no hay que correr el mismo riesgo que en 2009 y 2014. Nada nos asegura que con la suma de la oposición en la segunda vuelta se gane", opinó Novick en charla con El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)