Reacciones

Oposición contraataca: “Síndrome oficialista”

Dirigentes políticos de todos los partidos salieron al cruce del presidente Tabaré Vázquez.

Tabare Vazquez: Foto: Fernando Ponzetto.
Tabare Vazquez: Foto: Fernando Ponzetto.

Síndrome es el conjunto de signos y síntomas. “Hay signos y síntomas de la oposición que permiten definir lo que he titulado como síndrome opositor”. Con estas palabras el presidente Tabaré Vázquez resumió lo que él considera ha sido la actuación de la oposición en lo que va de su mandato.

Lo hizo en una reunión informal de fin de año con sus ministros y bancada, en la residencia de Suárez y Reyes. Allí se refirió a lo que es la “soledad del poder” y lo bueno de las instancias de confraternización con sus “compañeros” de militancia. Pero la mayoría del tiempo la dedicó a hablar del “síndrome opositor” que identificó en tres elementos: “todo está mal”, los “peros” de los críticos económicos y “el enchastre” por los temas de corrupción. “Van a enchastrar con el tema de la corrupción, que somos todos iguales. Esta es la tríada que construye el síndrome opositor”, afirmó. Esta no es la primera vez que utiliza el lenguaje de la medicina en la política. En varias oportunidades habló de “tumor”, “gangrena” y hasta dijo en la ONU que el mundo se parecía a un “manicomio dirigido por sus propios enfermos”.

El diagnóstico del presidente sobre la estrategia que emplea la oposición mereció ayer la reacción de diferentes políticos de todos los partidos a pocas horas de que se inicie el año electoral. Para contrarrestar el “síndrome opositor”, el candidato presidencial y senador Pablo Mieres (La Alternativa) habló del “síndrome oficialista”, término que usó para describir el “encierro de un mundo paralelo” en el que considera está inmerso el gobierno.

“Me parece que hay un síndrome oficialista. Niegan la realidad y tienen un gran malhumor que se expresa en una especie de resentimiento. No se dan cuenta que la gente cambió, que la gente está molesta. La realidad indica el fracaso del gobierno. Lo más grave es que el presidente renunció a ser presidente y se convirtió en un dirigente del partido de gobierno, poco menos que arengando. Y en eso no debería incurrir”, opinó.

Para el diputado nacionalista Pablo Abdala, “el síndrome opositor está en la cabeza del presidente”. “En el síndrome opositor, Vázquez encuentra el canal para desahogar toda su frustración y digo esto con enorme respeto a su investidura. Llama la atención que en una reunión de fin de año no tenga otra cosa de que hablar que la función de la oposición”, agregó el legislador.

Abdala sostiene que Vázquez “es consciente de que ha fracasado y está insatisfecho con los malos resultados”. “El país tiene problemas en el empleo, en la seguridad y en la economía. Como le tiene que echar la culpa a alguien, le echa la culpa a la oposición”, afirmó. Y consideró que el trabajo de los opositores se ha realizado “con lealtad republicana”.

En la opinión del senador y precandidato colorado José Amorín Batlle, el presidente “está bastante ajeno a la realidad” y “lo rodea un grupo de personas bastante ajena a la realidad”.

“Creo que está ajeno a lo que está pasando. Es triste y negativo no para él, sino para Uruguay”, subrayó. Opinó que con sus dichos en una reunión a puertas cerradas demostró que “nunca fue el presidente del Uruguay, es el presidente del Frente Amplio”.

“Se siente así, lo manifiesta cuando dice somos nosotros y el resto es la oposición”, señaló Amorín Batlle. Además consideró que cuando Vázquez estuvo en la oposición fue “el más duro y cruel opositor que tuvo el Uruguay”.

A redoblar

En un brindis de fin de año con sus ministros y la bancada legislativa en la residencia de Suárez, el presidente Tabaré Vázquez llamó a redoblar la militancia, hablar “cara a cara” con la gente y “trillar” todo el país. También se mostró “convencido” de que el Frente Amplio alcanzará un cuarto gobierno a pesar de que las encuestas marcan un descenso en la intención de voto de la coalición.

“Lo que dijo Zuasnabar es falso”

“Como lo digo acá lo digo en cualquier lado”, dijo el presidente Tabaré Vázquez sobre su malestar con la última encuesta de Equipos Consultores. Desde la consultora y ante la consulta de El País se prefirió no hacer declaraciones al respecto.

“Tenía contrato hasta el 15 de diciembre y di las instrucciones para que esta consultora no siguiera. El 17 de diciembre me bajó cinco puntos. ¡Qué casualidad! fue la misma que dijo que teníamos un 39% cuando yo decía que ganábamos con mayoría parlamentaria”, advirtió. Vázquez consideró que el director de Equipos, Ignacio Zuasnabar, “muy suelto de cuerpo” dijo en Canal 10 que si se sumaba toda la oposición, la misma alcanzaba el 44% de las preferencias electorales. “Esto es para trabajar sobre el subconsciente colectivo y generar una determinada imagen a punto de partida de una premisa falsa. Lo que dijo el señor Zuasnabar es falso de toda falsedad y se puede demostrar”, insistió. Enseguida explicó que los resultados electorales en balotajes demuestran que no se puede sumar automáticamente a la oposición.

Vázquez dijo que se utilizan las encuestas “para dar la imagen que esto está liquidado y gana la oposición y no hay más nada para hacer”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)