ELECCIONES 2019

La oposición coincide en reestructura de ASSE

Referentes de salud de los partidos políticos presentaron propuestas para próximo gobierno en la FEMI.

Conferencia FEMI. Foto: FEMI
Referentes en salud de los partidos políticos ayer en un evento de FEMI. Foto: FEMI

La salud no está siendo uno de los temas de debate en esta campaña electoral; es más, los referentes de los equipos de salud de los partidos políticos coinciden en que el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) debe seguir adelante.

Sin embargo, sí hay marcadas diferencias con respecto a si el sistema es deficitario o no, o sobre los cambios que se deben realizar en la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE). Ayer, referentes de los equipos de salud del Frente Amplio, Partido Nacional, Partido Colorado y Partido Independiente, plantearon sus propuestas sobre el tema en la Federación Médica del Interior (FEMI).

El referente de salud del Partido Colorado, Luis Alberto “Ney” Castillo, señaló que es necesario pensar en un “cambio organizacional” y en la gestión de los recursos humanos de ASSE, así como desde un punto de vista de su “marco jurídico”. Castillo, también director técnico de la Fundación Pérez Scremini*, planteó que es necesario profundizar la regionalización, complementación y venta de servicios entre los centros de salud, así como la importancia de crear un sistema de auditorías y control.

Quien también puso especial énfasis en aplicar una serie de modificaciones en ASSE fue el referente en el área de salud del Partido Independiente, Gustavo Mieres. El médico señaló que “ASSE sigue siendo un enorme problema de gestión” y que se “debería ir por una profunda descentralización interna, nuevamente rediscutir su figura jurídica, y quizás avanzar un poco más en su autonomía, para que deje de ser el hijo putativo del Ministerio de Salud Pública y del Ministerio de Economía y Finanzas”.

Bajo el actual gobierno se realizaron varias denuncias por aparentes irregularidades en la gestión de los hospitales públicos, sobre todo en el interior del país, algunas de ellas aún investigadas por la Justicia.

Por su parte, el representante del equipo de salud del Partido Nacional, Hugo Odizzio, señaló que sus propuestas programáticas tienen “un sentido de urgencia”.

Consideró que la próxima administración del MSP, deberá “tener que tomar un conjunto de decisiones que realmente lleven al sistema a escenarios de equilibrio”.

Por su parte, el representante de salud del candidato oficialista Daniel Martínez, Miguel Fernández Galeano, que también es asesor del directorio de ASSE encabezado por Marcos Carámbula, señaló que el Frente Amplio busca la “continuidad de la reforma del sistema de salud, en el marco de seguir avanzando en la transformación del Estado que trabaje el presupuesto por programas y proyectos”.

Fernández Galeano también apuntó que son necesarias “políticas transversales” y “mejorar la transparencia en la rendición de cuentas”.

El propio ministro de Salud Pública, Jorge Basso, admitió a mediados de septiembre en uno de los encuentros “gobierno de cercanía” que se realizó en Canelones, que si bien la salud no es un tema de campaña electoral, en 2005 cuando el Frente Amplio asumió su primer período de gobierno, quien no podía acceder a una mutualista, debía atenderse en salud pública o en la denominada “salud para pobres”.

Concretamente, dijo que “en 2005 el sistema sanitario atendía a 700.000 trabajadores, cobertura que se interrumpía al momento de las respectivas jubilaciones. Además, las mutualistas exigían un examen previo para que los prestadores inscribieran a los solicitantes, con canastas de servicios variables y bajo la obligación de un pago mensual”.

Déficit.

Fernández Galeano rechazó el planteo de uno de los técnicos que integra el equipo de salud del Partido Colorado, que planteó que el actual sistema de salud presenta un déficit.

El economista Alejandro Ramos había señalado que el “contexto no es muy bueno” dado que desde 2007 que “no había déficit del Fondo Nacional de Salud (Fonasa) y ahora es un 1% del PIB”, por lo que “estamos en condiciones de decir que hay una restricción financiera muy importante”.

Fernández Galeano señaló al terminar su exposición que en materia de salud, en los últimos 15 años, “el gobierno del Frente Amplio hizo mucho, hizo bien y falta”.

Durante la presentación de los asesores de salud de la oposición, hubo coincidencias en que se deben ajustar aquellos casos en los que los usuarios presentan una doble o hasta triple cobertura de salud.

En Uruguay hay aproximadamente unas 350 mil personas que tienen cobertura doble, es decir, que están comprendidos en el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) y también se atien-den en los hospitales Policial o Militar.

*Aclaración: en una primera versión de esta nota se informó que Luis Alberto “Ney” Castillo era director técnico de la Fundación Peluffo Giguens, cuando en realidad ese cargo lo ocupa en la Fundación Pérez Scremini. A nuestros lectores y a los involucrados las disculpas del caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)