INTERPELACIÓN PARLAMENTARIA

Oposición buscará censura de Bonomi tras acalorada sesión

Malestar por aumento de homicidios en Uruguay enfrenta a los políticos.

Interpelación a Eduardo Bonomi. Foto. Ariel Colmegna
Foto. Ariel Colmegna

Enmudeció a los legisladores y a los presentes en las barras de la Cámara de Senadores al anunciar una "despedida" ajena. El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, fue interpelado ayer por más de 11 horas por el senador del Partido Colorado, Pedro Bordaberry, en una instancia que terminó con el pedido de censura del secretario de Estado por parte de toda la oposición que tildó de "autoritaria" a la mesa del Senado por no permitir la lectura de las mociones.

"Esto es una despedida y lo voy a decir por primera vez, porque no quise anunciarlo antes, en medios de comunicación. He meditado mucho estas palabras y en particular en los últimos meses", sorprendió el ministro. Se refería al anuncio del senador Bordaberry de retirarse de la actividad política.

A diferencia de la interpelación realizada a Bonomi en 2016 en la que formuló 47 preguntas, ahora el senador colorado hizo apenas siete.

Las críticas al aumento del número de homicidios que en marzo de este año tuvieron su máximo histórico (322 entre abril de 2016 y marzo pasado), enfrentó a senadores del oficialismo y de la oposición. El senador nacionalista Luis Alberto Heber manifestó su malestar porque el ministro comparó las tasas de homicidios de ciudades como Londres y Montevideo: "No es comparable las tasa de homicidios con otros países", apuntó, por eso "el ministro se tiene que ir", agregó.

"En América Latina tenemos el 8% de la población mundial y el 35% de los homicidios del mundo, con 380 homicidios por día", aseguró Bonomi. De las 50 ciudades más inseguras del mundo, 47 están en América, (cuatro de ellas en Estados Unidos y 22 en Brasil), apuntó. Del otro lado, Bordaberry no hacía más que ajustarse a lo que señalaban sus gráficas en las que relacionaba el aumento de los homicidios desde 2012 con Bonomi ya en el cargo.

También el jerarca señaló que "en el año 2017 la tasa de homicidios se ubicó en 8,1 cada 100.000 habitantes y para la ciudad de Montevideo fue de 11,7". Al inicio de la gestión en 2015, la tasa de homicidios se ubicó en 8,5 cada 100.000 habitantes y para la ciudad de Montevideo el número fue de 12,5.

Para el senador blanco, Luis Lacalle Pou, el primer orador del debate, "con Bonomi y su equipo, la seguridad empeora". Apuntó que lo único que "sostiene" al jerarca en su cargo es la política y su cercanía con el expresidente y senador José Mujica. Bonomi, quien en cada alocución calificaba a Bordaberry de "histriónico", por su forma de presentar los datos, repitió durante la interpelación que el aumento de la violencia es consecuencia de la rivalidad de las bandas de delincuentes. Además, "con mi presencia en sala quizás logre que Bordaberry se quede y no se retire de la actividad política", sentenció.

El senador colorado también reclamó conocer los informes que avalaron la contratación de Efrain Pablo Trejo en el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR). Según una investigación del programa "Así nos va" de radio Carve, Trejo llegó a Uruguay en 2011 tras haber integrado el grupo guerrillero FARC, según el registro del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Bajo el programa "Aprender siempre" del Ministerio de Educación y Cultura, el hombre comenzó a trabajar en la cárcel de Punta de Rieles y formó parte de un taller de Comunicación. Al cambiar las autoridades, se detectó que había cometido "diversas irregularidades en el manejo de horas docentes del taller". La discusión más acalorada sobre este punto estuvo marcada por los informes de Inteligencia que tenía en su poder Bordaberry en los que constaban los vínculos de Trejo con las FARC.

Ante las suspicacias de Bonomi por eventuales vínculos del legislador con agentes de la CIA, el senador señaló en tono de broma: "Me entrevisté sí con funcionarios de Estados Unidos, pero comimos scones con la senadora Carol Aviaga y Daisy Tourné en un café". Por su parte, el senador del MPP, exdirector general de Secretaría del Ministerio del Interior, Charles Carrera, escribió en la red social Twitter casi al final del llamado a sala que "asistimos a otra interpelación a Bonomi donde padecimos la pobreza y simplismo de la oposición para tratar la problemática de la seguridad y la convivencia sin reparar en las causas".

En un momento del debate los senadores Rafael Paternain (Frente Amplio) y Jorge Larrañaga se cruzaron fuerte cuando el primero calificó de demagógicas la serie de propuestas que el nacionalista ha venido efectuando para mejorar la seguridad. Ante esa afirmación, Larrañaga reivindicó sus iniciativas: “Prevención toda la que se quiera, rehabilitación toda la que se quiera, políticas sociales todas las que se quieran, pero si hay que reprimir para poner orden, hay que reprimir, no hay que tener miedo”, sostuvo.  Además, el senador nacionalista ratificó que iniciará una campaña de recolección de firmas en todo el país para promover sus propuestas pese a no contar con el apoyo de la mayoría del Partido Nacional.

Malestar.

La oposición manifestó su rechazo sobre el final de la interpelación porque la mesa del Senado, encabezada por la presidenta Lucía Topolansky no autorizó la lectura de las mociones. Con 16 votos en 30, el Senado aprobó la solicitud de censura del ministro para la que se necesitan tres quintos de los votos. La medida había sido adelantada en un documento firmado por varios legisladores de la oposición, pero el Frente Amplio apoyó la gestión de Bonomi.

La oposición consideró insuficientes las respuestas del ministro. Foto: El País
La oposición consideró insuficientes las respuestas del ministro. Foto: El País

Ministro propuso ajustes al nuevo CPP

El ministro Eduardo Bonomi propuso ayer al Parlamento introducir ajustes al nuevo Código del Proceso Penal que incluyen la posibilidad de conducir a un detenido a la Justicia para indagatoria sin que medie orden fiscal, que para los reincidentes la prisión preventiva deba ser preceptiva y que en caso de acuerdo para reducción de la pena, el imputado no pueda acceder a la libertad anticipada sobre la pena acordada. "Se ha dicho que hay que esperar dos años para hacer evaluaciones. Yo digo que no, que es necesario hacer los ajustes ahora porque la instalación de espacios de impunidad y de no persecución penal nunca fue el argumento para impulsar el nuevo Código", dijo. El secretario de Estado agregó que "para nosotros, esos ajustes tienen que ver con dejar claramente establecido que la Policía, en casos de flagrancia, puede detener e indagar, sin que medie orden fiscal para llevar un detenido ante la justicia", explicitó el jerarca. "También tiene que quedar claro que, en el caso de reincidentes o reiterantes, la prisión preventiva tiene que ser preceptiva. Y en caso de acuerdo entre el fiscal y el abogado que lleve a la reducción de la pena, no puede haber libertad anticipada sobre la pena acordada", complementó. De enero a octubre del 2017 bajó 7% el número de procesamientos con prisión en comparación con el año anterior.

Opinan los protagonistas.

Bordaberry
Bordaberry interpela a Bonomi
"Naturalizan la inseguridad"
Bonomi naturaliza la inseguridad. No nos dice qué va a hacer para evitar que aumenten los delitos" (...) "En cualquier momento ponemos un CSI Montevideo" (...) Desde un tiempo para acá el Ministerio del Interior se ha vuelto el Ministerio de la Explicación, explica por qué ocurre cada uno de los hechos de violencia".
Lacalle Pou
Luis Lacalle Pou. Foto: Captura
"La seguridad empeora"
Con Bonomi y su equipo la seguridad empeora. Lo único que sostiene al jerarca en su cargo es la política y su cercanía con el expresidente José Mujica. Hacemos la interpelación, pero ya sabemos que el Frente Amplio y el gobierno cierran las filas por más desastrosa que sea la gestión. La respuesta es que sí porque hay cosas por saber".
Carrera
Charles Carrera, senador. Foto: Ariel Colmegna.
"Padecimos el simplismo"
Asistimos a otra interpelación al ministro Bonomi donde padecimos la pobreza y simplismo de la oposición para tratar la problemática de la seguridad pública y la convivencia sin reparar en las causas. Seguiremos trabajando con realismo y —por encima de todo— con responsabilidad. En el Ministerio llevamos reformas que otros no pudieron".

Se desmarcan

La Comisión de Conducta del movimiento "Un solo Uruguay" analiza la aplicación de "medidas reglamentarias" contra los integrantes que ayer pidieron la renuncia del ministro Eduardo Bonomi, durante la interpelación. En un comunicado, el movimiento aclaró que se trata de "participantes del movimiento que no integran la mesa nacional". Uno de los integrantes del movimiento, José Irureta, dijo a El País que "Bonomi desarmó a la Policía" por su estrategia de trasladar efectivos de una ciudad a otra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)