MEDIDAS CONTRA EL CORONAVIRUS

Operativos en los puestos fronterizos frenan el ingreso de 44 personas

El Ejército reportó un caso particular ocurrido en Rivera, donde una persona pretendió ingresar al Uruguay de manera irregular intentado incluso darse a la fuga, pero un operativo lo evitó.

Larga fila de vehículos en el puente Mauá. Foto: Néstor Araújo
Larga fila de vehículos en el puente Mauá. Foto: Néstor Araújo

El Ministerio de Defensa informó ayer que, entre las 13 horas del jueves 24 y las 13 horas del viernes 26, el Ejército logró evitar el ingreso al país de 44 personas, que pretendían entrar pese a la disposición de cierre de fronteras dada a conocer la semana pasada por la Presidencia de la República.

“En los puestos de control de la frontera norte, se evitó el ingreso de 37 personas. En uno de los casos se pidió intervención de la Fiscalía”, informó la cartera a través de Twitter.

Según la información oficial de la Dirección Nacional de Migraciones, en las vísperas de Navidad, ingresaron al país 504 personas y fueron rechazadas solo tres. El miércoles 23 entraron al Uruguay por los puestos de control 934 personas y fueron rechazados dos ingresos. Los días lunes 21 y martes 22 de diciembre ingresaron 1.732 y 1.181 personas respectivamente. La medida del gobierno estuvo operativa a partir del lunes.

El Ejército Nacional reportó un caso particular ayer viernes 25, ocurrido en Rivera, donde una persona pretendió ingresar al Uruguay de manera irregular intentado incluso darse a la fuga, pero un operativo lo evitó.

“El puesto de control del Ejército en Curticeiras, Rivera, evitó el tránsito irregular hacia Montevideo de un hombre y una mujer cubanos y un canadiense, padre de la mujer. El hombre canadiense pretendió eludir el control caminando a campo traviesa. Se dio intervención a Fiscalía”, relató el Ministerio de Defensa a través de sus redes oficiales, ayer a la tarde.

Las autoridades departamentales de Rivera, por su parte, lograron desarticular una fiesta prevista para la noche del 25, citando al organizador y dando cuenta a través de la Fiscalía, que de realizar el evento sería formalizado por desacato a través de proceso judicial.

Sin embargo la preocupación en este departamento está focalizada en fiesta clandestina -con venta de entradas- que se organizó del lado brasileño, en Santana do Livramento. Estuvieron presentes unas 1.000 personas, entre ellos algunos riverenses. Las autoridades dieron cuenta a sus colegas de Brasil antes que se efectivizara, pero estas no llegaron a desarticular el evento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados