EL JUICIO A LULA: LAS REACCIONES FUERA DE BRASIL

Oficialismo y oposición enfrentados

La izquierda defiende a Lula y el resto del espectro aplaude la independencia judicial.

Lula compartió estrado hace unos días con Mujica y Rousseff. Foto: Reuters
Lula compartió estrado hace unos días con Mujica y Rousseff. Foto: Reuters

Durante el gobierno de José Mujica, el hoy senador decía que Uruguay debía "ir en el estribo de Brasil". Hace pocos días estuvo en Livramento con Lula, con quien intercambió elogios e incluso dijo que el exsindicalista metalúrgico era el único que podía unir a los brasileños. Pero ahora Lula, quien supo ser un ícono para la izquierda regional, está en las horas más bajas de su larga trayectoria y en el Frente Amplio hay consternación.

Mujica fue quizás el más tajante y divulgó un texto que decía: "Querido Lula: las clases sociales existen y las dominadoras no soportan que los sometidos les disputen el poder. Sé que la pelea continúa y continuará a pesar de los jueces y la prensa. Te acompañamos en las luchas del pueblo humilde de Brasil. Contigo como siempre, Pepe".

Su esposa la vicepresidenta Lucía Topolansky dijo a Radio Sarandí, que "el caso brasileño es tremendo, tenemos una presidenta destituida sin acusaciones y ahora un juicio en que no hay pruebas y hay convicciones". "Es una lástima lo que ocurre en Brasil, comentó.

El senador Rafael Michelini dijo a El País que en Brasil "se ataca el principio de presunción de inocencia y al habilitar que lo pueden llevar preso (a Lula) influyen en la contienda electoral y no permiten que el pueblo se exprese (...) Va más allá de la opinión personal que cada uno tenga sobre Lula, si hay pruebas se condenará pero eso es al final. Debería el pueblo expresar su voto primero", reflexionó Michelini en alusión a que Lula no podrá competir en las elecciones presidenciales brasileñas de octubre para las que se perfilaba como favorito.

El diputado socialista Roberto Chiazzaro comentó que "uno mira con mucha pena y con mucho dolor el proceso de deterioro de la democracia en Brasil". "Con Lula se da una situación muy particular, que es la politización del Poder Judicial de Brasil, que en determinado momento parecía que iba a fallar a favor de Lula y allí intervinieron las Fuerzas Armadas para amenazar y eso incidió. Es una mala noticia, porque preocupa. El sistema democrático tiene que ser reforzado. Lula tenía el apoyo de más del 40% de la población y su elección hubiese detenido los ajustes que se llevan adelante y que van contra la población", reflexionó.

La otra campana.

La oposición uruguaya hace una lectura bien diferente y enfatiza que la corrupción puede afectar a políticos de distintas ideologías y que de este episodio debe destacarse la independencia del Poder Judicial brasileño. El presidente del directorio del Partido Nacional, el senador Luis Heber, reflexionó en Twitter: "frente al desastre político y la corrupción generalizada en el Brasil que mucho nos preocupa, se rescata la independencia del Poder Judicial, pilar fundamental de un Estado de Derecho". "La Libertad es una garantía para descubrir y condenar a los corruptos. No hay impunidad", sostuvo.

Su correligionario Javier García cuestionó que "Mujica dice que lo de Lula es un problema de lucha de clases". "Es más sencillo, es corrupción", apuntó.

El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, aprovechó para fustigar al expresidente Mujica duramente. "Mujica apoyó a Lula: La pelea continúa a pesar de los jueces y la prensa. Toda una definición de su falta de convicciones democráticas: a pesar de los jueces y la prensa!!! Vergonzoso!!!", escribió en Twitter. "Las dos caras de la moneda: muy grave la corrupción de un presidente de origen popular y muy valioso que exista independencia del Poder Judicial y sea capaz de tomar decisiones sea quien sea el afectado", reflexionó.

Adrián Peña, secretario general colorado y diputado, disparó que "si no se cree en la separación de poderes no se cree en la República]". "No se puede engañar a todos todo el tiempo. ¡¡Esa es la gran diferencia!!", señaló. "(Nicolás) Maduro y Mujica los dos primeros en rechazar el fallo de la Justicia. Defensores de la impunidad y detractores de la República!", atacó.

El senador colorado José Amorín puso la mirada en el largo plazo. "Nada para festejar. No será fácil para Brasil superar la confrontación que la corrupción generó en la sociedad", reflexionó. "No me importa la ideología o el partido, me importa que la Justicia sea independiente, investigue y proceda", agregó

Ernesto Talvi, director del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres) y potencial candidato presidencial colorado, pidió desideologizar el análisis de lo que ocurre en Brasil porque, "sería un error interpretar la corrupción desde una perspectiva ideológica". "Fue institucionalizada como sistema de control del poder y afectó a partidos de derecha e izquierda en varios países de América Latina", indicó en Twitter.

Desde el extremo de la izquierda, el excandidato a la presidencia por el Partido de los Trabajadores, el dirigente bancario Rafael Fernández, escribió en Twitter: "Lula, el PT y la CUT (central sindical) son causantes de su propia ruina: se aliaron a capitalistas y reaccionarios como Temer, gobernaron para la FIESP (cámara industrial), enviaron tropas a Haití (allí practicaron lo que hoy hacen en Río). Desmoralizaron a su base y no enfrentaron el golpe con la huelga general".

POSICIÓN

"Uno de los gobiernos más corruptos de la historia"

El expresidente Julio María Sanguinetti dijo ayer que el gobierno del brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, fue "uno de los más corruptos de la historia".

"No es un tema específicamente personal, toda la situación de sus ministros, de Petrobras (...) A diferencia de otros tiempos, no fueron casos aislados sino que fue una corrupción sistémica", sostuvo el exmandatario en una entrevista con Radio Montecarlo. Sanguinetti opinó también que "se usó todo el poder del Estado y sus empresas para solventar una estructura política que pretendía eternizarse en el poder". Por eso, Sanguinetti valoró de forma positiva la decisión de la Corte Suprema de Brasil al negarle un hábeas corpus por seis votos contra cinco. "Si lo miramos desde el plano jurídico, no hay dudas de que la Justicia ha actuado con sobriedad y eficiencia. Es evidente que no ha sido parcial porque no es que esté solo procesando a gobiernos de izquierda".


El Pit-Cnt cierra filas en defensa de Lula

El Pit-Cnt convoca "a todas las fuerzas democráticas" a una reunión "en defensa de la democracia en Brasil", anunció ayer el secretario general del Pit-Cnt, Marcelo Abdala, a través de un video compartido en las redes sociales de la central sindical

"Toda nuestra solidaridad con el pueblo brasilero y con el compañero Lula", comienza diciendo Abdala.

Y luego agrega que en Brasil "se está cometiendo un acto de violencia jurídica, un nuevo paso en el golpe de Estado, se está vaciando el contenido democrático en la república hermana de Brasil".

El dirigente convoca "a todas las fuerzas democráticas" a una reunión que se hará mañana a las 17 horas. "Todos juntos podemos", concluye Abdala.

Por otro lado, el Partido Socialista de los Trabajadores, que tiene como uno de sus referentes a Fernando Ferreira, presidente del sindicato de la bebida (FOEB), consideró que la decisión del tribunal que condenó a Lula "es la profundización del golpe que comenzó con la destitución de Dilma Rousseff (...) empujado por un fuerte pacto entre el Poder Judicial, la mayoría parlamentaria, la gran prensa (Rede Globo, TV Record y los grandes diarios), iglesias pentecostales y las grandes patronales". "Una alianza que tiene como único objetivo que las esperanzas de "una vida mejor" para decenas de millones de brasileños desheredados, que Lula encarna, desaparezcan", agrega.

El encargado de Relaciones Internacionales del Pit-Cnt, Fernando Gambera, reflexionó que "tristemente para nosotros no es una sorpresa lo que le está pasando al carismático dirigente obrero y político del Brasil.

Una visita a Uruguay de la mano de OAS

En 2013 cuando se adjudicaba la construcción de la regasificadora (cuya obra está detenida desde febrero de 2015) Lula vino a Uruguay en un avión de la empresa OAS y participó en un desayuno de trabajo con empresarios uruguayos, confirmó en la comisión investigadora parlamentaria sobre el fallido emprendimiento, Ignacio Otegui, presidente de la Cámara de la Construcción. A OAS se le adjudicó la construcción del tramo de ducto que iba a unir el gasoducto "Cruz del Sur" con la regasificadora, del cual solo se construyó el tramo terrestre (unos 11 kilómetros) y no el subacuático.

Fernando Pimentel, entonces ministro de Comercio Exterior, Industria y Desarrollo, hoy gobernador de Minas Gerais, fue involucrado por un testigo que se acogió a la denominada "delación premiada" por el presunto cobro de US$ 1 millón para actuar como "lobbista" de OAS ante el gobierno uruguayo para obtener la adjudicación de la obra. Pimentel estuvo en Uruguay en 2013. El diputado blanco Pablo Abdala le preguntó a representantes del anterior gobierno en la investigadora si también había venido con Pimentel el entonces presidente de OAS, Leo Pinheiro y ni lo confirmaron ni lo desmintieron. En un informe, la policía brasileña dijo que no podía confirmar que Pimentel (actualmente investigado por la Justicia en Brasil) hubiese cobrado sobornos pero que era verosímil porque el testigo describió que el gobernador procedió en torno al gasoducto uruguayo como hizo en otros casos de los que se le acusa en Brasil. El testigo dijo que Pimentel se habría reunido con un representante de la "Casa Civil" uruguaya (en lo que pareció una alusión a la Secretaría de la Presidencia de Uruguay).

En Uruguay OAS entró en concurso y a su vez trabó embargo contra Gas Sayago por alrededor de US$ 14 millones por el no pago de parte de la obra del ducto.

Reacciones en el exterior

nicolás maduro, presidente de venezuela
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: Reuters
"Duele el alma esta injusticia. La derecha, ante su incapacidad de ganar democráticamente, eligió el camino judicial para amedrentar a las fuerzas populares. Más temprano que tarde vencerá la Patria Grande".
evo morales, presidente de bolivia
El presidente de Bolivia, Evo Morales. Foto: EFE
"A la oligarquía no le interesa ni la democracia ni la justicia. La verdadera razón de la condena al hermano Lula, es impedir que vuelva a ser presidente de Brasil". Así se manifestó en su cuenta de Twitter.
Cristina Kirchner , Expresidenta argentina
Cristina Fernández de Kirchner al salir del juzgado. Foto: AFP
"Lula va a ganar las próximas elecciones y las elites del poder, a las que nunca les interesaron ni la justicia ni la democracia, utilizan el aparato judicial para su proscripción. Todo nuestro afecto para con él".
Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz
Adolfo Pérez Esquivel. Foto: Archivo / La Nación GDA
"Lula Da Silva está siendo perseguido por lo que hizo de acertado para Brasil, se está criminalizando al PT y a sus políticas de Estado. Los pueblos latinoamericanos te acompañamos hermano".
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º