Salud

Ofensiva de tabacalera por decreto de cigarros

Dicen que las cajillas planas aumentarán el contrabando.

Fumadores: el presidente Tabaré Vázquez desafió al Poder Legislativo al firmar un decreto para que todas las cajillas sean iguales. Foto: archivo El País
Vázquez desafió al Poder Legislativo al firmar un decreto para que todas las cajillas sean iguales. Foto: archivo El País

Representantes de la Compañía Industrial de Tabacos Monte Paz manifestaron ayer su rechazo al proyecto de ley y decreto del Poder Ejecutivo que establece que el exterior de todas las cajillas de cigarrillos luzcan iguales.

Según supo El País, los empresarios indicaron en la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores que la medida que impulsa el presidente Tabaré Vázquez de implementar cajillas planas —únicas— provocaría un aumento en el contrabando de cigarrillos, entre otras cosas por su apariencia similar que permitiría "falsificar" envases de diferentes empresas.

Tras la reunión con los senadores, El País intentó dialogar con los empresarios, quienes se excusaron de realizar comentarios. No obstante, confirmaron que no evalúan ningún tipo de acción judicial contra el Estado.

La semana pasada otra tabacalera que funciona en el país, informó que si bien "no corresponde hablar del tema", la medida causó "sorpresa". Apuntaron a que la medida fue un "rezongo" del Poder Ejecutivo.

Vázquez desafió la semana pasada a la oposición y también a la propia bancada del Frente Amplio al firmar el decreto que propone las cajillas planas. Pero el texto es el mismo que un proyecto de ley que envió el propio Vázquez el año pasado y que descansó en la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores del Poder Legislativo.

La inédita medida en América, se enmarca dentro de la política pública de lucha contra el consumo de tabaco iniciada por el presidente Vázquez en 2005. El decreto y proyecto de ley establece un diseño gráfico genérico para las cajillas, en el que se elimina toda referencia a marcas en el interior y exterior de los productos. Además, reglamenta el uso de un único color (el marrón), así como los textos, el tamaño de las letras y su ubicación. Según informó el sitio web de Presidencia de la República, "las advertencias seguirán ocupando el 80% del espacio de las cajillas".

Según indicaron integrantes de la Comisión a El País, los empresarios comentaron que "las cajillas serán falsificables porque tendrán un solo color". Además, "insistieron mucho con la legalidad", señalaron.

La Comisión integrada por los senadores Guillermo Besozzi y Javier García (Partido Nacional), Juan Castillo, Daniel Garín, Ivonne Passada y Mónica Xavier del Frente Amplio y Daniel Bianchi del Partido Colorado, tratará hoy por primera vez el proyecto de ley que descansa en la Comisión desde octubre del año pasado.

Hasta ahora solo cuatro países implementaron la medida que impulsa el gobierno; se trata de Gran Bretaña, Irlanda, Australia y Francia. La implementación de la medida ocasionó en ese país varios juicios de la industria tabacalera que finalmente se laudaron a favor del Estado. Por ejemplo, una instancia judicial de arbitraje fue presentada por una filial de Hong Kong de Philip Morris por violación del tratado bilateral de protección de inversiones.

En ese entonces el director del Programa de Control de Tabaco del Ministerio de Salud Pública, Enrique Soto, dijo a El País: "El presidente Vázquez fue muy claro, se va a continuar adelante a pesar de todas las amenazas de juicio que haya".

Paralelamente, en la región, Chile y Panamá buscan seguir los pasos de Uruguay en la materia. El año pasado, el ministro Basso dijo que "es probable que la industria tabacalera quiera iniciar algún tipo de juicio contra el país por lo que estamos tomando todos los recaudos", explicó.

Medidas.

El presidente Tabaré Vázquez impulsó una serie de medidas contra el tabaco desde su primer mandato (2005-2010). En 2004 se ratificó el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS); en 2006, se prohibió fumar en espacios públicos cerrados y se implementaron pictogramas (advertencias sanitarias) ocupando 50% de los paquetes de cigarrillos. Más tarde, en 2008, se implementó la ley 18.256 de Control del Tabaco que prohibió toda forma de publicidad y patrocinio, excepto en los puntos de venta.

En 2009, se prohibió la comercialización de más de una variedad por marca de cigarrillos y en 2010 el gobierno aumentó los pictogramas al 80% del paquete de cigarrillos. Finalmente, en 2014, se prohibió la exhibición y publicidad en puntos de venta. Pero entre una y otra medida, Uruguay protagonizó una demanda internacional que le realizó Philip Morris, la tabacalera más grande del mundo, ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones por un monto de US$ 25 millones. La empresa alegaba que se violaba un tratado de inversión entre Suiza y Uruguay. Finalmente Uruguay le ganó el juicio.

El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) "desestimó los reclamos de los demandantes" y obligó a la tabacalera a pagar los 7 millones de dólares que el país gastó para la defensa. Además, se hizo responsable de la totalidad de los gastos del Tribunal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)