POLÍTICA

Nin Novoa rechazó persecución política a Moerzinger

El canciller lo acusó de participar en reunión político-partidaria.

Ministerio de Relaciones Exteriores. Foto: archivo El País
Foto: archivo El País

El ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, rechazó "enfáticamente" la acusación del líder nacionalista Luis Lacalle Pou de que cometió "un acto de persecución política" al destituir de su cargo de director de Relaciones Institucionales de la Cancillería al embajador Álvaro Moerzinger.

El diplomático participó en diciembre de una "reunión social", según el senador nacionalista, donde estaban él, otros dirigentes políticos blancos y algunos miembros del Servicio Exterior ya retirados de la función, en la cual se habló sobre el rumbo de la política internacional del país y se redactó un documento crítico con algunos aspectos de la presente gestión.

Es "fundamental" entender que "los embajadores tienen vedada la actividad político-partidaria", explicó el canciller en la comisión de Asuntos Internacionales del Senado cuando Lacalle Pou le reclamó lo sucedido.

En el documento emanado de esa reunión, se sostiene que el ministro "debe ser experiente en las relaciones internacionales", lo cual molestó a Nin Novoa, según reaccionó en la comisión: el documento "dice que el ministro tiene que ser un hombre ducho en materia internacional, señalando de pasada que quien está en el ministerio no lo es", protestó.

Asimismo, se afirma en ese documento que "el Frente ha llevado al ámbito político-partidario la conducción de la política exterior apartándose de los canales naturales previstos en la Constitución, en una suerte de privatización de la misma".

Y añade que por eso "se ha perdido total efectividad, obteniendo un resultado nulo en beneficios para el Uruguay".

El canciller contó a los senadores en la comisión que Moerzinger no le fue a explicar si la versión recibida sobre su eventual participación en la reunión era cierta. "Le di la oportunidad de que fuera a explicarme si eso era cierto, pero jamás vino. Y cuando hablé con él le dije que yo no tenía más remedio que cambiarlo de función", remató.

Ayer, la Cancillería emitió un comunicado donde recuerda que según el estatuto del funcionario del Servicio Exterior estos "están al servicio de la nación con entera independencia de personas, grupos políticos o partidos", y que "su lealtad y obediencia se deben únicamente a la nación y a su gobierno".

Moerzinger fue destinado a la comisión Antiterrorismo de Cancillería, informó Subrayado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º