URUGUAY EN LA OIT

Para Murro, lista de OIT “no afecta” plan de UPM

El gobierno defiende desde Ginebra la posible inversión.

Ernesto Murro, ministro de Trabajo y Seguridad Social. Foto: Fernando Ponzetto
El ministro de Trabajo y Seguridad Social Ernesto Murro encabeza la delegación en la conferencia internacional en Suiza. Foto: Fernando Ponzetto

El gobierno salió al cruce de algunos representantes de las cámaras empresariales y especialistas que advierten que integrar la “lista negra” de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) puede llegar a “afectar” las inversiones en Uruguay.

Desde Ginebra, Suiza, y en medio de las negociaciones entre el Poder Ejecutivo y la finlandesa UPM que buscan cerrar cuanto antes la instalación de la segunda planta de celulosa de la multinacional en el país, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro dijo a El País que “no es cierto que se afecten las inversiones”.

El secretario de Estado consideró que “la inversión más grande en la historia del país que puede ser la de UPM no se está viendo afectada por el sistema de relaciones laborales ni de negociación colectiva en Uruguay”. Hoy, UPM negocia en solitario con el gobierno uruguayo una cláusula para que en caso de que se concrete la inversión, exista un “protocolo de prevención y solución de conflictos”.

La Cámara de Industrias del Uruguay, la Cámara Nacional de Comercio y Servicios y la Organización Internacional de Empleadores vienen denunciando hace diez años el sistema de la negociación colectiva y las ocupaciones como extensión de huelga en Uruguay.

En esta ocasión solo se discutirá lo que entienden como violaciones al convenio 98 sobre negociación colectiva, pero según indicaron a El País en ambas gremiales, los empresarios intentarán que el tema de las ocupaciones también esté presente. Uruguay integra la denominada “lista negra” junto a otros 23 países entre los que se encuentran Etiopía denunciado por trabajo infantil o Turquía por violaciones de las libertades sindicales.

Mañana el gobierno deberá defender su posición ante la Comisión de Aplicación de Normas de la conferencia internacional de la OIT que se celebra desde este lunes. Ayer, Murro participó de la sesión plenaria de la misma en el marco de la celebración del centenario del organismo internacional. “Nuestro país no debería estar ahí (en la lista de la OIT) pero con tranquilidad de conciencia defenderemos nuestras ideas, principios, programas y políticas”, dijo en esa oportunidad.

Señaló que Uruguay fue incluido en la lista “luego de 66 años de vigencia de un sistema de negociación colectiva, que fue creado en 1943 (...) Nunca antes de nuestro gobierno, nunca antes este sistema fue cuestionado por los empresarios, lo hacen ahora, nos llama la atención”.

Paralelamente, el ministro puso en duda el cuestionamiento a las ocupaciones por parte de las cámaras. “También se nos cuestiona por prevención de conflictos”, dijo Murro, pero “las ocupaciones son absolutamente excepcionales, minoritarias, y el Poder Judicial es el encargado de resolverlo y lo hace en tres días”, sostuvo ante representantes de todo el mundo.

Al ministro le molestó el título del diario El País de la edición de ayer: “OIT incluye a Uruguay en la lista negra y puede afectar el clima inversor”. Justamente, ayer, el asesor uruguayo de inversores, Diego Vallarino dijo a El País que “este tipo de ranking o listas globales son factores que saltan cuando una inversión, particularmente extranjera, empieza a mirar el país”. Se trata de “indicadores que se miran. Cuando tú llegás a un lugar, intentás entender su contexto. Por eso esta lista puede afectar la decisión de los inversores del exterior”, apuntó el también docente universitario.

Murro calificó como “antiuruguayo” el título de El País de su edición de este miércoles.

Coincidencia

En el Pit-Cnt coinciden con el gobierno en que integrar la lista definitiva de la OIT no repercutiría en las inversiones. El presidente de la central sindical, Fernando Pereira, señaló a El País que “no es bueno tenerlo, pero una inversión no se va a hacer o no hacer por esta queja, el que dice eso no lo puede demostrar de ninguna manera. Distinto sería que el Uruguay esté prendido fuego en una conflictivdad”, añadió.

Por otro lado, los sindicalistas se afilian a la teoría de que las cámaras y la Organización Internacional de Empleadores los sometieron a un “chantaje” para que intercedan y que los sindicatos brasileños depongan su denuncia contra el gobierno del presidente Jair Bolsonaro. El secretario general de la central obrera, Marcelo Abdala, denuncia que detrás de todo esto existen objetivos electorales, dado que la denuncia que se presentó este año, también se formuló en 2009, otro año electoral.

“Es como colocar una mosca en la leche”

El presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira conversó con El País ayer tras el Secretariado Ejecutivo y señaló que “colocar a Uruguay ahí (en la lista), es colocar a una mosca en el agua, en la leche”. El dirigente sindical entiende que cuando los empresarios pretenden llevar las negociaciones colectivas a un sistema bipartito, ya no tripartito con la intervención siempre del Estado, “plantean que se pueda ajustar por debajo de la inflación de la manera que se quiere, ahí no hay ninguna pauta ni posicionamiento como ocurría en la década de los noventa”, dijo.

Pit-Cnt: “es absurda y hasta ridícula” la inclusión

De acuerdo a una declaración del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt a la que tuvo acceso El País, la central obrera calificó como “absurda y hasta ridícula” la inclusión de Uruguay en la lista definitiva de 24 países con denuncias laborales. Resaltan que hasta el propio director general de la OIT, Guy Ryder, “ha identificado al Uruguay como un país modelo a imitar en lo que tiene que ver con su normativa laboral y su negociación colectiva”. El Secretariado se reunió ayer y según supo a El País la decisión de la OIT fue el tema central. De acuerdo a una fuente que integra el secretariado, hubo “algunas caracterizaciones matizadas” acerca de “las razones por las cuales estamos en la lista”. También advirtió que en la nómina de naciones incluidas, “existen países que no solo violan los convenios en lo que refiere a normas laborales, sino que también violan los derechos humanos más elementales, como por ejemplo regímenes laborales de semiesclavitud o el trabajo infantil”. Según indicaron en el Pit-Cnt, la decisión de la OIT no cambia las condiciones del paro nacional de 24 horas previsto para el 25 de junio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)