CAMPAÑA ELECTORAL

Mujica volvió a advertir sobre “perder una batalla”

Anoche el MPP lanzó su campaña electoral rumbo a octubre.

José Mujica. Foto: Twitter MPP
Mujica volvió a lanzar una nueva campaña electoral. Foto: Twitter MPP

El Movimiento de Participación Popular (MPP) lanzó anoche su campaña electoral en el Museo del Carnaval, frente al Puerto. Lo hizo mediante el “Agite 609”, una fiesta con artistas amigos y el cierre estelar del expresidente José Mujica. Uno de los oradores previos fue el diputado Alejandro Sánchez quien anunció que Mujica estaba con los trabajadores del Molino Santa Rosa y de paso defendió el Fondes y el modelo de las llamadas “empresas recuperadas”. Más tarde llegó Mujica y dijo que venía de un homenaje al economista Alberto Couriel.

El expresidente llegó al escenario y tomó una silla. Le extendieron un micrófono con soporte y desde allí habló largo. Comenzó filosofando sobre los debates del arte y la belleza.

Hizo un repaso histórico de los primeros sindicatos y movimientos de izquierda. Advirtió que “la derecha busca desestabilizar los corazones de la gente”. Habló del origen migrante de los uruguayos y bromeó desde la tribuna con que esta puede ser “la última o la penúltima campaña electoral para muchos”. A lo largo de su discurso habló varias veces de “los muertos”. Se tomó unos minutos para destacar el valor de la unidad política de la izquierda. “Juntos somos fuertes y divididos no somos nada”, afirmó.

Habló de hacer un “operativo memoria”. “Recuerden lo que era este país y lo que, a pesar de las dificultades, hoy se tiene”, dijo entre aplausos.

Cuando su discurso venía destacando las emociones de los espectadores, con frases como “el odio y el amor son ciegos, pero el amor construye”, Mujica advirtió que el marketing “es algo explosivo” que “no apunta a lo racional del individuo sino a lo emocional”.

Ofreció una receta para enfrentar los avances de la ciencia del marketing: “desconfiar, desconfiar, desconfiar y averiguar bien las cosas”.

Destacó que la comunicación que prefiere es el “mano a mano”, pero tiene el problema de no tener “escala industrial”.

El expresidente llamó a “no ofender” a los adversarios políticos y advirtió que “se puede perder una batalla, pero tiene que prevalecer la vida”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados