ARGENTINA

A Mujica no le gustó la imagen de una "contracumbre" y es por eso que no asistió

El exmandatario expresó que no quiere colaborar con la imagen de la "contracumbre" que se da respecto al foro que lunes y martes se realiza en Buenos Aires.

José Mujica. Foto: EFE
José Mujica. Foto: EFE

El expresidente uruguayo José Mujica no asistió a la denominada "contracumbre", que  reúne entre lunes y martes a cerca de 70 referentes políticos de distintos países latinoamericanos y europeos en Buenos Aires, justo una semana antes de que los líderes políticos del mundo acudan a la capital argentina para celebrar la cumbre del G20.

Las expresidentas Dilma Rousseff, de Brasil, y Cristina Fernández, de Argentina, encabezaron ayer el foro y llamaron a construir amplios frentes populares para enfrentar a las derechas en América Latina.

Mujica iba a asistir pero finalmente no lo hizo: si bien en un primer momento circuló la versión de que no viajaba por recomendación de su médico, este martes el exmandatario informó el verdadero motivo.

En una carta pública, Mujica dijo que más allá de que hacía "mucho tiempo" que ya se había comprometido a participar del evento, "en estos días, los medios de prensa cultivan la imagen de una contra cumbre y eso está instalado en el imaginario de nuestras sociedades".

La carta de José Mujica.
La carta de José Mujica.

A continuación, Mujica aclara que entiende que esa "no sea la intención" del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales de (CLACSO), "pero no debo contribuir a crear obstáculos subjetivos como los que abundaron en la historia del Río de la Plata".

Agregó: "Estoy obligado a ser muy prudente en esta tan especial coyuntura y colaborar con el interés de mi gobierno y mi pueblo".

El comunicado del expresidente culmina señalando que "por estas razones lamento no poder cumplir el compromiso acordado".

Los organizadores del foro, que tendrá debates y ponencias en distintas sedes toda la semana, rechazaron la etiqueta de contracumbre. La idea es crear "espacios de multilateralidad y no una contra-cumbre del G20", dijo el secretario ejecutivo de Clacso, Pablo Gentile.

Fernández y Rousseff alertaron ayer del auge de la ultraderecha y el neoliberalismo en los países latinoamericanos.

Fernández culminó la mañana de la primera jornada del Foro con duras críticas al gobierno de Mauricio Macri, a quien acusó de haber endeudado el país con políticas neoliberalistas.

"Hoy la Argentina vuelve a tener el cepo estructural que tuvo durante décadas a partir de 1976 y una deuda externa sin precedentes. Endeudaron el país", declaró la exmandataria.

Con una multitud que se agolpó desde las primeras horas de la mañana a las puertas del pabellón donde se celebra el Foro para tratar de saludarla, la actual senadora señaló ante los presentes la crecida del dólar -que pasó de 9,76 pesos al final de su gestión y actualmente cotiza a 36,90- y los "supermercados vacíos".

"Los desafío a que recuerden si en otro momento se acuerdan de una ciudad de Buenos Aires con la cantidad de familias enteras durmiendo en la calle como está sucediendo ahora", expresó Fernández, "producto de tres años de neoliberalismo".

"Esto no es una contracumbre, tenemos que comenzar a pensar con otras categorías", indicó la senadora argentina durante la conferencia "Capitalismo, neoliberalismo y crisis de la democracia".

Su par brasileña Dilma Rousseff, participó del encuentro con el panel "Democracia, ciudadanía y Estado de excepción", y expuso la "trágica" situación que, en su opinión, vive su país tras la ascensión de Jair Bolsonaro.

"Era inimaginable en Brasil que la extrema derecha ganara un proceso electoral", consideró.

Rousseff advirtió que la crisis democrática en Brasil, se prueba en el incremento de las desigualdades en la población y la falta de protección estatal ante los más débiles.

Cuando las instituciones se muestran frágiles ante los árbitros, aseveró, aumenta la sensación de que la política es el "principal enemigo" y con ello la "despolitización" de la población.

"Surge en Brasil una oposición contra el partido de los trabajadores, justamente porque es el partido hegémonico, el más fuerte entre los de izquierda", explicó Rousseff.

El Foro se encuadra dentro de la 8ª Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales, y además de los actos de apertura, en los que se congregan los paneles más relevantes del Foro, las actividades se prolongarán en la capital argentina hasta el jueves, e incluyen un ciclo de cine o la Feria Internacional del Libro "Social Latinoamericano".

(Con información de EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)