PANDEMIA

Mujica: Hay que "apagar la llave general”, pero el gobierno “no quiere chocar con el sentir de la gente"

El expresidente volvió a criticar el uso del concepto "libertad responsable", que ha sido una de las frases de cabecera del gobierno en su gestión de la pandemia.

José Mujica. Foto: Darwin Borrelli
José Mujica. Foto: Darwin Borrelli - Archivo El País.

El expresidente José Mujica habló este viernes sobre el manejo de la pandemia y afirmó que "ni por asomo tenemos un gobierno que actúe como un padre o una madre dura cuando el gurí se desvía y lo ponen en vereda". La administración actual "no quiere chocar con el sentir de la gente". 

En su columna "​Hablando al sur" (Radio M24) el expresidente comentó: "Las medidas restrictivas necesitan medidas duras que las acompañen para que se cumplan, si no, no se cumplen. Eso significa usar fuerza persuasiva y este gobierno no lo va a hacer. Esta es la tragedia de este momento histórico. Estamos jaqueados por una pandemia que necesitaría apagar la llave general, parar tal vez tres o cuatro semanas para poder detener el contagio, y focalizarlo a un tipo de medidas que se puedan rastrear y seguir". 

Por otra parte, habló sobre el concepto "libertad responsable", que ha sido una de las frases de cabecera del gobierno en su gestión de la pandemia. En el "fondo" le "resulta hermoso, y lo es". Pero "bajando a tierra la realidad, si se utiliza como guía de proceder de tomar decisiones en el medio de una guerra sanitaria como desgraciadamente tenemos hoy, este concepto ya no es una utopía, es un trágico ucronismo”, agregó. 

El expresidente también dijo que las sociedades "serían inviables" sin la presencia de jueces, fiscales, Policía e "instituciones con pesadas burocracias que a veces nos enervan". Se inventaron porque los humanos "fallamos, porque somos complejos, emotivos, nos equivocamos, tenemos sensaciones".

En esa línea, comentó: "Es evidente que las restricciones a los movimientos que se puedan tomar para defendernos del contagio, cuestan mucho a la economía, pero también desde el punto de vista social".

Aplicar "medidas restrictivas genera resistencia y antipatía. Cumplir con el pedido que nos hace la ciencia y apagar todo tres o cuatro semanas cuesta plata y duele. Pero es una contradicción, del otro lado tenemos el avance de la pandemia y el incremento de los que se mueren".

"Pero nada de eso va a acontecer, por lo tanto, a tener claro: va a haber desgraciadamente bastante más muertos, parece inevitable, y la sociedad toda debería comprender que depende de sí misma. No le queda otro recurso que la conducta de sus integrantes, el grado de disciplina que puedan tener", agregó. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados