Inseguridad

Mujica admite que la delincuencia "nos pasó por arriba"

Cree que quizás se deban demoler los “Palomares”.

José Mujica: admitió que quizás deba haber demoliciones. Foto: EFE
José Mujica: admitió que quizás deba haber demoliciones. Foto: EFE

La delincuencia, a los gobiernos del Frente Amplio, "nos pasó por arriba" y quizás sea necesario demoler viviendas en Casavalle, reconoció el expresidente y actual senador, José Mujica.

"Si no se puede controlar, si no se puede entrar, (...) si hay que tirarlo abajo, hay que tirarlo abajo", dijo Mujica entrevistado en el programa "En la mira" de VTV. Consideró que el "peor error" que puede cometer el Estado es ceder el control de algunas áreas, y reflexionó que "no puede haber bloques (de viviendas) tan grandes".

Mujica consideró que se deben encarar campañas masivas que expliquen los perjuicios que causan ciertas drogas y reconoció que parte de los de los delincuentes no son "recuperables". "Tenemos que reprimir mucho más afinadamente. No es amontonando gente de uniforme. La represión es imprescindible pero debe ser eficiente", opinó. Y reflexionó que "la vida humana parece que no vale nada, el narcotráfico es peor que la droga, la droga es un problema médico y hay que trabajar en la conciencia de la gente joven". Preguntado respecto del porqué el gobierno no implementó una iniciativa de ese tipo, respondió que "yo no soy el dueño del gobierno".

El senador ratificó que no será candidato a la Presidencia, y consideró que "es difícil" que el Frente Amplio pierda las próximas elecciones porque más allá de sus "falencias" y "no por mérito propio", sino porque hay "muchísimas limitaciones en el campo de en frente".

"No voy a ser candidato. Yo sé que no me creen. Yo tengo conciencia de mi edad (...) No estoy a favor de un país polarizado. La gente sobre todo pobre me quiere pero hay gente muy poderosa que me detesta", reflexionó. Además, consideró "calamitoso" que alguien de su edad (83 años) pueda aparecer con chance de ganar las elecciones.

Mujica ve con buenos ojos el reingreso intenso a la arena política del expresidente Julio María Sanguinetti porque está buscando reactivar al batllismo que "es necesario para el país, que es un pedazo de nuestro país". "Está cumpliendo el papel de aglutinar", dijo respecto a Sanguinetti.

El expresidente relativizó el impacto que pueda tener en la chance electoral del oficialismo la renuncia del exvicepresidente Raúl Sendic. "Yo no veo que sea una catástrofe. En el peor de los casos es una falla humana. (...) Vamos a ver cómo termina. Todavía no terminó", comentó en referencia al proceso judicial del ex- vicepresidente.

Mujica dijo que en ocasión del debate de la Rendición de Cuentas se alineará con el gobierno porque "tengo que ser hombre de partido" y porque entiende que "hay necesidades insoslayables y otras no tanto".

El senador también "contextualiza" el surgimiento de la insurgencia tupamara. "La dictadura empezó mucho antes del golpe militar (...) Había un Parlamento ficticio. Había medidas de seguridad a cada rato", sostuvo.

También deslizó que hay un escepticismo generalizado en la clase política. "No es que no crea en el Frente. No cree un carajo en nada", señaló. El oficialismo ha contribuido ha reducir la pobreza numérica pero persisten problemas de otro tipo. "Los cambios culturales cuestan mucho más que los materiales", opinó.

Mujica auguró enormes cambios en el mundo del trabajo y que los trabajadores deberán "agregar más valor en menos tiempo" y que "habrá que meter talento en todas partes" y, eventualmente, analizar la implantación de una renta básica.

Respecto a la eventual candidatura del intendente de Montevideo, Daniel Martínez, a la Presidencia, señaló que "es lo que queda acá".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)