Parlamento

MPP quiere lenguaje inclusivo en el Senado para "honrar" a la vice

La idea de Charles Carrera no tiene eco en los partidos de la oposición.

Partidos discuten sobre la aplicación de lenguaje inclusivo con diferentes enfoques. Foto: F. Flores
Partidos discuten sobre la aplicación de lenguaje inclusivo con diferentes enfoques. Foto: F. Flores

El senador del Movimiento de Participación Popular (MPP), Charles Carrera, planteó que el reglamento del Senado "tenga lenguaje inclusivo en honor a nuestra vicepresidenta y a las compañeras senadoras que tenemos", durante la discusión de reformas a la norma que rige el funcionamiento de la Cámara Alta.

Sin embargo, su propuesta no fue bien recibida y quedó a un lado en la discusión de los cambios referidos. "Hay todo un estudio realizado por la Real Academia Española que dice algo así como que no le podemos asignar al lenguaje cosas que no le corresponden", previno el senador colorado Pedro Bordaberry, en la comisión de Asuntos Administrativos en la que se discute la reforma.

"Sé que no es un trabajo sencillo, pero sería bueno que lo tuviera y me ofrezco para ayudar, porque en mi experiencia anterior trabajé mucho sobre este tema", aclaró Carrera.

Charles Carrera, senador. Foto: Ariel Colmegna.
Charles Carrera, senador. Foto: Ariel Colmegna.

"Hay un trabajo sobre este tema del académico Ignacio Bosque que es muy bueno y de la académica Margarita Salas. Lo que ellos dicen es que si vamos a entrar en ese terreno, no solamente deberíamos hacerlo cuando se dice, por ejemplo, señores senadores o los senadores, sino en una cantidad de otras cosas y habría que cambiar la forma de hablar", replicó Bordaberry.

Pero Bordaberry insistió con las dificultades que ello generaría. "Quizás el argumento más importante es que después de que se impone en determinado documento, cuando los propios redactores llegan a sus casas no utilizan ese lenguaje inclusivo. Por ejemplo, si en una ley se dice "los padres", ¿qué ponemos: "los padres", "el padre y la madre", "el padre y el padre", "la madre y la madre", porque actualmente todo eso es posible de acuerdo a la ley?", preguntó.

"Además, está bien: lo incorporamos en una ley, pero cuando en nuestras casas nos referimos a nuestros padres ¿les decimos "padre y madre" o les decimos "nuestros padres"? La Real Academia Española sostiene —y creo que con razón— que no le podemos dar al idioma funciones que no le corresponden", sostuvo el senador colorado.

Cambio cultural.

Bordaberry insistió en que si se produjeran los cambios plateados "vamos a pensar que no es inclusivo decir "artistas" sino que deberíamos decir "artistas"y "artistos"; que tampoco es inclusivo decir "periodistas" sino que deberíamos decir "periodistas" y "periodistos"; que no es inclusivo decir senadoras sino que deberíamos decir "senadoras" y "senadoros".

Reacción: Pedro Bordaberry analiza cómo responderle a Sendic. Foto: Ariel  Colmegna
Pedro Bordaberry. Foto: Ariel Colmegna

Por eso, planteó que "es mejor decir senadores, que nos incluye a todos". "Así podríamos dar una cantidad de ejemplos más. Pienso que con este tema podríamos armar un lío de redacción porque si vamos a ser realmente inclusivos deberíamos revisar todo, sin perjuicio de que cada uno, en uso de sus libertades, puede decir "uruguayos" y "uruguayas".

Carrera respondió que no comparte las apreciaciones de Bordaberry. "Creo que si queremos lograr un cambio cultural profundo en lo que tiene que ver con la igualdad entre los varones y las mujeres, tenemos que desarrollar acciones positivas en ese sentido. Hay una lucha y una participación muy activa de todas las senadoras y diputadas de esta casa, que realizan un trabajo conjunto, sin banderas políticas, y que han aportado mucho. Einstein decía que si queremos lograr cambios profundos y reales debemos actuar de manera diferente", opinó.

Para el senador colorado "se puede trabajar contra la discriminación aprobando un proyecto de ley que hace dos años está en comisión y que establece la igualdad salarial entre el hombre y la mujer a igual tarea y esfuerzo". "¡Esa es la verdadera forma de evitar la discriminación! Si no, terminamos diciendo "uruguayos" y "uruguayas" y, mientras tanto, casi el 40 % de las mujeres en el Uruguay gana menos que los hombres, a pesar de que cumplen la misma tarea. Eso está mal", sostuvo.

En tanto, el senador frenteamplista Enrique Pintado advirtió que "ni muy muy ni tan tan". "La lengua es muy dinámica. En lo personal hay una expresión que no me gusta, puédamos, pero la aceptó la Real Academia Española; hay una cantidad de modismos que va imponiendo la gente. Creo que no está mal si podemos revisar el reglamento y ver qué correcciones se pueden hacer".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)