ORGÁNICA FRENTEAMPLISTA

¿Qué movimientos internos dejó a la vista el Plenario del Frente Amplio?

PCU y MPP reafirmaron con los votos del sábado ascendencia en las bases y enviaron una señal al socialista Gonzalo Civila.

Bandera del Frente Amplio en acto del partido de izquierda. Foto: Archivo El País
Bandera del Frente Amplio en acto del partido de izquierda. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El Plenario del Frente Amplio (FA) de este sábado reafirmó el peso del Partido Comunista de Uruguay (PCU) y del MPP en la orgánica frenteamplista, que pasaron con votos y desde el inicio de la carrera hacia las elecciones internas un mensaje al bloque liderado por el socialista Gonzalo Civila, cuya candidatura a la presidencia de la fuerza política cuenta con el apoyo de La Amplia, de la intendenta de Montevideo Carolina Cosse.

Civila realizó en distintas ocasiones críticas a los sectores que acompañan la postulación de Fernando Pereira, encabezados por el MPP y el PCU, y los acusó de idear la candidatura del expresidente del Pit-Cnt bajo la lógica de un acuerdo de cúpulas. Pero en el MPP rechazan esa acusación y hacen la lectura opuesta. Según dijeron a El País dirigentes de ese sector, a su criterio la votación del Plenario refleja que tanto la mayoría de los grupos como las bases dieron una señal de conducción alineada entre la coalición y el movimiento al haber sido Pereira votado por todos los representantes de las bases y casi la totalidad de los grupos.

En la reunión, los delegados del Plenario pudieron elegir hasta tres de cinco candidatos, pues también se presentaron Ivonne Passada, Carmen Beramendi y Beatriz Ramírez. Según lo pautado, los sectores podrían darles igual cantidad de votos a sus elegidos y serían los tres más votados los habilitados para pasar al Congreso del próximo fin de semana.

El posicionamiento de Pereira como primero en el Plenario era previsible por contar con el respaldo del MPP, comunistas y del grupo de sectores socialdemócratas. La incógnita se abría sobre cuántos votos recibirán los otros postulantes y en qué orden se ubicarían, lo que en gran parte estuvo determinado por la votación de los 85 delegados que representan a los comités de base. Finalmente, Pereira obtuvo 134 adhesiones, segunda quedó Passada (actualmente sin sector) con 77 y tercero Civila con 66.

Es así que en ese escenario de disputa silenciosa, la reunión del sábado también reafirmó el peso que tiene el PCU y el MPP en los representantes de los comités de base, dijeron a El País distintos dirigentes del FA.

El Plenario está compuesto por 85 delegados de sectores y 85 de los comités de base, para completar sus 170 integrantes. Pereira recibió este sábado el apoyo de 20 sectores de un total de 24, al tiempo que también lo apoyaron todas las coordinadoras y departamentales que se expidieron.

Entre las 16 coordinadoras de Montevideo que votaron en el Plenario hubo nueve que no lo hicieron por Civila, y de esas, siete optaron solo por Pereira, idéntico a lo que hicieron el MPP y el PCU a través de sus delegados sectoriales.

Por su parte, entre 17 departamentales del interior -Florida se abstuvo-, hubo siete que no eligieron a Civila. Fueron Artigas, San José, Maldonado, Rocha, Cerro Largo, Lavalleja y Rivera, que optaron por Pereira, Passada y Beramendi. En el Frente Amplio asumen que esa alineación se debe al peso que tiene el PCU entre los representantes de base de la capital y al del MPP en el interior.

En Canelones, que repartió los 27 votos entre los cinco candidatos y donde dominan el PCU y el MPP, hubo nueve adhesiones para Pereira, seis para Civila, cinco para Passada, cinco para Beramendi y uno para Ramírez. Además los representantes de las bases del exterior, que tienen dos votos, solo fueron con Pereira.

Entre los sectores, más de la mitad (13) no votaron a Civila. De esos hubo ocho que, con 35 votos, eligieron solo al expresidente del Pit-Cnt: el MPP (18 votos), los comunistas (siete votos), Frente Izquierda de Liberación (tres votos), Nuevo Espacio (tres votos), y el IR, Claveles Rojos, Movimiento Popular Frenteamplista y el Partido de la Seguridad Social, con un voto cada uno. Los grupos del ala seregnista, en su mayoría, optaron por Civila y Passada bajo el argumento de promover la paridad. La candidata tuvo el voto de delegados de base de 14 departamentales, y eso la catapultó segunda.

Pereira fue votado por todos los sectores salvo el Partido Socialista, Casa Grande, el Partido por la Victoria del Pueblo y el grupo Izquierda Abierta, todos los cuales acompañan al diputado. Los socialistas (10 votos) optaron por Civila y Passada, el PVP solo por el socialista, y Casa Grande por el diputado, Beramendi y Ramírez.

La senadora de Fuerza Renovadora Liliam Kechichian dijo a El País que fue “muy notorio el apoyo en la estructura de base” a la candidatura de Pereira. En línea similar, el también senador de la Vertiente Enrique Rubio afirmó que “la unidad interna fue muy fuerte” y que “desde abajo”, en referencia las bases, “viene el mensaje de que se pide una conducción unitaria”.

“No parece buena solución”

El Movimiento Integración Frenteamplista que lidera el exdiputado Óscar Groba emitió un comunicado en el que apoyó la candidatura del socialista Gonzalo Civila para la presidencia del Frente Amplio y además cuestionó “el momento” en que Fernando Pereira dejó la dirección de la central sindical. “No nos parece una buena solución que se aleje de la presidencia del Pit-Cnt el compañero Fernando Pereira en estos momentos tan difíciles para los trabajadores”, sostuvieron.

Congreso con acceso restringido a prensa

El Frente Amplio ultima los detalles del Congreso que realizará el próximo fin de semana en el Palacio Peñarol. Aunque darán habilitación definitiva a las candidaturas de Fernando Pereira, Ivonne Passada y Gonzalo Civila, la actividad estará centrada en el balance y la autocrítica de la derrota electoral.

Mientras en anteriores congresos los periodistas fueron habilitados a permanecer durante todo momento de la sesión plenaria que tiene lugar los domingos, en esta ocasión la fuerza política restringirá la cobertura de esta instancia.

Desde Comunicación del Frente Amplio dijeron en la tarde de ayer a El País que los medios solo podrían acceder al inicio de la reunión y luego al final, bajo el argumento de que el reglamento señala que es cerrado a la prensa y al público en general.

Además dijeron que el aforo es limitado y que los delegados deberán ser ubicados en “islas” en diferentes partes del Palacio Peñarol para evitar el contacto directo masivo.

El Congreso será presencial para unos 1.200 delegados y lo podrán seguir mediante videoconferencia los representantes de comités de base ubicados en el exterior. El sábado funcionarán tres comisiones en el Palacio Peñarol, y en las canchas de Atenas y de Cordón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados