NEGOCIOS CON VENEZUELA

Miranda: Almagro es "quien tiene que dar explicaciones" porque era el canciller

El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, habló de la posición del gobierno uruguayo ante la situación que vive Venezuela y dijo que "está difícil para manejar US$ 1.000 millones por el sistema bancario uruguayo".

Javier Miranda este sábado en la Huella de Seregni
Javier Miranda. Foto: archivo El País.

El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, se refirió esta mañana a la denuncia hecha por Juan Guaidó, sobre que el gobierno venezolano intentaba fugar más de 1.000 millones de dólares pasándolos por Uruguay a través del Bandes, y comentó que "está difícil para manejar US$ 1.000 millones por el sistema bancario uruguayo".

Consultado en el programa Informativo Sarandí sobre la denuncia del proclamado presidente encargado del país caribeño, Miranda indicó que ese es "un problema del sistema bancario" y que "está difícil para manejar US$ 1.000 millones por el sistema bancario uruguayo. ¿Cómo hacen? US$ 1.000 millones pesan 12 kilos. Está difícil para traerlos en una valija".

Consultado sobre la situación de Venezuela y la postura del Frente Amplio al respecto, Miranda opinó que "en violaciones a los Derechos Humanos no hay que ser neutral" y que el gobierno no lo está siendo. "No es neutralidad, es favorecer los caminos del diálogo, (porque) la alternativa al diálogo es la violencia: guerra civil o intervención extranjera", señaló Miranda.

En este sentido, destacó que "la Unión Europea participa del diálogo, aun habiendo países que reconocen a (Juan) Guaidó como legítimo presidente".

"Yo estaba recordando el proceso de la salida de la dictadura y la discusión que muchos tuvimos sobre si había que dialogar con los militares. Y la salida de la dictadura uruguaya fue un proceso dialogado y negociado, porque por más acto del Obelisco que tuviéramos no volteábamos la dictadura. En 1982, cuando ya tuvimos plebiscito y elecciones internas, desaparecía gente. Mascamos el freno y salimos en un proceso dialogado", manifestó el presidente del FA.

Señaló también que algo similar ocurrió durante el proceso sudafricano, en el que "hubo juicios y aquellos que fueron a juicio aportaron datos, asumieron la culpa y pidieron disculpas. Esos eran pasibles de un perdón, pero no había secretismo".

Miranda afirmó que "los regímenes no caen solos y el problema es el costo social de su caída". "Miren el costo social en libia, en Irak, en Siria, el costo social de la Primavera Árabe que en 2011 se festejaba con bombos y platillos. Pero además los proceso de guerra después terminan en negociaciones. Nos matamos, nos fajamos, para después negociar", dijo.

Y consultado sobre la posición del excanciller uruguayo, actual secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien sugirió recientemente que hay que aclarar los negocios entre Uruguay y Venzuela, dijo: "Hay que preguntarle al secretario general de la OEA porque es él quien tiene que dar explicaciones”, ya que en aquel momento cuando se hicieron esos negocios, él era parte del gobierno uruguayo.

El "piso del 30%" y el "techo" de la oposición

Miranda dijo que el Frente Amplio se encuentra "en el momento con mayores interrogantes sobre la posibilidad de renovar el gobierno". De todos modos, indicó que "hoy tenemos un piso del 30%. (...) Digo esto del piso porque creo que hay otros que están en el techo".

Sobre la ausencia de Tabaré Vázquez, José Mujica y Danilo Astori entre los candidatos, el presidente del FA sostuvo que es "hincha de las renovaciones", pero "no de cambiar el cuadro a cada rato". "Astori, Vázquez y Mujica han marcado la historia de este país notablemente, en acuerdo o en desacuerdo", señaló.

Destacó que "la renovación se da después de tres períodos de gobierno nacional" y que esa "es una de las virtudes del FA", ya que "es el único que propone una renovación de las dirigencias" al tener cuatro precandidatos nuevos. "No está pasando lo mismo en los otros partidos, que en general repiten las candidaturas", afirmó.

Sobre el déficit fiscal, que volvió a aumentar, Miranda dijo que "hay que reducirlo y hacer los mayores esfuerzos", pero destacó que los gobiernos frenteamplistas han "llevado una política fiscal muy sólida que ha permitido que el déficit no crezca más, como ha sucedido en Brasil y Argentina".

El déficit fiscal "hay que enfrentarlo y exige políticas estructurales de fondo. El déficit fiscal es un tema de ingresos y egresos, y el problema es que hay un gasto público grande, entre otras cosas por un déficit en el gasto militar", manifestó Miranda.

En este sentido, se mostró "molesto" y le pareció "pésimo que un diputado del FA haya impedido esa ley que era fundamental", en referencia a Darío Pérez, aunque consideró que "no juega solo" y que la oposición tuvo responsabilidad al no haber votado. "El déficit no es un problema de la bancada del FA, es un problema del país. (...) La oposición no está de acuerdo en uno de los temas fundamentales para reducir el déficit, que son los gastos rígidos", expresó.

A su vez, también mencionó que parte del "problema estructural del gasto" es que "los gobiernos departamentales son los principales responsables del aumento del ingreso de funcionarios públicos, no el gobierno. La mayor parte del ingreso de funcionarios públicos en el Estado es de policías, maestros y salud, no de cargos de confianza. Vayan a las intendencias, donde los espacios de funcionarios y cargos públicos se manejan con familiares y amigos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)