LA RECTA FINAL

Michelini hizo un asado para “influencers” y recibió consejos

Los jóvenes son protagonistas de un programa que se trasmite por redes.

Rafael Michelini se reunió, asado por medio, con varios influencers. Foto: Sinfiltrouy / liu - Think Flow
El senador oficialista abrió las puertas de su casa en Pocitos para hablar con los jóvenes que tienen miles de seguidores. Foto: Sinfiltrouy / liu - Think Flow

Políticos e “influencers” corrían hasta ahora por carriles diferentes. Rafael Michelini, el senador del Nuevo Espacio, se salió de la regla este martes cuando recibió a tres jóvenes expertos en crear tendencias en su casa de Pocitos. Les preparó un asado, jugaron a responder preguntas y al final hasta recibió consejos sobre cómo contestar los mensajes de WhatsApp que le llegan como parte de su campaña.

Débora Reis (gimnasta de 23 años), Tomás Narbondo de 24 años (baterista de la banda de cumbia pop Dame 5) y Emilio Lemus (relacionista público). La primera tiene 78.000 seguidores en Instagram, el segundo 105.000 y el último 162.000. Incluso antes de tocarle el timbre a Michelini ya estaban subiendo sus historias a esa red social.

A la una de la tarde, cuando llegaron, Michelini prendió el fuego. En la parrilla había de todo: colita de cuadril, morcilla salada y chorizo. A eso se sumó una ensalada de papa, zanahoria y cebolla preparada por el senador frenteamplista.

El encuentro no fue casualidad. Forma parte de un ciclo audiovisual para redes sociales (Instagram, Facebook, Twitter y Youtube) donde los tres jóvenes “influencers” se reúnen con políticos y comparten un diálogo informal y descontracturado. Es la primera vez que lleva adelante en Uruguay.

Rafael Michelini se reunió, asado por medio, con varios influencers. Foto: Sinfiltrouy / liu - Think Flow
Michelini junto a los jóvenes. Foto: Sinfiltrouy / liu - Think Flow

El programa “Sinfiltro.uy”, ideado para redes sociales, es organizado por la agencia de publicidad e “influencers” LIU y el asado con Michelini fue el primero en concretarse. Hace un mes se le envió una invitación a un conjunto de políticos incluidos los precandidatos del FA Daniel Martínez, Carolina Cosse, los colorados Julio María Sanguinetti y Ernesto Talvi, Pablo Mieres (Partido Independiente) y el nacionalista Juan Sartori. “Hemos contactado a todos los políticos. Cosse por ejemplo nos dijo que no, que ella ya tenía muchos seguidores jóvenes. Martínez está interesado, pero capaz lo hace después de las internas. Algunos de los que contactamos ni nos contestaron”, señaló a El País Victoria Rodríguez, productora ejecutiva de la agencia LIU.

Michelini fue el primero en responder la invitación. “Acepté porque me interesaba saber qué opinan los jóvenes y qué características tienen esos jóvenes que son seguidos por tantos otros”, señaló a El País.

En su casa hablaron del asado, de sus vidas y muy poco de política. Michelini y Emiliano tomaron vino y Débora jugo de naranja. Al final, jugaron a la ruleta donde para cada número había una pregunta por responder para Michelini.

“¿Si tenés que ir a una isla desierta por tiempo indeterminado qué tres cosas te llevarías”, le preguntó uno de los “influencers”. “También pueden ser personas, supongo”, comentó Michelini. El senador contestó que se llevaría “su amor”, después “un tarro de dulce de leche” y un encendedor, para hacer fuego.

También le preguntaron qué superpoder elegiría tener. En primer lugar, Michelini señaló el “poder de la paz y terminar con la violencia”. Como parte de lo que define como su “lado pícaro”, dijo que le gustaría ser invisible para “meterse en reuniones y escuchar lo que dicen”. Uno de los temas que trataron fue sobre la campaña que inició Michelini por WhatsApp. El senador comentó que ya contestó más de 21.000 mensajes y los “influencers” le dieron un consejo: responder no solo con audios y agregar videos. La recomendación fue útil y ya fue puesta en práctica ayer, cuando envió videos como parte de un saludo final. “La verdad que está buena la idea”, admitió.

Descontracturado.

La intención de grabar un programa en la casa de un político es que se sienta cómodo y “descontracturado”, explicó Victoria Rodríguez. “La idea es que ellos no queden expuestos, que se vean con naturalidad. Lo que queremos es mostrar la parte humana de los políticos”, indicó. El programa está pensado para los jóvenes que votan por primera vez y ven a los políticos como una clase “acartonada” y “dura” que por lo general no dialoga en su lenguaje.

La idea fue poner a los políticos en las redes, pero no desde el ángulo de lo discursivo y lo ideológico. Antes de que surgiera el programa, la agencia de publicidad se puso en contacto con jóvenes que expresaron su desinterés con la política, lo que fue un disparador para concretar la propuesta.

Rafael Michelini se reunió, asado por medio, con varios influencers. Foto: Sinfiltrouy / liu - Think Flow
El senador fue el encargado de preparar la comida. Foto: Sinfiltrouy / liu - Think Flow

“Lo pintoresco fue que se encontraron dos generaciones diferentes. La del político y la de los “influencers”. “Son dos mundos absolutamente alejados que convivieron en una instancia y los chiquilines le terminaron explicando a Michelini cómo hacer para mejorar la calidad de sus historias en Instagram. Se terminan aconsejando desde sus diferentes lugares”, concluyó la productora.

Entre 80.000 y 100.000 personas visualizaron los contenidos del asado con Michelini. En julio, los “influencers” asistirán a otra comida con Mieres y más adelante a un partido de fútbol organizado por Sartori.

Influencer: “Antes veía a los políticos como muy cuadrados”
Rafael Michelini se reunió, asado por medio, con varios influencers. Foto: Sinfiltrouy / liu - Think Flow

Los “influencers” son líderes de opinión. No solo tienen seguidores, sino que interactúan con ellos. Hablan, les cuentan cosas y “van generando productos”, explicó Victoria Rodríguez, productora ejecutiva de la agencia LIU. Esto se traduce en que sus seguidores quieren usar su ropa, zapatos, ver cómo se maquillan.

Consultado por El País, el “influencer” Emilio Lemus dijo que “los jóvenes hoy en día no están interesados en la política”. “Es como que van y votan, entonces decidimos crear un poco este formato para conocer a los políticos más allá de su política y ver qué tipo de personas son”, explicó. Destacó que el senador Rafael Michelini (Nuevo Espacio) fue el primer político que se animó a abrir las puertas de su casa para recibirlo junto a Débora Reis y Tomás Narbondo.

Tras el asado en la casa de Michelini, Lemus dijo que cambió su percepción acerca de los políticos. “Sentía que los políticos eran fríos, capaz, o rígidos en el uso de las nuevas tecnologías. Los veía como muy cuadrados y la verdad que Rafael me sorprendió. Espero que otros también se animen”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados