PUJA MEDIOAMBIENTAL

Megabasurero: freno a proyecto de Orsi a un día de la veda por las departamentales

El plan, una de las apuestas de Yamandú Orsi, estaba en la mira de los vecinos cerca de Soca por un eventual impacto en la calidad del aire y el agua, y la contaminación de los suelos.

Los vecinos cercanos al Cerro Mosquitos temen por la calidad del agua y los suelos. Foto: Francisco Flores
Los vecinos cercanos al Cerro Mosquitos temen por la calidad del agua y los suelos. Foto: Francisco Flores

El gobierno postergó por tiempo indefinido la construcción de un “megabasurero” en el departamento de Canelones. El plan, que fue una de las apuestas del exintendente y candidato a la reelección, Yamandú Orsi, y que sería el eslabón final de la cadena de tratamiento de residuos, estaba en la mira de los vecinos de la zona que advierten sobre un posible impacto en la calidad del aire y el agua, y la contaminación de los suelos.

“Podemos anunciar -para dar la tranquilidad a los vecinos- que resolvimos con el presidente (Luis Lacalle Pou) suspender por tiempo indeterminado la habilitación de este sitio de disposición final de residuos en Canelones, en la búsqueda de una mejor solución a este problema”, dijo el ministro a los medios de prensa tras su reunión con el mandatario.

Minutos antes de su declaración, el jerarca comunicó a la población la decisión oficial a través de su cuenta de Twitter. Por ese medio fue que se expresó también el autor del proyecto, quien hoy pelea por su reelección -con la chapa de favorito- para su segundo mandato en el gobierno de Canelones.

“El proyecto no se cayó. Quedó claro que no existe objeción técnica alguna para inhabilitar solución. O sea, no contamina. Se busca un paréntesis para examinar una propuesta alternativa recibida por el gobierno nacional de escala regional. Con gusto estamos para coordinar después del 27”, escribió Orsi como reacción.

Es que la medida del gobierno, sin embargo, al haberse tomado a un día de declararse la veda y de que al gobierno se le vencieran los plazos para pronunciarse sobre el proyecto, se tiñe de los posicionamientos electorales partidarios que pujan en el departamento.

Canelones es uno de los departamentos en los que los comicios parecen estar definidos -todos los sondeos muestran una sólida ventaja por parte de Orsi-, y el ministro de Ambiente, Adrián Peña, es uno de los referentes políticos más importantes del departamento por parte de la coalición, tanto así que antes de que asumiera el cargo su nombre sonaba fuertemente como un posible candidato a la comuna canaria.

El ministro Peña explicó la decisión del Poder Ejecutivo. “En este momento en que asumimos hace muy poco tiempo, no hemos tenido el tiempo de trabajar en otra alternativa superadora. Creemos que podemos trabajar con más herramientas tecnológicas para encontrar una solución quizás más integral, y una visión más regional, no solo (para) el departamento de Canelones”, dijo el ministro de Ambiente.

Fue por eso que entendió con el presidente la necesidad de esperar al resultado electoral para conocer a las nuevas autoridades departamentales. “Tenemos que tener la definición electoral de quiénes van a estar a cargo del gobierno departamental, pero también de las áreas ambientales en cada departamento. Es una buena decisión la de darnos un tiempo, y la de repensar para encontrar una mejor solución. Ya hablamos con los actores involucrados -con la empresa y con el gobierno de Canelones. Hay una muy buena voluntad de participar de otra decisión en caso que la encontremos”, dijo el ministro Peña.

El "megabasurero".

A pocos días de dejar su gobierno, el 21 de febrero pasado, la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente del gobierno del Frente Amplio, Eneida de León, dio el aval para la construcción de una planta de disposición final de residuos -un “megabasurero”, como se le ha llamado- en la zona de Cerro Mosquitos, cerca de Soca. Antes el plan era ubicarlo en las inmediaciones del Arroyo Solís Chico, pero residentes y veraneantes se resistieron y lograron que se cambiara el lugar.

Irene Moreira junto con Eneida de León. Foto: Ángel Asteggiante.
Irene Moreira junto con Eneida de León. Foto: Ángel Asteggiante.

Los vecinos organizados lograron otra vez, al menos por ahora, frenar la nueva locación del proyecto que nadie quiere tener cerca. En los primeros días de marzo, cuando De León ya había cedido el puesto a la cabildante Irene Moreira, los vecinos fueron a la cartera y le entregaron a la ministra un recurso de revocación jerárquico y administrativo. Tras eso, empezó a correr el plazo de 200 días para que el gobierno se pronunciara.

En los primeros 150 la revocación la podía llevar a cabo la ministra -cosa que no sucedió-, y en los 50 restantes el presidente Lacalle. La semana pasada, Orsi defendió en una carta la viabilidad y sostenibilidad ambiental del sitio. Pero ayer, un día antes de que venciera el plazo, el ministro de Ambiente y el primer mandatario resolvieron poner en pausa el controvertido proyecto.

Peña dijo que planteo de vecinos no está probado por los técnicos
Adrián Peña asumió como ministro de Ambiente. Foto: Leonardo Mainé

El ministro de Ambiente, Adrián Peña, reconoció en declaraciones a El País que no existe un sustento técnico para dar marcha atrás al proyecto de la Intendencia de Canelones de instalar una planta de disposición final de residuos en el Cerro Mosquitos. Incluso sostuvo que lo expresado por los vecinos sobre los peligros ambientales del proyecto no ha podido ser probado.

“Nosotros no encontramos lugar al planteo técnico de los vecinos, pero sí entendemos el tema de la ruralidad de esa zona y que no quieran que esta sea afectada por este tipo de prácticas”, sostuvo el jerarca tras reunirse ayer con el presidente Luis Lacalle Pou.

Peña advirtió, además, que quizá se pueda buscar una alternativa para que el llamado “megabasurero” esté en otro departamento.

“La solución no necesariamente debe estar en el departamento de Canelones. Estamos trabajando alternativas con seriedad. Lo que hacemos es suspender y darnos tiempo para analizar”, aclaró el secretario de Estado.

Más allá del proyecto en Cerro Mosquitos, hay otra instalación que tiene en pie de guerra a los vecinos de Canelones. Un “megabasurero” de petróleo y frigoríficos pretende instalarse en San Jacinto. En ese caso las autoridades ambientales ven el proyecto con bueno ojos y la intendencia no.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados