CONFERENCIA

MEF brindó más detalles sobre las medidas para los sectores más afectados

La ministra de Economía, Azucena Arbeleche, realizó una conferencia de prensa para dar más detalles respecto a los anuncios divulgados en la tarde de ayer martes.

La ministra de Economía, Azucena Arbeleche, brindó una conferencia de prensa en la que realizó una puesta a punto respecto a las medidas de apoyo social y económico que fueron anunciadas en la tarde de ayer martes. "El uso de estas medidas es lo que nos va a permitir superar esta pandemia entre todos, elevar la mirada y pensar en la recuperación económica", expresó la jerarca y agregó que para esto se iniciará en los próximos días una campaña de bien público para informar a la población.

La ministra comenzó la conferencia haciendo referencia al apoyo de las micro, pequeñas y medianas empresas, a las que consideró "el motor de la economía" de Uruguay, ya que representan el 99% de las empresas privadas. 

"Son cruciales y por eso el apoyo que desde hace más de un año se le está brindado", indicó la jerarca. "Los nuevos apoyos se dividen en cinco: la exoneración al BPS, beneficios tributarios, facilidades de pago para deudas con BPS y DGI -para todas las empresas del país-, los subsidios a las tarifas públicas y ayudas monetarias y los instrumentos para que las empresas puedan acceder a la liquidez, algo que es fundamental para que no tengan que quedarse por el camino", detalló. 

 Respecto a la primera medida, la exoneración de aportes al BPS, Arbeleche indicó que involucra a los sectores "fuertemente afectados por la pandemia como el turismo, el deporte, la enseñanza, los organizadores y proveedores de eventos". En estos casos se anunció "una exoneración del 100% de los aportes.

Respecto al punto de los beneficios tributarios, la ministra indicó que se ofrece "reducción del único impuesto que pagan los monotributistas al BPS, así como nuevas oportunidades de venta". 

"Un aspecto nuevo, que hemos agregado, es que al igual que sucede con el monotributiste Mides que cuando generan dos meses de deuda esa deuda queda congelada, se la damos al monotributista", expresó.

El énfasis, expresó, está en "no perder la formalidad de estas empresas, de estas personas". "No queremos que porque la deuda va creciendo se vayan saliendo de la formalidad", expresó.

Arbeleche, Delgado, Mieres y otras autoridades participaron de la conferencia de prensa del viernes. Foto: Darwin Borrelli
Azucena Arbeleche. Foto: Darwin Borrelli

Además, los monotributistas tendrán "nuevas oportunidades de venta", ya que se les amplía el horizonte, porque el contribuyente del IRAE va a tener un beneficio en caso de comprar a este sector. "Es algo que hemos escuchado durante mucho tiempo tanto por los monotributistas como de las empresas pequeñas", indicó.

"Lo importante es que para que se pueda realizar este descuento, el pago debe realizarse a través de medios electrónicos", puntualizó.

Con respecto a las pequeñas empresas, también habrá beneficios tributarios. "Pagan impuestos de acuerdo a lo que facturan, ya no hay más un tributo fijo mensual", algo que también necesitará la facturación electrónica.

"Hay otra medida tributaria, en este caso para los contribuyentes de IRAE que se encuentran en la primera franja de facturación. Están exentos del mínimo mensual de IRAE", agregó.

Esta medida también alcanzará a los sectores más afectados por la pandemia, aunque no cumplan el requisito de encontrarse en la primera franja de la facturación. 

"La siguiente medida tributaria tiene que ver con la exoneración del Anticipo del Impuesto al Patrimonio que abarca a los sectores más afectados", indicó la ministra. 

Por otra parte, se tomó una medida que abarca a todos los contribuyentes del IRAE "cualquiera sea su tamaño". Se permitirá que las pérdidas fiscales se vuelvan a descontar en un 100% de la renta fiscal, hasta los cinco ejercicios siguientes para los ejercicios cerrados al 31 de diciembre de 2020 inclusive.

El subsecretario del MEF, Alejandro Irastorza, informó respecto "las facilidades de pago de deuda con el BPS". Este aspecto comprende deudas percibidas desde mayo de 2018 a marzo de 2020.

"Tenemos las facilidades a nivel de DGI, que comprende las deudas hasta el 28 de febrero (...) De esta manera se convierte en unidades indexadas y se paga en 36 cuotas. El plazo de presentación va desde el 1 de mayo de 2021 al 28 de febrero de 2022", expresó.

Irastorza adelantó además que si en la DGI ya se tuvo algún tipo de convenio "se puede pasar a esta facilidad", que resultará "más beneficiosa".

"En relación a los subsidios de Antel se proponen descuentos a los sectores de las Pymes afectados por la pandemia en los meses de mayo y junio con un cargo fijo de telefonía y descuentos en planes de acceso a internet", indicó. 

Con respecto a UTE se propone una exoneración del 100% del cargo fijo y potencia contratada para los sectores afectados y Mipymes con menos de 40 kw de potencia contratada que hayan reducido sensiblemente su consumo en 2020.

También se darán "ayudas monetaristas a cuentapropistas de los sectores más afectados por la pandemia". En este punto se darán $ 7.305 mensuales durante tres meses a aproximadamente 18.000 beneficiarios en los que están incluidos los monotributistas del Mides, los artistas, autores, guías turísticos, fotógrafos, sonidistas, entre otros.

Por su parte Marcela Bensión, directora de Política Económica del MEF,  hizo referencia al acceso al crédito.

El instrumento SIGA Emergencia se extenderá hasta septiembre, anunció y agregó que lo mismo ocurrirá con "SIGA Turismo", en donde además se agregarán a los sectores que han sido referidos como los más afectados.

"Además se vuelven a instrumentar beneficios de acceso al crédito a través de ANDE", indicó y detalló: "Préstamos a tasa 0% de hasta $ 25.000 para medianas y pequeñas empresas de los sectores más afectados y nuevos préstamos en tasas subsidiadas de hasta $ 100.000 otorgados por empresas de microfinanzas y subsidios de tasa por parte de ANDE".

Con respecto a este último punto, indico, se estima llegar a 5.000 empresas que son parte de los sectores más afectados.

"Saliendo un poco de lo que serían estos beneficios dirigidos a empresas, hay un segundo gran capítulo de apoyo al empleo, que hace referencia a los apoyos al empleo en varios aspectos: se flexibiliza el seguro de desempleo tradicional; se extiende hasta el 30 de junio el subsidio especial por desempleo (parcial) que permite reducir el horario y la jornada de los trabajadores; se incorpora al seguro de desempleo a los trabajadores con multiempleo y se extiende la cobertura de salud para aquellos trabajadores que hayan cesado su actividad", detalló la directora.

El tercer "gran grupo de apoyo" está dirigido a "los hogares más vulnerables". En este punto se informó que se incrementarán apoyos a los que ya otorga el Ministerio de Desarrollo Social. "Se duplica el monto mensual de las asignaciones familiares por los meses de abril, mayo y junio".

"En lo que respecta a TuApp que es un cupón canasta para personas en informalidad que no reciben otra prestación se duplica el monto mensual durante mayo y junio", agregó.

"Creemos que son muy importantes este tipo de apoyos por la cantidad de personas a las que se llega y por los apoyos que significa para los hogares", finalizó.

Monto de los gastos

"Todos los gastos relacionados con la pandemia, que hemos encapsulado en el Fondo Coronavirus los estiammos, para el 2021, en el entorno de los US$ 900 millones. La última cifra que habíamos anunciado en febrero era de unos US$ 540 millones y a esto se le sumó el paquete de medidas tribuatarias, de beneficios, de subsidios", expresó Arbeleche.

Si además se agrega "los apoyos que esperamos que se den desde el BPS, que tienen que ver con el seguro de desempleo y los apoyos en los sanitario directamente, nos lleva a la cifra de US$ 900", indicó.

Este total es equivalente a 1,6% del producto. "A estos gastos del Fondo Coronavirus debemos sumarle algunos elementos adicionales que no son parte del fondo, pero que sí se tienen que tener en cuenta como renunciad que hace el gobierno o como dinero que tiene que separar para dar garantías a sus préstamos".

"También estos ingresos que no van a entrar a las empresas públicas tenemos que considerarlo como parte del apoyo para la situación de pandemia", expresó.

Por otra parte, la ministra explicó cómo se componen los US$ 900 millones: el apoyo a los sectores más vulnerables tiene un monto de US$ 130 millones, el apoyo "directamente en lo sanitario" tiene un monto de US$ 420 millones y el apoyo que tiene que ver con el sector productivo y el empleo tiene un monto de US$ 350 millones. 

"Acá el mensaje importante que tiene que ver con los números es que toda la sociedad uruguaya va a tener todos los recursos necesarios para superar la pandemia y para elevar la mirada y empezar a pensar en la reactivación económica", expresó.

El objetivo, indicó, es no quedarse atrás en los apoyos. "Lo que hemos hecho es un manejo cuidadoso de los dineros públicos, focalizado, estudiando cuáles son los apoyos que se necesitan", dijo. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error