ACUSACIONES DE PROSELITISMO

En medio de la polémica, la IMM comenzó a repartir los alimentos donados por el Frente

La comuna capitalina entregó ayer los primeros alimentos donados por militantes frenteamplistas para las sedes de las diferentes ollas populares.

Funcionarios municipales entregaron ayer alimentos en una olla popular de La Teja. Foto: Francisco Flores
Funcionarios municipales entregaron ayer alimentos en una olla popular de La Teja. Foto: Francisco Flores

"Mirá, si querés te muestro lo que decían las cartitas. Antes de sacarlas les saqué fotos", dice Manuel, un funcionario de la intendencia que tiene puesta una remera blanca que dice "Plan de Emergencia ABC". Se está riendo por abajo del tapabocas y en su celular muestra una foto de un paquete de arroz con un papel pegado que dice: “50 años de lucha y unidad. Salud compañeros frentistas”. En otra foto se ve una lata de atún que en su tapa tiene escrito con marcador negro: “Volveremos compañeros, no pierdan la esperanza”.

Con cartita o sin cartita, las donaciones primero fueron recogidas por los funcionarios de la intendencia, y luego almacenadas y clasificadas en un depósito del Prado, para finalmente ser llevadas en dos camiones hasta las sedes de las diferentes ollas populares que tienen lugar en tantos barrios de la capital. La tarea de repartida comenzó ayer y seguirá durante al menos una semana.

“A mí no me interesa de dónde viene esta donación, a mí me interesa que estoy con hambre”. Así es la síntesis que hace Hugo, un hombre de unos 50 años que va a la olla popular de La Teja todos los martes y viernes a la misma hora. No se la pierde nunca, “ni cuando llueve o hay tormenta”, explica mientras usa el cuello de su remera como tapaboca.

Los alimentos que está por recibir Hugo transitaron un proceso bastante largo y sobre todo polémico hasta llegar a sus manos. El comienzo fue la iniciativa de la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, de utilizar los recursos de la intendencia para repartir las donaciones hechas en el marco del aniversario del Frente Amplio. Algo que generó críticas tanto desde la oposición como de parte de algunos legisladores de izquierda.

Polémica por las "cartitas".

En una primera instancia, la intendenta llamó a los militantes frentistas a que junto a las donaciones que estuvieran dispuestos a hacer, incluyeran una “cartita” para la persona que recibiera los alimentos. Aunque la idea era “transmitir empatía y solidaridad” en tiempos de crisis por la pandemia, los mensajes que los militantes dejaron también incluían ideas políticas, y de ahí que se generara la polémica por supuesto “proselitismo”.

El jueves pasado el Comité Ejecutivo Departamental del Partido Colorado expresó su "preocupación” por la decisión de la intendenta y a través de una nota dirigida a Cosse solicitaron que no se entregaran las donaciones hechas por el Frente Amplio por estar acompañadas de mensajes partidarios.

Horas más tarde, la intendenta respondió diciendo que las cartas serían devueltas al Frente, aunque “con la solidaridad como principio rector” la repartida de donaciones se realizaría de todos modos. El jueves, según recoge La diaria, Cosse ratificó en un comité de base que se va a aceptar “cualquier donación, porque lo importante no es de quién viene, sino para quién va”.

Ayer, desde la esquina de la calle Heredia se podía ver una fila de 17 personas que ocupaba media cuadra. Señoras mayores, niños, mujeres embarazadas y algunos adolescentes, no todos con tapaboca, llevaban una bolsa vacía en la mano.

Después de algunos minutos llegó un camión blanco con un cartel de la IMM seguido de un auto gris pequeño y una camioneta 4x4. De allí bajaron cinco funcionarios municipales que comenzaron a pasar los alimentos que llevaban a través de una ventanita.

Según informó la comuna a El País, en total las donaciones recogidas corresponden a 26 toneladas aproximadamente. Jorge Cuello, director del Cecoed, estimó que repartirlos llevará unos siete días.

El llamado a sala a Cosse

Por iniciativa del Partido Nacional, los ediles de la oposición definieron plantear el próximo 25 un llamado a sala a la intendenta para que explique la postura de la IMM de entregar los alimentos donados al FA utilizando recursos de la comuna. Según informó El Observador, la intendenta se reunió con su gabinete el miércoles y analizó los detalles de cómo se implementará el reparto de las donaciones. En la reunión, se aseguró que la repartida no requiere un gasto adicional al que ya dispone por el plan social ABC (Apoyo Básico Ciudadano).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados