Salud

Médicos desafían al gobierno con nueva propuesta salarial

El Poder Ejecutivo plantea topes y ajustes diferenciales.

SMU
Foto: Archivo El País

Los trabajadores médicos y no médicos de las mutualistas de todo el país definen por estas horas con el gobierno y las empresas, las condiciones salariales para los próximos dos años.

En el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) pretenden que los ajustes para los sectores con laudo sea de 8,5%, que un médico atienda a cuatro pacientes por hora en las policlínicas actualmente son cinco- y quieren que en las puertas de emergencia haya un médico para 20 pacientes cada 12 horas. Además buscan ajustes anuales y no semestrales y que el sector de la salud privada quede comprendido en el nivel dinámico y no en el intermedio de la economía como propone el gobierno.

Pero las condiciones del Poder Ejecutivo son otras ya que propone ajustes salariales diferenciales, topea las partidas salariales variables asociadas a los compromisos de gestión y destina recursos no ejecutados por la aplicación del tope médico para funcionarios no médicos.

El SMU no descarta realizar un paro en caso de que mañana en el marco de una nueva reunión del Consejo de Salarios, el gobierno no acepte rever la propuesta. El director de la Unidad de Negociación del SMU, Federico Preve, dijo a El País que se buscará mejorar los tiempos de la atención médica y que solo se aceptarán los aumentos salariales diferenciales si aprueban sus reivindicaciones.

Es que el gobierno estipula los ajustes para el sector medio en 7,5% para el primer año, 7% para el segundo y de 3% para el último semestre "en caso de que el acuerdo tenga una vigencia de 30 meses". En la propuesta realizada por el Ejecutivo a los médicos y a la que accedió El País, se establece que "la discusión de los Consejos de Salarios debe incluir no solo a los laudos mínimos sino también los niveles salariales del mercado de las empresas que integran el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS). Pero por otro lado, el SMU rechaza la "redistribución" de la partida variable que es una partida que cobran los médicos una vez por año y que el gobierno busca topear y transferir sus excedentes a los funcionarios no médicos. Preve señaló que "no aceptamos la redistribución, lo que sí podríamos aceptar es el tope de la variable con una redistribución interna del salario médico, llevando la variable de 3,5% a 4".

Por su parte, la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) realiza una serie de paros en las mutualistas en rechazo a la decisión del gobierno de incluir al sector en un nivel intermedio en las negociaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º