LA ENTREVISTA DEL DOMINGO

"En lo que me pasó hay responsabilidad de gente que tenía cerca"

Raúl Sendic, exvicepresidente y líder de la Lista 711.

Raúl Sendic. Foto: Fernando Ponzetto
Raúl Sendic. Foto: Fernando Ponzetto

—El 9 de setiembre de 2017 renunció a la vicepresidencia ¿Cómo fue el período desde esa fecha hasta ahora?

Primero voy a hablar de lo que pasó ese día. El 9 de setiembre estaba citado el Plenario para analizar el informe del Tribunal de Conducta Política que se había elaborado y se había difundido unos días antes. Conociendo el contenido del informe sobre el uso de las tarjetas corporativas, que hablaba de enriquecimiento ilícito o indebido, sentimos que se había propasado el límite de nuestra tolerancia (...). Esa afirmación que hace el Tribunal de Conducta quedó absolutamente descartada en el propio informe que hizo el fiscal (Luis Pacheco), donde él se encargó de decir que se había hecho un informe de todas las cuentas bancarias y de estados patrimoniales y habían llegado a la conclusión de que no solamente yo, ninguno de los directores de Ancap, había tenido un incremento patrimonial o enriquecimiento indebido. Por lo tanto esto muestra lo injusto de las conclusiones a las que había llegado el Tribunal (...) Consideré que tenía que renunciar y a partir de ahí gane tranquilidad.

—¿Se sacó una mochila de arriba?

Me saqué una mochila de arriba sí (risas). La tarea de la vicepresidencia es una tarea muy particular, hoy estoy muy contento que sea Lucía (Topolansky) la vice. Pero la verdad que era una tarea que si hoy tuviera que elegirla, no la elijo nunca más. El vicepresidente dirige las sesiones, pero no interviene en la discusión. No integra ninguna de las comisiones del Parlamento, tiene un papel de enlace y secunda al presidente, y yo personalmente no sirvo para eso. Hoy si lo tuviera que elegir de vuelta no lo elegiría.

—¿No se arrepiente entonces de haber dejado la vicepresidencia?

No me arrepiento. Tomé la decisión también de renunciar al subsidio cuando estaba en discusión, hoy es muy difícil que alguien se desprenda de un cargo. Hay legisladores que se cambian de partido pero siguen atados a sus sillones. Hay legisladores que entran por un lapso y cobran subsidio.

Pero usted había pedido el subsidio

No lo había pedido, nunca lo pedí al subsidio, funcionaba automáticamente. Como vi que se estaba analizando, le escribí un texto a Lucía anunciando que renunciaba.

—Dijo que la Justicia era el ámbito que le ofrecía más garantías. ¿Sigue pensando lo mismo después del pedido de procesamiento por peculado?

Sigo pensando lo mismo y se lo volví a decir. Presentamos un escrito para recusar el planteo que hizo el fiscal, pero cuando la jueza me preguntó si tenía algo más para agregar le dije que sí, que quería reconocer las garantías que nos habían dado. También reconocí el trabajo profesional del fiscal, a pesar de que no concuerdo con sus conclusiones. No es fácil estar en el lugar del fiscal cuando durante dos años ha habido tanta presión de una parte de los medios y una parte del sistema político.

El fiscal dijo que no sufrió presiones

Sí, pero ya el hecho de que tenga que aclararlo es todo un síntoma. Hay que ponerse en el lugar de un individuo que tiene que tomar resolución sobre algo que ha ocupado durante prácticamente dos años la opinión pública. No esperaba un archívese.

El fiscal Luis Pacheco dijo a Ecos que "no hay una caja perdida" como mencionó. ¿Existe la caja donde están los comprobantes de las compras?

Hay una resolución de Ancap que inicia una investigación administrativa, y cuando fui en octubre se lo dije a la jueza. Esto no es una novedad que surgió ahora.

¿Por qué no lo presentó ese argumento en la Jutep y en el Tribunal de Conducta?

Cuando la Jutep hizo el informe yo no lo sabía y Ancap no sé si se lo informó o no. Yo no lo informé, porque yo no lo sabía.

—¿Pero por qué no le dijo a la Jutep que sí tenía las boletas de los gastos?

Yo no tenía las boletas, lo que dije es que los gastos personales que había hecho los había reembolsado. Los personales, no todos los gastos, porque la tarjeta existe para que se puedan cubrir una serie de eventos relacionados con los gastos de los directores. Todos los directores hicimos gastos con las tarjetas.

—¿El reembolso fue de 130 dólares?

El informe de Jutep habla de un reembolso más amplio. Está ahí.

¿Cómo tomó los comentarios que se hicieron de la caja en redes sociales?

Ya estoy acostumbrado. Tendría que contestar algo parecido a lo que ha dicho Maradona, pero no lo voy a hacer (risas). Son frases muy inspiradoras (risas).

Pasó lo mismo con lo del título de licenciado. Por meses en redes sociales se habló del tema ¿Lo afectó en su momento?

A mí lo que me afecta y lamento profundamente es el grado al que ha llegado la política. Lamento que la política haya caído en este nivel de hipocresía, de mezquindad, de falta de lealtades. Lo que me ha pasado a mí no es culpa solo de la derecha. Acá hay responsabilidades de gente con la cual yo estuve muy cerca. Lamento que algunos de mis compañeros de izquierda participaran de esa feroz campaña (...) Hay algunos dirigentes que están pensando en una especie de posfrentismo, de nuevas alianzas, que aseguren mayorías en Uruguay. Posiblemente a esas cabecitas se les pase que nosotros sobramos en ese escenario.

Dice que hay una campaña, pero esto no se hubiera dado sin errores. ¿En el caso de las tarjetas por ejemplo se arrepiente de algunas compras?

Hoy si tuviera que echar el tiempo atrás, creo que hasta las eliminaría a las tarjetas (risas). Al primero que me diera una tarjeta, la prendería fuego a esta altura. Yo creo que hay gente que a mí no me perdona, no lo de las tarjetas, no me perdona lo que hice en Ancap. Que hayamos invertido US$ 1.200 millones para reflotar a una empresa fundida. No me perdona haber levantado Bella Unión (...).

Se lo acusó de hacer malas inversiones

Pasó esto: en el primer año de gobierno se instaló un relato que parecía que la situación del déficit era culpa de Ancap. Lo que pesa en el déficit estructural son otros elementos. Yo los defiendo, defiendo que haya transferencias a la seguridad social, transferencias al Fonasa, que hay que pagar la deuda externa y la Caja Militar. Ésas son las causas del déficit, pero eso no fue lo que se dijo al principio. Parecía que el déficit estaba relacionado a las pérdidas de Ancap, yo lo dije en la última entrevista con El País y lo vuelvo a decir: a Ancap se la fue estrangulando por la vía de las tarifas (...).

¿El uso de las tarjetas que hizo el senador Leonardo de León lo respalda?

Él está presentando un documento a la Justicia. En la revisión de gastos a la que tuve acceso un elemento a tener en cuenta es que la mayoría de los gastos son de representación. Pero él se defenderá.

¿Está bien que el Tribunal de Conducta tomara el caso?

La verdad, después de la experiencia que tuve con el Tribunal, tengo mis reservas. En mi caso no hizo un buen trabajo (...). Creo que es un organismo muy importante que todas las fuerzas políticas deben tener. Soy un defensor de la ética en la política. No hay ningún político que haya tenido el escaneo que haya tenido yo. ¿Entonces quiénes dentro del sistema político están en condiciones de pasar por ese escaneo? Entonces yo defiendo la ética.

—Una de las cosas que se le objeta es que no usó la ética cuando hizo determinadas compras con la tarjeta.

Estoy diciendo que cada vez que las utilicé hice el reembolso. Así que estoy tranquilo. Estoy tranquilo, incluso sea cual sea la resolución de la Justicia, incluso si la jueza decide que va a confirmar la acusación del fiscal y establece un delito de peculado que tenga consecuencias sobre la posibilidad de ocupar cargos en el futuro. La verdad es que no entré a la política para ocupar cargos y voy a seguir haciendo política igual, me es imposible no hacerlo.

—¿No va a apelar el fallo?

Lo analizaremos. A mí me gustaría no apelarlo para dar punto final y porque yo respeto mucho al proceso que se ha desarrollado en la Justicia, pero no puedo adelantar lo que voy a hacer.

—¿En este tiempo pensó en algún momento en dejar el país o la política?

El país no, nunca pensé en dejarlo. Yo tengo a una familia, tengo a mis hijos. La política sí pensé en dejarla, se me pasó por la cabeza.

—¿Qué le hizo volver?

Soy porfiado. Soy un convencido de lo que he hecho y de lo que queda por hacer.

"No soy parte de ninguna logia; no soy alcahuete"

El exvicepresidente Raúl Sendic dijo que no pertenece "a ninguno de los clubes de poder que hay en Uruguay". "No pertenezco a ninguna religión, no pertenezco a ninguna secta y no pertenezco a ninguna logia. Tampoco pertenezco a ningún club empresarial", aseguró en entrevista con El País.

¿Esto le puede haber jugado en contra? La respuesta de él es que "puede ser, sí". "Tuve oportunidades de pertenecer a algunos de esos clubes y me negué a pertenecer para mantener mi independencia política y de gestión. No le debo favores a ninguno y ni le tuve que hacer favores nunca a ninguno, y eso me da una tranquilidad enorme. No pertenezco a ninguno de esos clubes y eso puede tener consecuencias en el Uruguay", reflexionó.

¿Puede haber venido de ahí esta campaña de la que hablaba en su contra? "No sé, no puedo atribuir responsabilidades, pero me gusta aclararlo porque me da la tranquilidad no estar en ninguno de esos clubes. No soy alcahuete de nadie".

Lavador.
Por otro lado, consultado por la vinculación del senador Leonardo De León (Lista 711) con Daniel Mercado (arrepentido por haber blanqueado dinero negro del Partido Popular de España), informada por el programa "Así nos va" de Radio Carve, Sendic respondió que la persona en cuestión "está vinculada a una empresa de gestión de residuos y de producción de una biorrefinería". "La única explicación que hay es la búsqueda de opciones para la producción de energía a partir de los residuos", aseguró. A esto agregó: "Ninguno de nosotros anda con un rayo láser que identifique a los lavadores de dinero, cada uno se reúne con los que se tiene que reunir".

"El único que puede asegurar el triunfo del FA es Mujica"

—¿Cómo quedó la relación con el presidente Tabaré Váz-quez? ¿Volvió a hablar?

La última vez que hablé fue para informarle que había decidido renunciar.

—La Lista 711 sufrió varias bajas, ¿cómo piensa revertir esta situación?

Me parece que es lógico, cuando un sector que ha tenido un ataque tan grande como este (…). La 711 se convirtió en el sector más votado en la interna y eso desató todas las luces de alarma dentro de la izquierda. La campaña fue importante, fue de una ferocidad muy grande. Hay compañeros que no están en condiciones de aguantar y es lógico. Hoy estamos firmes con los que estamos y vamos a reconstruir un espacio de izquierda que nos permita tener un buen desempeño en las elecciones.

—¿El Frente Amplio puede llegar a perder en el 2019?

Es muy difícil que el Frente pierda las elecciones. Pienso que el que puede garantizar absolutamente el triunfo es el (José) Pepe Mujica, personalmente no voy a eludir esa respuesta. Es el único que nos puede garantizar el triunfo, quiera él o no. Lo otro que me parece es que debemos trabajar fuerte en restablecer nuestro vínculo con la clase media y con los trabajadores. Las necesidades de recursos obligaron a incrementar la masa tributaria, que cayó en el sector medio y hay muchos ricos que no pagan suficientes impuestos porque tienen una forma hábil de eludirlos.

—¿Cuál debería ser la prioridad para el cuarto gobierno?

Hay que volver a la mesa de diseño y arrancar a diseñar todo otra vez e ir por una tercera generación de reformas (...). Tenemos que poder resolver definitivamente el problema de la pobreza (...) En esta Rendición debemos conseguir más recursos para la educación y vivienda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)