La columna de Pepepreguntón

Los Martínez

Al intendente Daniel Martínez le ocuparon su despacho durante algunas horas. El sindicato de municipales decidió adoptar esa medida extrema de lucha que, desde que el Frente Amplio llegó al gobierno en 2005, es considerada como "una extensión del derecho de huelga".

El intendente se molestó. Mientras ordenaba pedir a la Policía el desalojo, Martínez reaccionó suspendiendo la reunión que ese día estaba pactada con Adeom y cortó el diálogo con el sindicato. "Así no. Al diablo, basta (…) Así es imposible", se quejó.

Para Martínez, la ocupación de su despacho por parte del sindicato fue "un acto de prepotencia" y "una falta de respeto". "Lamentablemente lo único que hacen es generar hecho tras hecho de confrontación, y así no va. Realmente estamos todos podridos" (sic), se sinceró el intendente.

Queda claro que a Martínez, el intendente, no le gusta que el sindicato le ocupe el despacho. Ya había dejado claro antes que no le gustaba tampoco que le hicieran paros. Martínez, el intendente, no quiere confrontación, sino diálogo. Y cuando Martínez, el intendente, considera que los trabajadores se han excedido en sus métodos de lucha, corta el diálogo.

¿Qué pensará sobre el tema el otro Martínez, el precandidato presidencial del Frente Amplio? ¿Qué pensará de las ocupaciones, los paros y los piquetes sindicales? ¿Qué opinión tendrá sobre los desbordes gremiales y de la confrontación como método de plantear reivindicaciones?

Martínez está en contra de las ocupaciones. ¿O usted cree a Martínez solamente le molesta que le ocupen su despacho? Debería aclararlo. ¿Qué piensa Martínez, el precandidato de las ocupaciones de oficinas públicas?

¿Qué piensa Martínez, el que el año que viene buscará transformarse en el candidato presidencial del Frente Amplio, de las ocupaciones de escuelas, liceos y facultades? ¿Y de las ocupaciones de hospitales? ¿También lo tienen "podrido" (sic), como a tantos uruguayos, o solo le hartan aquellas que afectan su gestión o despacho?

¿Qué piensa Martínez, el precandidato, de las ocupaciones de fábricas, empresas y comercios? ¿Qué piensa de que haya gremios que ocupen instalaciones privadas mientras hay una negociación tripartita en curso, como se ha vuelto costumbre?

Si de la mano del Frente Amplio Martínez es presidente, ¿va a llamar a la Policía para desalojar ocupaciones y piquetes, ya sea en instalaciones públicas como en empresas privadas, con la misma celeridad con la que llamó a la autoridad cuando lo que estaba ocupado era su despacho? Si es presidente, ¿irá Martínez a enfrentar la "prepotencia" sindical allí donde se manifieste con la misma determinación con la que lo hizo ahora, cuando la medida le afectaba a él?

¿Y qué dirá el Frente Amplio? ¿Aceptarán los comunistas y el MPP, Constanza Moreira y las bases, que los represente un candidato que, finalmente, ponga límites al desborde sindical?

¿Y qué hará el Pit-Cnt? ¿Pondrá su aceitado aparato al servicio de un hombre que se confiesa harto de sus métodos y su prepotencia?

¿O será que el Martínez candidato llamará a silencio al Martínez intendente y volverá a traer a escena al Martínez exsindicalista y luchador social para que todo vuelva a la normalidad?

Todo es posible. Después de todo, es política.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)