ELECCIONES 2019

Martínez: “La oposición lleva 14 años diciendo que está todo mal”

En la convención oficialista, Martínez criticó actitud de blancos y colorados.

El Frente Amplio aprovechó la convención para presentar su programa de gobierno, su nueva estética y el dilema electoral: ¿qué modelo país se quiere?. Foto: Fernando Ponzetto
El FA aprovechó la convención para presentar su programa de gobierno, su nueva estética y el dilema electoral: ¿qué modelo país se quiere?. Foto: Fernando Ponzetto

La convención es la señal de largada rumbo a la elección nacional del domingo 27 de octubre. Los partidos políticos toman fuerzas para la recta final. Claro que está la formalidad, esa que exige la ley. Pero para el Frente Amplio, que a la hora pactada ya había reunido en el Club Platense el mínimo de convencionales que establece la norma para dar inicio a la sesión, la de ayer fue una convención de preparativos. De estreno de jingle y de eslogan: “No perder lo bueno, hacerlo mejor”.

Al candidato Daniel Martínez no hay cosa que le guste más que hablar de tecnología y del futuro. Podría pasarse horas conversando sobre inteligencia artificial, sobre la automatización del trabajo o las “estaciones del mañana”, como si dirigiera sus palabras al Foro de Davos o a una charla TED.

Pero en la tarde de ayer, minutos después de que la convención oficialista confirmara la fórmula Martínez-Villar por 413 votos en 413, el discurso del presidenciable puso la vista en el pasado y en la “incertidumbre” del día después.

Que “la oposición lleva 14 años intentando instalar la idea de que está todo mal”, que los partidos fundacionales “se esfuerzan por aclarar que no van a dar marcha atrás (porque) saben que perderían votos”, que “no jueguen con la inteligencia de los uruguayos”.

El nuevo jingle del oficialismo -ese que antecedió al discurso de Martínez, ese que hizo bailar al Colorado de Omar que estaba en la tribuna y a José Mujica en la platea, ese que mostró escenas costumbristas entrelazadas con el fervor de la militancia- ya había marcado la impronta de por dónde irá el Frente Amplio a rescatar los votos perdidos: “Somos la ola esperanza / que no para en la estación / vení, vení con lo bueno”.

La exedila Graciela Villar, una de las que dice estar “subida a esa ola”, resumió el concepto al referir a dos proyectos: el de “las certezas” versus el de “la incertidumbre”. Y aunque su discurso mantuvo el espíritu de “apocalípticos e integrados” del filósofo Umberto Eco, logró sacarle un tímido aplauso a Carolina Cosse, la mujer que, a juzgar por los resultados electorales, corría con chances de quedarse con su lugar. “Me encanta verte soñar / con ese lugar más justo / al que queremos llegar”, suena en el jingle ideado por el publicista Claudio Invernizzi para renovar la estética frenteamplista.

¿Cuál es ese lugar?, se preguntó Martínez y ahora sí entró a hablar del futuro.

Programado.

La palabra “desarrollo” fue la que más repitió Martínez en los 12.541 caracteres finales de su discurso. La pronunció diez veces. Es que el ingeniero tenía ayer todo programado, tanto que el cierre del acto pareció el lanzamiento de un programa de gobierno: “Este ambicioso programa que hemos presentado esta tarde, requiere una nueva generación de políticas públicas. Más aún, el Uruguay del siglo XXI requiere una profunda transformación del Estado. Estoy convencido de que el Estado para el Uruguay del siglo XXI no puede ser ni chico, ni grande, ni gordo, ni flaco; debe ser un Estado inteligente”.

Martínez repitió una a una las frases que iban apareciendo en el teleprónter colocado delante suyo. Si lo de Villar era la oratoria improvisada, esa que agita la tribuna, la del candidato a Presidente era la palabra medida que iba repasando los “errores” de la era frentista y las promesas de campaña.

Él sabía que era un discurso largo e introspectivo, así lo dejó en claro cuando tomó agua “porque se seca la boca” o cuando expresó “perdonen si los estoy aburriendo pero…”.

Martínez cosechó los mayores aplausos cuando se refirió a las mujeres. “¿Queremos que las mujeres vuelvan a abortar en la clandestinidad? No, no queremos, no podemos dar marcha atrás”, remarcó el presidenciable en un juego con el público en que él preguntaba y la tribuna respondía. Y después prometió “nombrar un gabinete paritario como una demostración de que hombres y mujeres podemos compartir, en pie de igualdad, las más altas responsabilidades”.

Otra vez, el Frente Amplio aprovechó la “formalidad” de la convención para entusiasmar a sus bases. Porque el acto protocolar tuvo lo de siempre: el himno, el voto general y nominal, y el cuarto intermedio mientras se preparaba para ingresar al Platense la fórmula.

El Frente Amplio presentó jingle y eslogan nuevo. Foto: F. Ponzetto
El Frente Amplio presentó jingle y eslogan nuevo. Foto: F. Ponzetto

Risas y banderas. 

Las únicas risas de ese preámbulo surgieron cuando la mesa nombró a la convencional Mariana Bolsonar que, por su parecido con el apellido del presidente brasileño, sirvió para liberar tensiones.
Fue entonces cuando un espectador agitó la bandera con los colores del arcoíris (de la diversidad). Más tarde las que se verían serían las insignias partidarias, los pañuelos contra la reforma que promueve Jorge Larrañaga y el pabellón nacional.

Hasta Martínez y Villar se animaron a bailar al ritmo del pegadizo jingle: “Vení, vení con lo bueno”.

La diez medidas de Martínez que la convención más aplaudió

Formación: realizar, entre el año 2020 y 2024, al menos 400.000 capacitaciones focalizadas en las nuevas modalidades de trabajo y demandas laborales.

Startup: impulsar en ocho puntos del país las estaciones del futuro, espacios de trabajo que incorporan tecnología y conocimiento mediante las llamadas startups.

Ambiente: promover una red global de monitoreo de todos los cursos de agua, colocando los datos a disposición de la ciudadanía. Entablar una lucha frontal contra los plásticos de un solo uso y los embalajes plásticos innecesarios, disminuyendo de esta forma los residuos que contaminan a la tierra y los océanos.

Negocios: creación de un Sistema Integrado para la Negociación Internacional, con el objetivo de potenciar la generación de acuerdos internacionales de diversos tipos: arancelarios, de comercio, de inversiones y de doble tributación.

Género: fortalecer la implementación de la Ley 19.580, para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia basada en género y profundizar la promoción de la corresponsabilidad social en relación a las tareas de cuidados de las personas dependientes.

Cárceles: realizar profundos cambios en la política carcelaria, poniendo énfasis en la seguridad y la rehabilitación como temas que deben complementarse.

Educación: el aprendizaje deberá reflejar problemas reales de los estudiantes, promoviendo capacidades de innovación para la resolución creativa de problemas y el aprendizaje colaborativo, la educación por proyectos y otras prácticas pedagógicas innovadoras.

Dinero: armado presupuestal en base a programas y proyectos.

Gestión: introducir herramientas modernas de gestión por resultados, incluyendo un Sistema Nacional de Gestión de Proyectos de ministerios, entes autónomos y empresas públicas.

Seguridad: lás cámaras de vigilancia, y más y mejor patrullaje en las calles, mejorando los controles y apostando fuertemente a intervenciones policiales basadas en la información y la inteligencia para desarticular grupos criminales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)