LA DEFINICIÓN

Martínez llamó a conseguir un “maracanazo” en el balotaje

Martínez llamó a la militancia frenteamplista a “dejar todo en la cancha” para ganar el balotaje. “Los invitamos al sueño de que esto sea como en el Maracaná”, dijo el candidato en un acto en el Chuy.

Daniel Martínez visitó durante el día de ayer varias localidades del departamento de Rocha para hablar “mano a mano” con la gente. Foto: Valeria Gil
Daniel Martínez visitó varias localidades de Rocha para hablar “mano a mano” con la gente. Foto: Valeria Gil

La tarde más épica del fútbol uruguayo tuvo lugar hace 69 años. El “maracanazo” quedó marcado como la mayor hazaña en la historia de los mundiales después de que la selección uruguaya revirtiera un resultado adverso para ganar la Copa del Mundo en Brasil. En estas elecciones, el candidato del Frente Amplio Daniel Martínez quiere lograr su propio “maracanazo”.

Todas la encuestas lo ubican entre cinco y siete puntos detrás de su competidor Luis Lacalle Pou. No tiene partidos que lo apoyen a diferencia de su contrincante, pero no se quiere dar por vencido. Su partido es el “voto a voto” y ayer le tocó el turno a Rocha: primero al Chuy, luego a Barra del Chuy, Castillos y terminó en la capital departamental.

“A redoblar, a redoblar, a redoblar muchachos la esperanza” cantó en la plaza principal de Rocha junto a militantes que lo esperaban. Saludó y se sacó fotos y cuando estaba por irse una mujer lo llamó: “Hace dos horas que estamos esperando” y el candidato sin dudar se subió a un estrado improvisado para dar un breve mensaje de tres minutos a la militancia. “Martínez no se va, Martínez no se va”, cantaban hombres, mujeres y niños.

“Somos recibidos por miles de abrazos que son los que nos dan la fuerza, porque venimos de una campaña dura y estamos acá parados por el amor que nos trasmiten”, aseguró. Martínez transmitió que es posible superar el balotaje con “un gran triunfo del Frente Amplio” y pidió “dejar todo en la cancha”.

“Los invitamos al sueño de que esto sea como en el Maracaná, todo está en nuestra contra aparentemente. Todo parece que fuera a ser en nuestra contra, pero de la misma forma que tuvimos 11 leones que en Maracaná dieron vuelta la historia vamo’ arriba Maracaná , vamo’ a ganar el 24 de noviembre”, dijo Martínez en el Chuy. Después de la arenga llegaron los aplausos, las selfies y los abrazos.

“¡Se siente, se siente, Martínez presidente!” Se escuchó en la plaza. El candidato se mostró tranquilo y negó estar nervioso como sostiene la oposición.

Daniel Martínez durante acto con jóvenes. Foto: Leonardo Mainé.
Daniel Martínez durante acto con jóvenes. Foto: Leonardo Mainé (Archivo).

Aunque se mostró optimista de ganar, también dio señales de que está preparado para una eventual derrota. “Estamos acostumbrados a trabajar desde el llano o desde las responsabilidades. No nos asusta la alternancia de poder, es algo que democráticamente aceptamos y no estamos para nada nerviosos y para nada agresivos y eso que hemos recibido palo”, aseguró.

En su último fin de semana de campaña, Martínez dijo que mantuvo 38 reuniones con agrupaciones del Partido Colorado, del Partido Independiente, el PERI, Cabildo Abierto y un grupo de cooperativistas que habían votado en blanco. “Estamos peleando el voto a voto”, remarcó.

Tres días después del debate presidencial con Lacalle Pou, Martínez salió a responderle algunas de las afirmaciones realizadas por el candidato blanco, como la que durante su administración en la Intendencia de Montevideo se duplicaron los gastos de Secretaría.

Acusó a Lacalle Pou de decir “falsedades” como por ejemplo que solo el 8% de las embarazadas que se atienden en ASSE estaban correctamente controladas. Aunque no aclaró cuáles, dijo que los números que se dieron sobre la enseñanza: “son falsos”. “Son falsos”, repitió.

“Ni siquiera le ponen inteligencia a lo que hacen”, afirmó el candidato sobre lo que fue la intervención de Lacalle Pou en el debate. Como ejemplo, citó el caso de la Intendencia de Montevideo donde Lacalle Pou dijo se duplicó el gasto en la secretaría general.

“Se olvidaron que en la secretaría general está la secretaría de la igualdad de género y que la Intendencia duplicó el presupuesto para que la igualdad entre hombres y mujeres exista y que le agregamos la secretaría de relaciones internacionales. Se olvidaron que en Montevideo, entre muchas obras, se está haciendo la Unidad Agroalimentaria y eso implica gente y contratos”, explicó.

Luis Lacalle Pou y Daniel Martínez en el debate previo al balotaje. Foto: Fernando Ponzetto
Luis Lacalle Pou y Daniel Martínez en el debate previo al balotaje. Foto: Fernando Ponzetto

Para Martínez decir que la Intendencia de Montevideo hizo “clientelismo” -como sostuvo Lacalle Pou en el debate- es “falso” y un “disparate”. “Son a esas cosas que nos tenemos que enfrentar. Pero hay que llegar al corazón de la gente”, agregó.

Como en otras oportunidades, el candidato oficialista defendió la actuación de las administraciones del Frente Amplio.

“Tenemos la certeza de que hemos tenido un gobierno que le ha cambiado la vida a la gente. Tenemos miedo de que se repitan en Uruguay cosas que ya han pasado, que han pasado en Argentina, a eso le tenemos miedo porque eso lo paga el pueblo y lo paga la gente”, subrayó el candidato en Rocha. Dijo que le asustan las propuestas que se conocen, pero más que nada las que no.

“Elaboramos propuestas para que la gente no vote un cheque en blanco, cuando vote Martínez-Villar”, acotó en alusión a Lacalle Pou. “¡Sí se puede, sí se puede!”, coreaba la militancia en la plaza de Rocha.

se priorizó el contacto personal con los votantes

“Hacemos dos por uno”, dijo Daniel Martínez a las carcajadas ayer en el Chuy cuando le pidieron sacarse una foto y luego otra y otra. Es que en cada recorrida son algo así como 1.000 fotos y 1.000 abrazos y otros tantos de autógrafos, contó ayer Martínez. El candidato del FA dijo estar “recontento” por las demostraciones de cariño de los militantes en la campaña, pero de todos modos se atrevió a una broma: “Te llenan el corazón, a veces te dejan medio mareado, porque tanto beso y tanta foto, a veces uno no sabe para dónde va a ir”.

En esta etapa de la campaña rumbo al balotaje, el candidato priorizó el contacto mano a mano con la ciudadanía. No se hicieron actos de masas, pero sí barriadas, recorridas y reuniones privadas con dirigentes de todos los partidos políticos en búsqueda del llamado “voto a voto”. Para él, la interacción directa con el votante “vale más que mil discursos”, según lo que dijo ayer en el Chuy.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)