FRENTE AMPLIO

Martínez evita definiciones: “Ya me quemé con leche”

El frenteamplista criticó el plan de austeridad del blanco Luis Lacalle Pou.

Intendente de Montevido Daniel Martínez
"Tengo pavor de esa moda (de ajuste de austeridad). Parece más publicitario", dijo. Foto: archivo El País.

Daniel Martínez viene con viento en la camiseta en su carrera electoral. Logró derrotar a la “máquina del MPP” -así conocen a la operativa del grupo de José Mujica- cuando se impuso en la elección municipal de Montevideo ante Lucía Topolansky. Desde esa instancia la figura de Daniel Martínez logró proyección nacional.

Hoy el exintendente es el candidato favorito a ganar la elección interna del Frente Amplio. Por eso tiene una estrategia cautelosa y evita comprometer metas puntuales que lo dejen atado en un futuro.

El precandidato frenteamplista disertó ayer en un desayuno de trabajo organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM). Su presentación llegó en momentos en los que Martínez ha recibido cuestionamientos por parte del contrincante blanco Luis Lacalle Pou.

Es que el tema económico pasó a estar en el centro de la campaña; incluso más que la inseguridad. Tras su presentación Martínez recibió preguntas del público empresarial efectuadas por los dos moderadores.

Evitó responder si tiene decidido derogar el decreto que habilita las ocupaciones de los lugares de trabajo, dijo que no podía comprometer un número al cual se debería bajar el déficit fiscal, no puntualizó la forma en la que pretende bajarlo, ni aclaró cuáles son los sectores de actividad en los que considera que es posible estudiar un aumento de impuestos.

Lo que sí no evita el precandidato es responder. Cada una de las preguntas las toma y da su opinión. Pero en esa opinión evita ser categórico a la hora de fijar metas. En el cierre del evento, en rueda de prensa, explicó que no pretende “quemarse con leche” otra vez.

El dirigente frenteamplista refiere a una entrevista en El País en su campaña para la Intendencia Menciona de Montevideo donde se lo consultó por el precio del boleto.

“Yo leo la realidad. También me quemé con leche. Si en una entrevista donde dije nueve veces, que decir que se podía bajar el boleto era demagógico. Y luego tras la insistencia de la periodista, (aclaré que) si pasa esto, esto y esto… pero es a largo plazo: en ese caso se podría bajar (el boleto). Ta, después hubo gente que tomó la última parte y la viralizaron diciendo que había (prometido) bajarlo”, comentó Martínez a los medios de prensa argumentando su decisión de no ser tajante en algunos anuncios electorales.

Si bien varios de sus planteos y explicaciones son ramificadas con anécdotas de su vida personal, el dirigente socialista tiene una estrategia trazada para la interna oficialista.

Martínez asegura no esconde su idea de analizar posibles aumentos de impuestos en algunos sectores. Pero aclara y remarca que de tomar una medida de ese tipo, si le toca llegar al gobierno, no será de “carácter general”.

“Globalmente no es la idea" subir impuestos y aclaró que eso "no quiere decir que algunos sectores se le bajen y a otros se les suban", comentó en el final de su exposición en ADM.

En su presentación el precandidato frenteamplista se centró en la necesidad de generar políticas transversales para potenciar los recursos públicos. Incluso volvió a apelar a la estrategia que los frenteamplistas tienen en la campaña de comparar la situación uruguaya con la argentina o brasileña.

“Nadie puede negar que a Macri, a Bolsonaro les encantaría tener un 10% de la estabilidad macroeconómica que tiene nuestro país”, opinó y aclaró que hoy la realidad mundial da más incertidumbres que certezas.

Para el precandidato la situación uruguaya permite dar un salto en calidad futura, y por eso argumentó su eslogan de campaña: “El nuevo impulso”. “Desde la crisis de 2002 el Uruguay ha venido creciendo. Algunos pueden decir que estamos con algunos problemas, pero yo creo que en definitiva es una oportunidad. De dar ese gran salto en calidad”, explicó.

Durante su discurso, el precandidato del Frente Amplio se refirió a la seguridad y dijo que “no es cierto que la seguridad sea un tema solo del Ministerio del Interior” y explicó que es un tema “multicausal” y que por lo tanto “hay que abordarlo de esa forma”.

El exintendente sostuvo que se debe “trabajar mucho más globalmente, recuperando el dominio del Estado de algunos territorios que en parte se ha perdido” y eso, dijo, se debe hacer “abordando mucho más el problema de las propias raíces de la seguridad y la violencia”.

En su exposición aprovechó la oportunidad para criticar -sin nombrarlo directamente- al precandidato blanco Luis Lacalle Pou. El nacionalista planteó en su programa de gobierno un “shock de austeridad” para bajar el déficit fiscal ahorrando unos US$ 900 millones anuales.

“Tengo pavor de esa moda. A veces me parece más publicitario que otra cosa”, dijo Martínez argumentando que cualquier funcionario público tiene que tener como guía ética el cuidado de los fondos públicos.

Especial

Para saber más

Elecciones 2019: encuestas, noticias, frases, entrevistas, imágenes y videos de la campaña electoral en Uruguay los encontrás en nuestro especial Uruguay Vota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)